Ràdio Bonmatí

Radio escuchar Ràdio Bonmatí en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.

¿Cómo? Está muy bien como está, está fantástico. Ahí va. No podéis pasar ni llevaros nada. Órdenes del señor Wan. -No lo estamos robando, lo estamos trayendo para la presentación. -He dicho que no. ¡Oye! ¡Ni tocar, que esto vale un dineral! Es un neuronavegador y no hay más. Me da igual. ¡Me cago en sos! Suéltalo. -No, suéltalo tú. Yo soy de las primeras en las rebajas desde hace años y no me lo vas a quitar ahora. ¡Ay! Estos son los reflejos de una madre. ¿Lo ves? Venimos con la directora. Tranquilo, Juan Manuel, que ya me hago yo cargo. Coge de ahí, que pesa un huevo. ¡No toques, que vale un dineral! Bueno, sí, coge. Bueno, coge. ¡Déjame! Pilla de ahí. (HABLA EN CHINO) ¡No! ¿Qué pasa? Cierra, cierra. Dale al botón. (HABLA EN CHINO) No nos han visto, nos hemos librado. ¿Qué hacemos? Hay que decirle a Mister Wan que ensanche los ascensores. ¡Qué dices! ¡Por favor! (Alarma) Esto es más estrecho que las mallas de las Kardashian. ¡Basta de tonterías! ¿Qué hacemos? ¿Bajamos? ¿Y si han bajado a buscarte? Pues subimos. Ya estamos aquí. ¿Dónde? ¡Uf! Ojo, que vale un dineral. Yo te ayudo, que pesa mucho. Cuidado. Venga, vamos, vamos. No hay superiores a la vista. ¿No hay? No, no hay nadie. Cuidado. Vamos, corre. ¡Ah, que están ahí! ¿Nos han visto, nos han visto? Imposible. Tiene los ojos muy rasgados. Eso te da otra periferia, abarca más, pero no creo. (Móvil) ¿Qué es eso? Es Wan. Wan, ¿qué hago? Cógelo, cógelo. Como si estuvieras normal. Sí. ¿Sí, señor Wan? Eh He bajado a la cafetería para encargar algo de picar. ¿Sí? Sí, porque Como nos estamos retrasando un poco, para recompensarle. Ya. Antes de presentación, vernos en tu despacho. Okay, genial, perfecto, ahora le veo. -¿Ve como tenía razón en lo que le dije? Perfecto. Se van para mi despacho. Llevad mientras la máquina. ¿Qué máquina? Ah, el neuronavegador este. Vamos, vamos. ¿Sí, señor Wan? ¿Tiene usted algún antojo en especial? No, decir a Dolores y Koldo que vengan. Yo estar viéndolos por cámara. ¡Qué cara se te ha quedado! ¿Qué pasa? ¿Qué? (DOLORES) La culpa la tengo yo. Yo rompí la máquina porque soy una celosa de la amistad. No, para nada. Dice eso porque ya no trabaja aquí y no le puede hacer nada. La culpa la tengo yo. -¿Por qué no ha dicho nada? Porque no quería preocuparle. Sabía lo importante que era para usted la máquina, la presentación y lo que cuesta. Lo siento mucho. ¡Qué gran decepción, Carmen! -Una mentira así la incapacita para ser directora. Yo ya he demostrado mis capacidades, como me pidió. ¿Va a ascenderme? ¡La nueva, qué crápula! -Esto tiene más giros dramáticos que la serie de Luis Miguel. Pero bueno, don Mister, usted no puede colocar a esta trepa rastrera y chivata como directora. -Esa trepa rastrera ser mi hija. ¿Cómo? -Esto lo cuento en el trabajo y no me cree nadie. Menos mal que no tengo trabajo. -No he dicho nada porque no me gusta favoritismo. Por eso yo pedí que demostrara que único que importa ser clínica. -Y por eso se lo conté en cuanto lo supe. Señor Wan, se le olvida algo. Usted no puede despedirme por contrato. (RÍE) -Verdad, sí, pero puedo degradarte. Jin, tú ser nueva directora de la clínica. Carmen, a partir de ahora, tú ser enfermera rasa. Votad por Jozé, que siempre cumple su palabra. Eso espero, porque estamos prometidos. -Qué graciosa. Bueno, mira, votadme y si no estáis satisfechos, os devuelvo el voto. (Risas) -Vota Benjumea. A los Cristóbal siempre se nos ha dado muy bien evangelizar a los salvajes. (Abucheos) ¡Anda! Por ahí viene Epi, prepárate para llamarle Papá Noel. -No pegues más que te estás colocando con el pegamento. -Viejo, gordo, con barba y rojo. ¿Se te ocurre otro mote? -Vecinos. Como sabéis, siempre he querido lo mejor para este pueblo. He pensado que ha llegado el momento del cambio generacional. Mismo legado, nueva sangre. Os presento a vuestra futura alcaldesa. Ahí. ¡Lola Mata, un aplauso! (Aplausos) -Gracias, muchas gracias. A los compañeros. Espero que sea una campaña limpia. Yo soy nueva en esto, soy tan virgen como el aceite de nuestra querida almazara. (Aplausos) -¡Vamos! ¡Viva Castrofidel! (TODOS) ¡Viva! No tiene suficiente con cargarse el barrio, que va por toda Guipúzcoa. -Nos han invadido los rubios. Yo me voy a vivir al caserío. No has tenido caserío nunca. Tu familia es de Extremadura. (RÍE) (Móvil) ¡Qué pesados los padres, coño! Se nota que tienen las manos en el móvil, no como nosotros. Necesitamos un soltero de oro para Jin. Lo mejor para la almazara es que vuelva la propiedad privada. Porque cuanto más (Abucheos) No nos ponemos de acuerdo a ver quién tiene más derecho a entrarte, así que elige tú. ¡Ni chacolí ni chacolá! ¿No queríais el Kaia vacío? Pues hoy aquí no se sirve. Aquí tienes suficiente sufrimiento. No te haré pasar por una fiesta de padres. Ahí tienes bebida. Algunos nos hemos pasado al aguardiente casero de Álvaro. Por ahí venir mi oferta. Disimula. ¡Jozé! -Como me vea, se acabó la campaña. ¡Hombre, es que estaba ! ¿Qué pasa? Cuadrilla, echo de menos a gente que hace cosas normales. Te tengo que dejar, Iñaki, se está poniendo la cosa fea. ¡Mi móvil, que tengo los vídeos de mi hijo! ¡Respetad a la gente!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *