Me Gustas FM

Radio escuchar Me Gustas FM en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Parece guay. Carl Jung. Ese tío es la hostia. El primero debería ser el segundo. Y el primero Añádele el piano. Vale. ¡Toma! ¡Sí! Guay, ¿eh? Mola. ¿Cómo lo has hecho? El corazón me va a mil. No puedo ver. El corazón me va a mil No puedo ver Otro golpe. Hay como . El último es el único directo. Mola. Y sin Auto-Tune. ¡Es un bombazo! Muy buena. Va a sonar cojonudo. Mola. ¿Cuánto tiempo estamos en Miami antes de que? Llegamos el día del bolo. ¿Sí? Pensaba que iba a molar, y entonces acabamos en Miami y luego tocaba la actuación en Ultra. El ordenador se jodió antes de la actuación. ¿Puedo hacerme una foto con él? Ahora no. ¿No? No se puede, no. Lo siento. Oye, vosotros. ¿Calle y el resto? Sí, estoy aquí. ¿Podríamos? Claro. Empecé a ponerme muy nervioso. El momento de actuar se acercaba. Viene uno y me dice: “Vale, ya está. En cinco minutos sales”. Y yo: “Vale, pues a la “. ¿Adónde quieres ir? ¿Al baño? Está en el barco. Necesito mear. Pues es el único baño que hay. ¿Vamos al escenario? Vale. Mete la memoria USB. Una vacía. Pregunta a alguien que controle. Ya lo he hecho. ¿Puedo hacerme una foto? Ahora no. Aquí hay una memoria USB vacía, por si la necesitas. Cada día se esforzaba un poco más, sin importar lo que durase. Era como una bomba a punto de explotar, que estalló en una actuación. Pensaba que la otra estaba guay. Había dos pistas ¿Todo bien? Estaré ahí si me necesitas. ¡Vamos a por ellos, colega! He estado fuera unos ocho, seis meses. He hecho, literalmente, todo lo que he podido. Pero me sigo estresando. Sigue sin gustarme todo esto. “Gracias a todos los artistas que me han ayudado a crecer personal y musicalmente. Gracias por vuestro apoyo, consejos y por ayudarme a madurar. Si no fuera por vosotros, estaría muerto. Os voy a querer siempre”. Es posible que la gente empiece a soltar . Me da igual. ¿Por qué iban a hacer eso? Saben que tenía problemas. Pues por eso. No tengo por qué ignorarlo. Me refiero a la medicación, pero no tengo por qué abrirme más. “¿Te acuerdas de aquella vez que iba ciego en México? Pues hay un vídeo. ¿Te acuerdas? Gracias, Semi”. ¿Sabes lo que te digo? Sí. “Y por último, gracias también a mis seguidores por venir a verme, comprar mis canciones, descargarlas, quererlas Que las hayan comentado u odiado”, mola. ¿Lo pillará la gente? “Lo que me ha ayudado a evolucionar son vuestras ideas sobre la música y os debo todo lo que tengo. Quiero dar las gracias a todos los que han formado parte del equipo desde el primer día. Nuestro viaje aún no ha acabado”. Por lo menos es sincero. ¿Puedes enviárselo? Me encantaría enviarlo lo antes posible. ¿Por qué tienes prisa en publicarlo? No sé, me apetece. ¿Tienes prisa? Sí. ¿Sí? Pero ¿por qué? Porque me lo pide el cuerpo. De eso se trata, lo que siento ahora Acabas de decir lo que siempre me han dicho: “No te estreses, tranqui”. Sin adornarlo, eso es lo que has dicho. No sé cómo explicarle a la gente que en mi vida lo importante es el estrés. El estrés es poder, y siento que he tardado mucho. “No los hagas esperar. Sácatelo, no podrás relajarte hasta que lo hagas”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *