Ocean Ibiza Radio

Escuchar Ocean Ibiza Radio en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.

¿Tienes la nariz en mi culo? Sí, mi nariz está en tu culo. Ahora los dos tenemos una nariz en el culo pero mi situación es «relativamente» mejor que la tuya. ¡Bravo! Eso fue ¡Vaya! Tengo tanta hambre. ¿De verdad? Sí, tengo hambre. ¿Tienes comida? No tengo– ¡No! Una salchicha gigante. ¡Cuánto tiempo sin ver algo así! ¡Tengo tanta hambre! ¡Tengo tanta hambre! Vaya, tengo tanta hambre. ¡No! ¡No! ¡Dios mío! Él está hambriento, pero yo también. Yo también. Ahora también puedo comer. Son realmente buenos. ¡Camaradas de guerra! ¡Camaradas de guerra! Casi no hay nada tan hermoso Como cuando se juntan los camaradas de guerra Habla el alma, calla el habla Se siente el vínculo sagrado por el que están unidos ¡Camaradas de guerra! ¡Camaradas de guerra! Quien haya estado entre granadas El corazón lo llama hermano Son inseparables Pueden verlo en los ojos del otro ¡Camaradas de guerra! ¡Camaradas de guerra! El corazón que una vez se encogió Que cargó con el dolor y el sufrimiento Acogió durante los años difíciles El transcurso de los años amargos y a la madre patria en sí ¡Camaradas de guerra! ¡Camaradas de guerra! Por el capitán Herold. Hip hip ¡Hurra! Quisiera decir unas palabras sobre nuestro querido capitán Herold que tomó todo esto en sus manos de un modo rápido, decisivo y terrible. Ha ido sobre ruedas. ¡Sobre ruedas! ¡Sobre ruedas! ¡Sobre ruedas! Lo primero, gracias por las amables palabras. Pero debo añadir que nuestro trabajo aquí no ha acabado. Ninguno de los prisioneros, parásitos de este campo debe caer vivo en manos de los ingleses y colaborar con el enemigo. Por el deber sagrado y la obediencia. ¡Por el grupo de combate Herold! ¡Por el grupo de combate Herold! ¡Oye! ¿Qué pasa? Siéntate. Vamos, no mordemos. Vamos, siéntate. Vamos. ¡Vamos! Toma. Salud. Gracias. Salud. Salud. ¿Cómo te llamas? Roger, capitán. ¿Crimen? En realidad ninguno. ¿En realidad ninguno? ¿No eres ningún criminal? ¡No! Soy un actor. Y además uno muy listo. Cierto. «En realidad ninguno». ¡Voy a buscar tu acta, cerdo! No hace falta.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *