Radio Lokura Musical

Radio escuchar Radio Lokura Musical en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.

Con la leche cruda juegas con fuego. ¿Será la leche cruda la salvación de la industria lechera familiar? La leche cruda es importantísima para acabar con el asma, el eczema, las alergias y las infecciones de oído y de nariz de los niños. ¿O es una moda cara que causa enfermedades y sufrimiento a los más vulnerables? ¿Puedes vivir contigo mismo si un niño muere por culpa de tu leche? LA VIDA LÁCTEA En Pensilvania tenemos carreteras complicadas aquí y allá. Venga, chicas, vamos. Mis antepasados llegaron al condado de Wayne en la década de , porque aquí había oportunidades y trabajo. Se podía vivir mejor. Aquí empezó nuestra familia en Estados Unidos. ¿Lo tienes todo listo, Nick? La vida de Brian Smith se parece mucho a la de sus antepasados. Voy al establo a primera hora de la mañana. Suéltalas, Nick. Nick es mi yerno. El día de mi padre es una locura. Empieza a las tres de la mañana. PRODUCTORA LÁCTEA Se levanta y va a ordeñar. Venga, chicas. En otras cosas, la granja Smith es muy moderna. Se ordeñan vacas a la vez en una sala totalmente automatizada. Aun cuando era pequeño me levantaba temprano. Tuve mi primer poni a los cuatro años, y así me empezaron a gustar los animales. PRODUCTOR LÁCTEO Siempre me han gustado, así que esta es una buena vida. Vuelvo a hacerlo por la noche. Lo hacemos dos veces al día. Solo se tarda de cinco a siete minutos en ordeñar una vaca, y cada una produce unos litros de leche al día. Casi un % más que su abuela, hace apenas años. Pero ni ese aumento de la productividad puede salvar a las granjas familiares. Normalmente, en un buen momento del negocio, puedes pagar las facturas y tener un poco de margen a final de mes. Ahora salimos de una mala época. De hecho, todavía no hemos salido. Con suerte, los precios se recuperarán. Te desanima un poco no ganar nada de dinero. Venga, chicas. Voy a rasparlo para que puedas cerrar. Las granjas familiares no venden su propia leche. La unen a la de otras granjas en cooperativas que se ocupan de las ventas. Uno de los primeros acuerdos que se hicieron a principios del siglo XIX fue el de los granjeros que se unieron para vender su leche juntos. El depósito de leche. Enfría la leche hasta Quieres que esté entre y grados. PRODUCTOR LÁCTEO Si subes hasta los , la leche empieza a tener bacterias. Normalmente enviamos poco más de dos toneladas cada dos días y el conductor de camión cisterna la mete en el camión. Cada dos días. Las mayores cooperativas de EE. UU. también tienen sus propias instalaciones de proceso. A veces son propietarios de las marcas. PROFESOR ADJUNTO Así que cogen la leche de la granja, se la llevan a su propia planta, la convierten en productos y la venden. Durante los últimos años, la cantidad de leche que se toma en EE. UU. ha caído más de un tercio. Pero la leche es un producto global. La leche de la granja Smith puede convertirse en helado, yogur o queso que se exporta a México o Corea del Sur. O se puede deshidratar y convertirse en un polvo no perecedero que se envía a enormes consumidores nuevos como China o Indonesia. La oferta y la demanda marcan el precio que los granjeros reciben por la leche. A años de mucha demanda y precios altos les siguen inevitablemente años de exceso de leche, pocos beneficios y cierre de granjas. Siempre digo que, como soy granjero de vacas lecheras, me ocupo de mucha . Los granjeros tienen muchos recuerdos de estabilidad en la industria láctea. Les gustaba ser granjeros de vacas lecheras porque no era arriesgado. Venga, chicas, no os quedéis ahí. Si te ocupabas de tus vacas, producían leche y la podías vender. No te hacías rico, pero te iba bien. Muchas de esas granjas pequeñas ganan o dólares al año, de media, la mitad de lo que gana un hogar medio. Si tienes una granja pequeña, podrás sobrevivir con el trabajo familiar, sobre todo si tienes hijos. Son empresas familiares. Desde que puedo recordar, siempre hemos estado en el establo. Si no estábamos trabajando, estábamos jugando. Cuando fuimos bastante mayores para hacer cosas, les dábamos de comer a los terneros o quitábamos el estiércol, preparábamos las camas, limpiábamos los corrales Cosas sueltas con las que mamá y papá necesitaban ayuda.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *