Super Qfm 105.1 FM

Radio escuchar Super Qfm 105.1 FM en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Otro insulto y creo que uno muy liviano. Aquí está el Honorable Verdugo Un personaje de noble rango y título. Un digno y poderoso oficial Cuyas funciones son particularmente vitales Saludad, saludad al Honorable Verdugo Saludad, saludad Al honorable al honorable Al Honorable Verdugo Sacado de una cárcel del condado Por una serie de curiosas circunstancias Liberado luego bajo fianza bajo mi propia palabra Arrastrado por un viento favorable Como a veces sucede en sueños A una altura que pocos pueden escalar Salvo por largos y cansadores bailes Seguramente nunca un hombre bajo tales circunstancias tuvo una aventura así Que puede competir con la mayoría de las novelas Sacado de una cárcel del condado Por una serie de curiosas circunstancias Seguramente nunca un hombre tuvo una aventura así Saludad, saludad al Honorable Verdugo Saludad, saludad Al honorable al Honorable Verdugo. Inclinaos, inclinaos ante el Honorable Verdugo. Saludad, saludad al noble Honorable Verdugo Oh, Pooh-Bah, Pooh-Bah. Parece que las festividades relacionadas con mi próximo casamiento deben durar una semana. Ahora, me gustaría hacer el asunto magníficamente y os quiero consultar sobre el monto que debo gastar en ellas. Por supuesto. ¿En cuál de mis calidades? ¿Como primer tesorero primer chambelán fiscal general, ministro de hacienda . administrador privado o secretario privado? Digamos como secretario privado. Hablando como vuestro privado secretario Diría que como la ciudad tendrá que pagar por ellas, no escatiméis. Hacedlo bien. Exactamente. Como la ciudad tendrá que pagar por ella- ése es vuestro consejo. Por supuesto, como ministro de hacienda, estoy obligado a cuidar que se observe una adecuada economía. Oh, pero recién dijisteis, “No escatiméis. Hacedlo bien” Como secretario privado. Y ahora decís que se debe observar una adecuada economía. Como ministro de hacienda. Ya veo. Venid aquí donde el ministro no nos pueda oír. Ahora, como mi abogado ¿cómo me aconsejaríais manejar esta dificultad? Oh, como vuestro abogado no tendría dudas en decir “Arregladlo”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *