Melodía FM

Radio escuchar Melodía FM 101.0 en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.
Teléfono: +34 91 436 68 00
Dirección: Calle de Fuerteventura, 12, 28703 San Sebastián de los Reyes, Madrid, Spanien

¡Documentación! Es usted, capitán Sichner. ¡Heil Hitler! Estamos llevando desertores al Campo II. ¡Sí, señor! ¡Abran! ¡Alto! No tan rápido. Capitán Junker. ¡Heil Hitler! El capitán Herold debe evaluar la situación detrás el frente. La orden viene del Führer mismo. ¿Del Führer? Puede decirle al Führer que la situación es una . ¿Campo II? Suban. He traído a unos amigos. Nosotros nos conocemos. ¿Creta? ¡Narvik! . Peliagudo. ¿En qué división? Aérea. ¿Y tú? ¿? Polonia. ¡Dios mío, Polonia en ! ¡Me encantó! Nunca olvido una cara. Seguro que me acordaré. Todavía tenemos tiempo. Lo invito a un trago. Venga, mientras esperamos la gasolina. Es un lujo impensable. Con los tiempos que corren mantener prisiones y campos de trabajo. Nueve de cada diez prisioneros son corruptos morales y no valen nada. ¿No es cierto? Cierto. Un lujo impensable. Cuando evacuamos los otros campos porque se acercaba el enemigo ¡trajeron aquí a todos los prisioneros! Ahora debemos alimentarlos hasta que la justicia– Por aquí. Hasta que la justicia considere condenarlos. ¿Qué dice en los carteles? ¡Oiga! ¿Qué dice el partido? Debemos hacerles pagar a los saqueadores. Capitán ¿Cuál era su nombre? Herold. Capitán Willi Herold. Eso es. “Capitán Herold”. Debo ocuparme de mis hombres. Un placer. Nos ocuparemos de sus hombres. Líder de la SA, Schütte. Los guardias del campo están a su cargo. Éste es el capitán Herold. Heil Hitler. Me alegra verlo. Por fin pasa algo aquí. Llevamos semanas esperando un tribunal. El capitán no es del tribunal. ¿Cómo? ¿No lo es? Yo oí “misión especial” y pensé que era algo serio. Debe informar sobre la situación que hay detrás del frente al mismísimo Führer. ¿Al Führer? Exacto. Por eso le conté al capitán Herold nuestro “problema de estocaje”. Entiendo. Bueno, sabe usted con todos los prisioneros que se escapan aquí en este frente, tenemos nuestra propia guerra. Aunque sea menos glamurosa que para ustedes los oficiales. Todos lidiamos con los mismos problemas. Hace nada se me cruzó un saqueador. ¿Y? Le di su merecido. ¡Es lo que digo siempre!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *