Radio Castillo

Radio escuchar Radio Castillo en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Por la noche, lo mueven de lugar. Bien. ¿Los rusos lo mueven? Los rusos lo mueven. Así que cuando te vas a dormir, vives en Georgia. Cuando despiertas por la mañana, eres ruso. Pero vive gente aquí. Y esta es una especie de zona rural en el medio de la nada. ¿Qué tal si alguien hiciera esto en Ross-on-Wye, donde vivo yo? Sí, ¿qué tal si de repente despertaras y los galeses decidieran.? Sí. Es aproximadamente la misma distancia. Claro, estás en Gales. Luego conocimos a una víctima de esta dis fronteriza. Señor, ¿es usted georgiano? Claro que sí. Tengo años, y los años los viví en Georgia. ¿Ven ese árbol grande de allí? Esa tierra es mía. Esa tierra me pertenece. Eso es lo que tengo en el territorio georgiano. Los rusos no me permiten trabajar en mi tierra. ¿Podría cruzar y venir aquí? No, querida, me arrestarían y me llevarían a Tsjinvali. ¿Hay soldados rusos ahí? Sí, andan caminando por aquí, patrullando, para asegurarse de que no cruce el cerco. No quiero nada más. Solo quiero trabajar en mi tierra. No tengo nada. Ayúdenme a liberarme de esto. Lamentablemente, como somos The Grand Tour y no las Naciones Unidas, lo único que podíamos hacer era quitar la cabeza de Nigel Mansell, despedir a Hammond como navegante. y continuar nuestra búsqueda del circuito de carreras. Y una vez que encontramos el camino correcto, James comenzó a atraer algunos amigos especiales en sus BMW. ¡Santo cielo! ¿Vieron lo que sale del capó de esa cosa? Es un profesor emérito en la Universidad de Tiflis, estudia latín y griego antiguo. Así es como va a trabajar por la mañana. ¡James! Ahí hay otro. Este es incluso mejor. Nunca me sentí tan fuera de lugar antes, Hammond. Sé a qué te refieres. Y les estamos arruinando el momento. ¡Esto es genial! Están en todas partes. Luego de despedirnos del club de fanáticos de James, finalmente llegamos al circuito de carreras. PARQUE MOTOR INTERNACIONAL DE RUSTAVI Construido en los días del comunismo, albergó algunas carreras terribles y aburridas hasta que la Unión Soviética, y el circuito, cayeron. Hace algunos años, sin embargo, lo volvieron a la vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *