OlimpikaMadrid 99.3

Radio escuchar OlimpikaMadrid 99.3 en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Ayudaba a colapsar las celdas y los tribunales. No servía de nada que el dirigente local del partido del congreso fuese una asombrosa mezcla de un noble patriota y del Pato Donald. El Sr. Surabhai, Tenía la virtud de hacer las cosas al revés. Ah, disculpe, buen señor. Quisiera preguntarle algo. ¿Cuándo, este ineficaz tren, cumplirá su misión? Ahora no, Surabhai. Se lo pregunto a usted, señor. ¿Ve este billete? Pero aquel pobre diablo que estaba ahogado por todos lados era Patrick Taylor, el superintendente local de tráfico. Era un angloindio, y estaba convencido de que la resistencia pasiva se había inventado sólo para fastidiar a los angloindios. Puede sonarle pueril, pero su amarga sensación de no ser de ninguna parte hace que los angloindios sean gente nerviosa y susceptible. No hace falta mucho para sacarlos de quicio. La subteniente Victoria Jones volvía tras cuatro años de servicio activo, Y en esos días, ella no era una excepción a la regla. Su susceptibilidad estaba tan alterada que sólo tenías que toser para hacerla saltar. Sólo somos pobres nativos, buen señor. No somos nadie. Perdónenos por todo esto. ¡Os conozco bien, congresistas! ¡Descarriláis un tren y presumís de resistencia pasiva! Oh, no, buen señor, mire este billete. Estamos esperando por el tren. Eso es todo. ¡Te he estado vigilando durante un tiempo! ¡Sé que eres su cabecilla! ¡Llévatelos a todos de aquí! ¡Haz lo que te digo! ¡Llévatelos de aquí! ¡Llévatelos de aquí! ¡Patrick! ¡Patrick! Vicki, he estado Oh, Srta. Jones, en nombre de mis hermanos y en el mío propio, acepte nuestro saludo. Oh, gracias, pero no esperaba tal ovación. Un placer, un placer. Oh, lo siento. ¿Que usted lo siente? Este orgulloso me ha empujado. Salgamos de este caos y vayamos a algún sitio donde podamos estar solos. ¡Sr. Taylor, Sr. Taylor, es urgente! Un oficial británico quiere verle inmediatamente. No soy un lacayo a disposición de ningún oficial británico. Quizás deberías ir. Les enseñaré a que no me hagan perder el tiempo. ¡Tú sólo mírame! ¿No se supone que es el interventor del tráfico por aquí?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *