La Suegra FM

Radio escuchar La Suegra FM 90.1 en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.

Dirección:Calle Secoya, 29A 28044 Madrid

Que no es que no me fíe, pero. Vale? Venga. Quédate esta. Además, nos vamos ahora mismo. Y cuándo vuelven? No sé, pero la madre de Berta se ha puesto mala y nos vamos para allá. Ya te llamaremos. Me podrían adelantar lo del mes? Qué mes? Este. Ya te pagamos. Ya, pero. Sonia, adiós. Adiós. Que vengas una vez por semana solo. De acuerdo? De acuerdo. Lo siento. Si ves que se está a punto de echar a perder algo, como fruta, yogures y tal, o lo tiras o te lo llevas, como quieras. Vale? Gracias. Hasta luego. Vale. Adiós. Adiós. Aquí también? Sí. Muy bien. Y ahora tú, Sebastián, aquí. Eso es. Un momento. Hola, papá. Ve y cuéntale todo. Todo. Dicen que hay. una manera mejor de contar esta historia. Hay que brindar. Tener piedad. con honradez no es tan fácil. No lo es. Todo hombre que pega a otro hombre es un hijo que pega a otro hijo. Todo hombre que roba a otro hombre es el hijo de una madre que era nieta y bisnieta y lloraba y flotaba. Se despistó., perdió el orgullo, las llaves. y el nombre de hombre normal. Hay que dormir. Todo pobre que pide a otro hombre es un hijo que pide a otro hijo. Todo rico que es un pobre hombre es el hijo de una madre que era nieta y bisnieta y pedía y dormía. Mal pescador. el que no sabe de vientos, ni nombra a los peces, ni quiere mojarse en el mar, ni cortarse la boca con sol y sal, cambiar o remar. Ir a misa o repicar. Todo hombre que echa a otro hombre es un hijo que echa a otro hijo. Todo padre que echa a otro padre es el hijo de una madre que era nieta y bisnieta y nacía y moría. Conquistador. provocador. vendes humo. al mejor postor. La dignidad. pierde valor. por tres duros. y un bofetón. Levantemos la copa y sol del poeta que atiende el dolor. Que se inspira y espira perdón. Que se esconde a llorar a un rincón. Que declina con alma y pudor. En voz baja y desde lejos. Él resiste y persiste. Y confía en su don. Sonia. Estás solo? Sí. Puedo pasar? Sí, sí, claro. Solo una semana. Lo paras una semana y ya está. Es un proceso regulado Sonia, automático. Entra directamente a los servicios jurídicos, sin que yo pueda hacer nada. Te lo he dicho mil veces. Ya. Y tres o cuatro días? Que no. Venga, siéntate. Hasta el lunes y ya está. Y qué cambiará de aquí al lunes? Me lo van a solucionar. Quién te lo va a solucionar? Es igual quién. Yo no le puedo hacer eso a mis padres. Sonia, a ver. Necesitas que alguien te ayude. Tú nos dijiste que nos avalaran. Que no pasaba nada. Que era una formalidad. Y ahora, les sacaréis de casa y será como si les echara yo. Pablo, hasta el lunes. No puedo. Si quieres, sí que puedes. Que no puedo, no puedo. Sonia, qué haces? Sonia. Solo hasta el lunes. Hasta el lunes y ya está. Sonia, para. Por favor. Para. Hasta el lunes. Vete. No me has oído? Vete. Qué haces aquí? Tú no querías unos eurillos? Y de dónde los has sacado? “Pip, pip”. Eh. Quieres que lo celebremos? Sí? Sí. Ven. Aquí, eh? Aquí. Qué? Mira. Ay. Vienes? Sí. Bueno. Vamos! Venga! Y el libro de familia? Aquí. Vale. Has traído las copias? Sí, están aquí. Pues toma, que con esto ya hago. Pues nada, creo que ya lo tengo todo. Bueno, el dinero. Ah, sí. Vale. Bueno, pues nada, voy a ver si pillo al procurador ahora. Me espero? No, mejor que no. Porque llevo otros casos, y estaré un par de horitas dentro. Pásate por el bufete esta tarde. A qué hora? A la que quieras. Mi tarjeta la tienes? Sí. Aquí. Pues mira, aquí está la dirección Si estoy reunido, pregunta por Lourdes, ella está al corriente de todo. Vale? Irá bien, no? Que sí. Claro que sí, que esto está ganado. Y después, ya verás, iremos a por el banco. Vamos? , tío. Eh, tú. Qué? Un uno contra uno, a diez canastas? Ahora? No te atreves? Uno a cero. De dónde son? Quién? Los que jugaban contigo. Colegas. Del instituto o.? Colegas. Nunca me cuentas nada de tus amigos, ni de tu vida. Para qué te lo voy a contar? Hombre. Tú tampoco me cuentas nada de la tuya. No me preguntas. Para qué te iba a preguntar? No te interesa lo que hago? Te raya que sea policía? , tío, qué manía. Eh, yo estoy muy orgulloso de mi trabajo. , tío, que no estás en el trabajo. Va. Que no, tío. No hemos terminado. Yo sí. La bola. Ya sé que te sorprenderá, Asun, pero lo tengo decidido. Dejo el banco. Sí. Sí, sí. No, no, no. Es una decisión firme. No quiero seguir trabajando aquí. No quiero seguir. No quiero seguir trabajando aquí, echando a gente de su casa y dejando a familias en la calle. A Sonia no la echamos nosotros, se echó ella. Firmó un contrato. La gente no se lee los contratos. Se fía de nosotros, y. Nosotros no la hemos engañado. No, pero. Ha pagado o no? Sí, hoy. Una transferencia de su madre. Lo ves? Ya, pero. el mes que viene y el otro y el otro. Tu coche, lo has pagado? Me acogí a un plan de financiación. Y tienes una hipoteca. Sí. Y pediste un préstamo para arreglarte el piso. O no? Sí. Dónde fuiste de vacaciones? A Costa Rica. Y todo esto quieres perder? Si dejas el banco. No, ya, pero, Asun. Crees que me gusta echar a familias de su casa? Me duele tanto como a ti. Pero fuera, el mundo es muy duro No hay planes de pensiones, ni mutuas médicas. Ni incentivos por hipotecas contratadas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *