Radio Sorena

Radio escuchar Radio Sorena en directo Online España La calidad y la emisión continua.

¿Un besugo es pescado? No, Hammond, son vacas. Claro que es pescado. No me gusta el pescado. Bueno, con esa terrible decepción. Para él. Volvemos al estudio. ¿Por qué dijiste «volvemos al estudio», ? Cierto. Tengo una galleta. No puedes hacer eso en los especiales. Lo sé. Se me olvidó. Nunca hagas eso. Nos da la oportunidad al menos de decir lo buenos que son los autos GT. Me encantan. El motor en el frente, toda la potencia que necesitas, son todo lo que quieres en un auto. Estoy de acuerdo. El BMW fue el mejor, además. Pero, James, ¿por qué no les cuentas a las damas y caballeros sobre el sistema de advertencia de cambio de carril del BMW, ese que te mantiene entre las líneas cuando vas conduciendo? Sí, lo que sucede es que era un auto previo a la producción en masa, así que tenía un pequeño fallo y no se podía apagar. Y es bastante molesto en la carretera, porque hace eso. Pero en la pista, el problema es que intentas lograr un ápex perfecto pero el auto piensa: «Está por tener un accidente», y te tira de vuelta al medio de la pista. Es extremadamente molesto. Estaba eso, de lo que te quejaste mucho, y la caja de cambios. Sí, la caja de cambios, bueno. El problema ahí es que hay dos señales en el tablero. Una dice qué cambio que seleccionaste. Pero la otra dice en qué cambio el auto cree que deberías estar. Así que en la pista, vas conduciendo y piensas: «Viene una curva, entraré». Bajaba a segunda y el auto decía: «¿Séptima?» ¿Qué? De veras, es molesto. Básicamente son los alemanes diciendo: «¿Qué sabrrrá este inglés?» Exacto, eso es. Pero el BMW fue muy rápido. Fue excelente. Pero aún creo que el Bentley fue el mejor. Sí, estoy de acuerdo. ¿Qué? Estoy de acuerdo. Me gustó mucho el DBS, ¿sí? Era un auto fantástico. También me gusta el DB. Y el Vantage. Pero para hacer ese viaje, elegiría el Bentley. Espera un minuto. ¿No acabas de recomendarle el Aston Martin DBS a un amigo tuyo? Sí, así es. ¿Se lo compró? Sí, lo compró. Y con esa terrible decepción para él, es hora de terminar. Muchas gracias por vernos. ¡Adiós! de información clasificada a la inteligencia rusa.

Teléfono: +34 942 221 621



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *