Radio Alaquas

Radio escuchar Radio Alaquas en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.
Gran parte de él criado en piscifactorías, en malas condiciones. El pescado extranjero suele ser más rechazado por los inspectores de EE. UU. que ningún otro producto alimentario. Y el motivo principal es la suciedad. Es un animal que se puede criar en cualquier sitio, en un cubo de litros. Eso es lo que come la gente y lo que creen que es un buen pescado, cuando tenemos un mar lleno de peces en este país, peces libres, una fuente de alimento increíble. Este país pesca bajo las más estrictas regulaciones del mundo, de una manera sostenible, siguiendo las reglas. Nadie se preocupa más por el mar que nosotros. Recibido. El Tradition espera , . Los pescadores no pueden escapar de la presión de las regulaciones. La guardia costera les puede hacer una inspección sin previo aviso. Venga. ¿Cómo estáis? Bien. La identificación de todo el mundo. ¿Estáis aquí todos? Sí. Y la licencia de Nadia ha caducado, pero tiene el pasaporte. ¿Me has dicho que había alguien que no tiene ? Sí, mi sobrino. Si le puedes decir que venga Y lo apuntaré y ya está. Lo principal es su seguridad. Miramos que tengan bengalas, balsa, salvavidas, cosas así. Quiero que vuelvan a casa por la noche. Los peces son otra cosa. Sí, que todo esté correcto y que tengan todo lo que tienen que tener. La guardia costera lo comprueba todo, desde las especies del pescado de la bodega hasta la medida de los agujeros de la red de Aaron, para asegurarse de que no coge peces demasiado pequeños. Gracias, chicos. Cuídate. Que tengáis un buen día. Cuidaos. Gracias. ¡Buena suerte! Nunca nos aburrimos. Cuando ha subido la guardia costera, estaba temblando. Esperas que todo esté en orden. Aunque no tengas nada de lo que preocuparte, te pones nervioso. La ansiedad por las regulaciones es una cosa, pero, para los pescadores, la amenaza a su modo de vida es todavía peor. Esta es mi parte favorita del día. Me encanta subir aquí muchas veces por la tarde, después de una mañana ajetreada a coser la red. Unir los paneles, crear esa forma, ese tipo de red, para mí es un arte. Cuando aparecieron las cuotas, la gente empezó a perder. La industria quedó destrozada. Pasamos de barcos a veintipico en tres o cuatro años. Antes tenía a alguien que me ayudaba a hacer esto. Ahora no le puedo pagar a nadie. Ya no vale la pena. A veces contrato un poco de ayuda temporal. Steve Welch ha sido pescador en el puerto de Plymouth y en el de Scituate durante más de años. Actualmente, el suyo es el único barco de pesca permitido en todo el puerto. He perdido el o el % del valor de mi negocio por las cuotas de pesca. Es un fraude. Es una broma. Las cuotas de pesca han convertido un recurso público en una mercancía. Es el pescado del país. No es mi pescado. No es el pescado de Carlos Rafael. Es del país, y las cuotas permitieron que la gente se lo apropiara. Aquí, en Nueva Inglaterra, el sector pesquero lo pasa mal. Pero creo que le habría ido mucho peor si no hubiésemos adoptado este enfoque. ¿El EDF, los inventores de las cuotas de pesca? Ellos No sé ni qué decir de ellos. Viven en un mundo de fantasía. Viven en un mundo falso. Se quedan sentados. Hacen reuniones. No saben cómo funciona el mundo real. Mira lo que pasó aquí, en Nueva Inglaterra, con Carlos Rafael. Creo que ahora vemos ejemplos de la falacia de que los propietarios se convierten en protectores. Queda claro. Si la propiedad privada nos convirtiera a todos en protectores, ¿por qué tendríamos a Carlos Rafael en Nueva Inglaterra? CARLOS PESCADO Resultó que Carlos Rafael no solo compraba cuotas de pesca, sino que hacía trampas. En , unos agentes federales infiltrados grabaron a Rafael explicando todo su plan. Simplemente mentía sobre el pescado que cogía, falsificaba informes gubernamentales y sacaba dinero a Portugal a través del aeropuerto Logan, en Boston. Pero puedo hacer pasar el dinero. Uno de los tipos de Boston, uno de los putos agentes es amigo mío. Le doy el dinero antes de pasar por seguridad. Lo acusaron de cargos de desinformación, contrabando y evasión de impuestos. Menuda tormenta. En esta época del año no es muy habitual. Tiene mala pinta.
 

 

Dirección: Ajuntament Alaquàs C/ Major 88 46970 Alaquàs, València

Teléfono: +34 96 151 94 00
Email: [email protected]



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *