SOL Y RABIA Radio

Escuchar SOL Y RABIA Radio en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.
WhatsApp: 34722229541

Temo que empezó una reacción en cadena que no podrá deshacerse. ¡Listos! Balmeras, dirijan la energía a la pirámide. ¡Sí, funciona! La energía de los balmeras cubre la fisura. ¡Contraataque! ¡Formar espada! ¡La energía no será suficiente! Contengámosla todo lo posible. Cada tick cuenta para Voltron. Kórann, soy Krolia. ¿Cómo podemos ayudar? ¡Krolia! ¡Kolivan! ¡Gracias, ancestros! Necesitamos energía para contener la fisura. ¡Entendido! Ajusten cañones iónicos y apunten a la pirámide. Vamos, por favor. ¡Un poco más! Voltron nos necesita. ¡Este será tu fin! Tenemos que levantarnos. No puedo moverme. La nave no responde. Honerva absorbió toda nuestra energía. Esta realidad. .se acabó. No. Logramos cosas imposibles. Nuestra fuerza es la unión. La energía viene de nosotros. Mientras seamos un equipo, tenemos posibilidades. Sendak. Zarkon. Lotor. Salvamos al universo mil veces. Ahora todas las realidades necesitan a Voltron. Esto no termina aquí. Levantémonos y detengamos a Honerva de una vez. ¡Propulsores! La flota galra agotó su energía. Balmeras y alteanos, al límite. ¡No podremos contener la fisura! Te volviste rápido. No tanto como el emperador. ¡Aléjese! ¿Cómo se llama? ¿No me reconoces? Fui más allá de las estrellas para estar aquí. Dije que se aleje. Para estar contigo. Y para estar con mi hijo. Honerva. ¿Realmente eres tú? Sí. Pensé que nunca volvería a verte. Yo nunca lo dudé. Mi recuerdo de ti y de Lotor me mantuvo viva. Dime. ¿Dónde está mi hijo? Prometí criarlo como hubieses querido. Se destaca en sus estudios alteanos. Lotor tiene el intelecto de su madre. Emperatriz Honerva, es un honor volver a verla. Todo Altea atesorará este día. Por favor, acompáñeme. Su hijo espera su presencia. Hijo mío. ¿Madre? Por favor, hijo. Ven conmigo. No. Lotor, todo está bien. Es tu madre. Regresó. ¡Ella no es mi madre! Quizá luzco distinta, pero mi amor por ti es el de una madre por su hijo. Ven conmigo. Ella no es mi madre. No hables así. Por favor. No. Mi mamá murió. ¡Y no puedes reemplazarla! Quizá todo esto le resulta abrumador. Por favor, si tuviésemos tiempo. ¿Tiempo? ¿Tú me hablas de tiempo?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *