Tropical FM 102.1

Radio escuchar Tropical FM 102.1 en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Estoy por terminar una existencia insoportable. ¿Terminar vuestra existencia? ¡Tonterías! ¿Por qué? Porque vos os vais a casar con la joven que adoro. Tonterías, señor. No lo permitiré Soy un hombre sensible, y si intentáis algo así ordenaré inmediatamente vuestro arresto. Vamos, señor. Desistid enseguida, o llamo a mi guardia. Eso es absurdo. Si intentáis crear una alarma Al instante usaré esta daga. ¡No, no! ¡No lo hagáis! Pero, esto es horrible. Bribón insensible. ¿Sois consciente de que al suicidaros estáis cometiendo un crimen? Cometiendo un crimen que que ¡El sustituto! ¿Qué pasa? ¿Es absolutamente seguro que estáis resuelto a morir? Absolutamente. ¿Nada cambiará vuestra resolución? Nada. Entonces, si realmente es cierto lo que decís, no os arruinéis suicidándoos sino que sed elegantemente decapitado en manos del público verdugo. No veo en qué me beneficiaría. ¿No lo veis? Observad. Tendréis un mes para vivir, y viviréis a lo grande a mis expensas. Cuando llegue el día habrá una gran ceremonia pública. Seréis la figura central. Nadie intentará quitaros esa distinción. Habrá una procesión, bandas, marcha fúnebre, campanas todas las jóvenes llorando Yum-Yum angustiada. Luego, cuando todo termine festejos públicos ¡y un despliegue de fuegos artificiales en el atardecer! Vos no los veréis, pero allí estarán igualmente. ¿Pensáis que Yum-Yum realmente estará angustiada por mi muerte? Estoy convencido. Es la criatura con el más tierno corazón que existe. Lamentaría causarle un dolor. Tal vez, después de todo, si yo me alejara de Japón y viajara por Europa un par de años podría lograr olvidarla. Oh, no creo que podríais olvidar a Yum-Yum tan fácilmente. Y, además, ¿qué hay mas desgraciado que una vida arruinada por amor? Cierto. La vida sin Yum-Yum. Parece absurdo. Y sin embargo, hay mucha gente en el mundo que tiene que soportarlo. ¡Pobres diablos, sí! Estáis en lo correcto al no querer ser uno de ellos. ¡No seré uno de ellos! ¡Noble muchacho! Os diré cómo lo arreglaremos. Dejad que me case con Yum-Yum mañana y en un mes podréis decapitarme.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *