Radio Club Los Love

Radio escuchar Radio Club Los Love en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Yo no decido al azar quién vive o muere. Lo hago basándome en qué vida posee más valor. Nosotros, por ejemplo, yo voy a pasar el resto de mi vida en la cárcel. Y usted puede tener una carrera larga y productiva. Bajo cualquier criterio razonable, su vida posee más valor, por eso debería coger mi arma. Necesitamos un nombre. Y se lo daré. en cuanto comprenda que tiene que matarme. ¿De qué habla? No sé por qué quiere saber quién era Reddington, pero está claro que está dispuesta a arriesgarlo todo por saberlo. Su carrera, y todas las cosas buenas y productivas que podría realizar, y que hacen que su vida sea más valiosa que la mía, pero solo tendrá ese valor si sus colegas no se enteran de que estuvo aquí. Y eso solo pasará si cuando lleguen ya estoy muerto. Como ya he dicho, es un cálculo sorprendentemente sencillo. No vamos a matarle. Claro que no. Se va a suicidar. Eso es lo que hace, arregla los asesinatos para que parezcan accidentes. O suicidios. Mi arma. No tiene mucho tiempo. O muero ahora o paso el resto de mi vida entre rejas. En cierta forma, es como una eutanasia. ¿No lo estarás considerando de verdad? Espérame en el coche. No puedes hacerlo. El arma por el nombre. Si quiere el nombre, no tiene alternativa. Vete. Esto no está bien. Marguerite Renard. Encuéntrela y sabrá quién era Reddington. Es lo más ético que se puede hacer. Tenemos que irnos. Ya he oído lo de Klepper. Debió escucharos llegar y decidió que suicidarse era mejor que pasar el resto de su vida en la cárcel. ¿Piensas lo mismo? No exactamente, no. Encontré el teléfono de Klepper en la caravana. Este es el número que ha sacado Criminalística. Y este es el que me diste. Así que, lo que «pienso», es que nos diste un número falso para que corriéramos en círculos mientras localizabas el auténtico para llegar primero hasta Klepper. Mira, el primer escenario en el que pensé, era que lo estabas haciendo por Reddington. Como no está por aquí, tú le haces los recados. Pero entonces lo comprobé. Desde que está en Missouri, no le han permitido hacer o recibir llamadas. Puedo explicarlo. No sabe nada de este caso, ¿no?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *