Rumbera Network Sevilla

Radio escuchar Rumbera Network Sevilla en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.

así que vamos a reunirnos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Cuadrado y un hexágono Más lados, menos mal Pepsi, Coca-Cola, luego mezclas un poco de hielo Los letreros de la calle camuflados todo el día «bla, bla, bla» No tengo tiempo que perder Pagué el precio de venta Pinto dentro de las líneas Me lleva demasiado tiempo Eres un desastre y eso es todo lo que quiero ser Afloja un poco la flexión y aguanta el golpe Si yo te hago mejor, entonces vamos a reunirnos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora Juntémonos ahora ¿Podemos vernos hoy? ¿O somos tan diferentes, qué no? Yo tengo frío y tú tienes calor ¿Estamos atrapados en nuestros caminos? Llama a mi amigo Sí, dime qué tienes Somos cosas opuestas Somos sandalias y calcetines Somos nerds y somos atletas Y estamos mejor juntos Tenemos que pasar el rato Porque estamos en una mejor situación Podemos trabajar juntos Seguramente Na na A pesar de que vuelas en primera clase Y yo estoy en la parte de atrás Eres graciosísimo, yo un aburrimiento Na na Y el coro se pone en marcha Sí, muéstrame lo que tienes Somos cosas diferentes Somos MJ y Prince Somos concretos y adorables Pero estamos mejor juntos Tenemos que pasar el rato Porque somos mejores Hola, tú y yo Na na na na Somos mejores como dos Na na na na Aunque seamos diferentes, somos iguales Tenemos que solucionarlo Antes de que nos vuelva locos Hola, tú y yo Na na na na Na na na na Na na na na Hola, tú y yo Na na na na -A dos semanas de las elecciones no conviene dar mala imagen. Paga. Voy a presentarme a alcalde de Castrofidel. Sabemos perfectamente la lista que le estás haciendo al señor Wan. La lista del viaje. Sí, del viaje a la oficina del paro. El viaje para irte a China con todos los gastos pagados para hacer un curso de acupuntura. (GRITA EN CHINO) Ahora sí que necesito traductora. ¿Qué ha dicho? -Que estáis despedidos. Por borrachos y por atacar a la directora. -Que no, chiquilla. Oye, pues fíjate que a mí me hace ilusión. Yo nunca había recogido firmas. -Mi primera vez fue cuando hice campaña para que las Kétchup fueran a Eurovisión. -Yo he intentado hablar con el señor Wan. Pero en cuanto le toco el tema se cierra como las puertas de la Gran Muralla. -Yo no tengo problema en participar, pero no sé por qué tengo que dar euros. -Para el abogado. -¿Qué abogado? -El que ten No tengo cuerpo ni para hacerte la broma. Te perdono porque eres guiri y porque estás colaborando. -¡Hombre, los buscasetas del norte! -Ha sido pasar de Hernani y no poder respirar por la falta de humedad. ¿Qué? -La falta de humedad será porque no te pareces a Antonio Banderas. -Estamos recogiendo firmas. No os escapéis porque hay que firmar. Le tenemos que dar en la cara a don Wan, que es un sieso. Si eso, firmas o no firmas, son las dos opciones que tenemos. (RÍE) ¡Qué mirada más penetrante tiene usted siempre! Como sospechando. -¿Por qué no vamos a preparar la presentación de mañana del personal y el nuevo material clínico? ¿Qué? Vamos. Vamos, venga. ¿Y qué hacéis aquí? -Te han echado, ¿no? -Hemos venido a buscarte. Hemos metido tus cosas en la furgoneta. -La cuadrilla otra vez casi al completo. Nos volvemos a casa. Esa intención tengo, pero dentro de unos días. Estamos recogiendo firmas para ver si el Wan este nos readmite. -¿Readmisión? ¡Nunca! Mañana viene prensa, no querer escándalos. Fuera. -Ya has oído, no hay readmisión. Vete despidiendo de estos y esta noche, con un poco de suerte, partidita de mus en el Kaia. Aquí no se me ha perdido nada. Venga. -¡Oiga, señor Wan! Que sepa usted que este bar es nuestro. -Y decidimos quién entra y quién sale. -Cierto, cierto. Pero yo puedo poner otro bar en mi clínica. -A pedir firmas a la calle. -¡Fuera, fuera! -Pero vamos, ligerito. -¡Agüita! -¡Venga, vamos! -Tenemos que hablar con Carmen. Ella es la que más nos necesita y la que más nos puede ayudar cuando decidamos envenenar a Mister Wan. Es el plan B. ¿Plan C? Vale, vale, plan Z. Hasta luego. Chao. Lo siento, es que todo es nuevo. No me entero. (SUSPIRA) Perdón, no sabía que ya había llegado. Lo siento mucho, pero no necesitamos traductora. Soy su nueva ayudante y responsable del control de enfermería. Piense en mí como la versión china de Dolores. No porque me hayan comprado en el chino y sea peor, sino por mis ojos. ¡Huy, huy, huy! Lo siento, lo siento. No, pero Era para usted, para bebérselo, no para decorar el pantalón. ¿La he manchado? Sí, un poquito. Pero no pasa nada, tranquila. Lo primero, háblame de tú. ¿Eh? Es tu primer día de trabajo, estás un poco nerviosa, normal. Recoge y te vienes a mi despacho. Empezaremos a trabajar. He llegado hace cuatro horas. Ah. Pero ¿dónde están mis papeles? Organizados y clasificados. No sabía si eras más de colocación alfabética o numérica. Los he colocado por colores. ¡Pero es una maravilla! Ah. -¡Eh, holi! (RÍE) Huy, ¿qué hace aquí la traductora? -Soy Jin, la nueva coordinadora de enfermería. -Encantada. -Igualmente. -Usurpadora. ¡Dolores! (RÍE) -Vuelvo a mi puesto. Encantada.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *