TEA FM

Radio escuchar TEA FM en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Bueno, esa última fue más bien una observación. .que una razón. Supón que te venda mi dispositivo. ¿Cómo sé que lo usarías. .para algo digno de su poder? De acuerdo, de acuerdo. ¿Quieren saber qué más me molesta? Empoderamiento. ¡Uck! El bravucón poderoso, el impotente, y. .y estos animales necesitan aprender. .que no son inmunes. Es por eso que estoy usando este dinero. .para construir algo diez veces peor. . que el virus Nergal. De acuerdo. Eso es aterrador. Pero, y esto no es para apresurarte de ninguna manera. Con tus bocadillos ahí. Pero a mis guardaespaldas y a mí nos encantaría hacer este intercambio, si es eso posible. Y cuanto antes te paguen, antes podrás hacer que todos los demás paguen, ¿verdad? Es una muy buena idea. Sí. Te envié la autorización. Sólo tienes que aceptar. De acuerdo. Esa pequeña barra se vuelve verde. Traslado completo. Genial. Gracias. Oye, ¿canapé? Claro. ¿Dónde está el dispositivo? De acuerdo, de acuerdo. Crees que lo llevo encima. Sí. ¿Qué crees que soy, estúpida? No, hay una persona aquí en la fiesta. .que ha. Sigue. Espera, espera, espera, espera. ¿Tienen nueces? Sí, quiero decir pistacho. De acuerdo. Respira lenta y calmadamente. ¿Aquí? No hay nada aquí. Sólo este EpiPen. Lo siento. Aquí tienes. Ahora. Dijiste que alguien ahí afuera tiene el dispositivo. ¿Quién sería ése? ¿Quién? Está buscando su teléfono. El contacto tiene que estar ahí dentro. De acuerdo. Está bloqueado. Patterson. Tengo que encontrar una puerta trasera en este teléfono. ¿A quién le importa lo que haga con el dispositivo? Te doy $ millones de dólares. ¿Qué pasó con lo de «el cliente siempre tiene.? Bueno, eso es muy interesante. Hace segundos envié una foto tuya. .a mis buenos amigos en mi oído. Han estado investigando. Y tú no eres PopUpKid. ¿Entonces, quién soy yo? Eras Nas Kamal, antes de la NSA. Y ahora. Estás muerta. ¡Mátala! Encontraré la caja. Accedí al teléfono de Delilah. Pruébalo ahora. Sólo hay un contacto. Este tiene que ser su hombre con la caja. Esperemos que podamos identificarlo. Antes de que se dé cuenta de que no soy Delilah. Allí. ¡Una redada del FBI! ¡Todos corran!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *