Radio Piter

Radio escuchar Radio Piter en directo Online España La calidad y la emisión continua.

¿Nigel Mansell fue popular aquí? Sí. Una superestrella mundial, lo adoran. ¿Por qué la gente te señala? Sí, creo que les gustaban las carreras. ¿Nigel alguna vez corrió en un Bentley? Obviamente, es famoso por Williams. Ah, sí. Eso debe ser lo que está confundiendo a la gente. Por eso queda perpleja. Me gustaría ser Richard Hammond. La vida es mucho más simple. Nuestro próximo destino era un circuito de carreras a kilómetros. Y como James y yo teníamos GPS racistas, nos dejábamos guiar por el hombre al frente, lo cual fue un error. Hammond, definitivamente ya hemos pasado por aquí. Si querían que estuviera a cargo de la navegación, no debieron pegar la cabeza de Nigel Mansell a mi capó. Lo intento. Finalmente, Hammond logró toparse con la autopista que nos sacaba de allí. Pero las cosas no mejoraron. ¿Por qué vamos tan lento? Me están rebasando camiones. La cabeza de Nigel Mansell no me deja ver los letreros, y debo mirar a un lado de él para verlos y no quiero perdérmelos. Había un letrero ahí para Teherán, que es Irán. No iremos a Irán. No sé. No veo los s letreros por culpa de Nigel. Ahora me rebasó una camioneta anaranjada. Todos están filmándonos. Es vergonzoso. Saldremos en las noticias. Hammond lo leerá y dirá: «Ese no era Nigel Mansell, cretinos. «Era alguien llamada Josephine Stalin». Finalmente, encontré lo que supuse que era nuestra salida. Es ahí. No, no es ahí. Vamos por aquí y luego hay otro camino más grande y luego llegaremos. Y eso es exactamente lo que no ocurrió. ¡Hammond! ¡Acabo de tocar el suelo! Sí, eso sucede mucho en los caminos principales. El DBS es cinco milímetros más bajo que el DB que, por supuesto, es maravilloso para un camino así. Sin embargo, al menos las cosas empeoraron. Ese hombre está armado. Otro hombre con una metralleta. Bien. Mucha gente con metralletas. Luego un lugareño me explicó exactamente dónde estábamos. Es la frontera que no es una frontera. Miren aquí. ¿Bien? Aquí estamos. Sí. ¿Sí? Esa es la frontera entre Georgia y Rusia según la reconoce la mayoría de la gente del mundo. Pero los rusos creen que está aquí. Lo que hacen es poner un cerco de alambre de púas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *