Capital Radio 105.7 FM Madrid

Radio escuchar Capital Radio 105.7 FM Madrid en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Ya sabes cómo son. Cerramos los domingos. Ven cualquier otro día. Pregunta por Remi. De acuerdo. Gracias. Le diré que has estado aquí. No, no. Ya le llamaré. No lo sé. No volví a verle más. ¿Edel es un apellido judío? Era Edelstein, originalmente. El abuelo afrancesó el apellido. ¿Era practicante? ¿Jean? No. En absoluto… ¿Dónde está el lago? ¿Está lejos? Oh, para ya con eso. ¿No bebes? Dame sus números. Ya no son unos niños. No van a desmayarse. No se lo dirán a su madre, tranquilo. ¿Crees que se lo ocultarán toda la vida? Intenta entenderlo un poco. Ya les verás en el entierro. A mí me da igual el entierro. Hola. Hola. Traigo un invitado. Hola. Hola. Angie. Mathieu. Tu hija está aquí. ¡Hola, papá! ¿Ah, sí? ¿Vienes para el entierro? Sí. Hola. Hola. Mi hija, Bettina. Mathieu. ¿Qué tal? Un placer. Entra. ¿Qué quieres? ¿Whisky? ¿Cerveza? Cerveza. Cerveza. ¿Vosotras también queréis una? Sí. Sí, yo también. Ya vengo. Vamos, entra. ¿Quién es? Ven. ¿Quién es? Ven, ahora te lo explico. Hola. ¿Os ha comido la lengua el gato? Hola. Hola. Venga, a la ducha. Ya voy. Las he asustado. Lo dudo mucho. ¿Eres francés? Sí. Siéntate. ¿Cómo habéis venido del aeropuerto? En taxi. Podrías haberme llamado. ¿Seguro que es buena idea que vayas al entierro? He venido por Eva. Perdóname, no lo sabía. Ah, no… Nadie lo sabía. ¿El qué? ¿Por qué no me lo habías contado? No habrías sido capaz de mantener la boca cerrada. Mathieu es el hijo de Jean. ¿Lo ves? Tiene que saberlo. ¿Cómo que eres el hijo de Jean? Su hijo biológico… Acabo de enterarme. Yo también. ¿Acabas de llegar? Sí. ¿Quieres darte una ducha o…? No, gracias. Me he duchado en el hotel. ¿Cómo que en el hotel? ¿Pero por qué no duerme aquí? Tú puedes dormir con las niñas. Pues sí. Que haga lo que quiera. Dejadle en paz. Toma. Gracias. Supongo que Eva tampoco lo sabe. ¿Tú qué crees? ¿Te gustan las côtes levées? ¿Las qué…? Las côtes levées. Las costillas de cerdo. Ah, sí. Bien. No debió ser fácil para ella. Para ti tampoco. No, pero después conoció a alguien. ¿Alguien que vivió contigo? Deja de quitármelas… ¡Niñas, calmaos! ¿Qué edad tenías? Un año y medio. Entonces fue él quien te crio. Más o menos. ¿Y tú sabías que no era tu padre? Mi madre me lo dijo a los catorce años. ¿Y te llevabas bien con él? No demasiado. ¡Anna, ya basta! ¿Y tienes más hermanos? ¿Quieres saber su grupo sanguíneo? No, no tengo. Vale, ya es suficiente. Es hora de ir a dormir. Venga. Vamos, vamos. Buenas noches, niñas. Buenas noches. Buenas noches. ¿Tú también tienes hijos? Sí, un niño. De la misma edad. ¿Va a venir? Ah, no. Está en París. ¿Cómo se llama? Se llama Valentín. Venga, despedíos. Buenas noches. Buenas noches. Buenas noches. Nosotros tenemos dos hijas. La otra vive en Australia, en Sidney. Está casada, tiene tres hijos. Nunca los vemos. ¿Tiene alguna foto? ¿De Julia? No, de mis hermanos. Ah, sí, claro. Espera. Eres un testarudo. Pues sí. Al menos podré verles la cara. La única reciente, es una de tu padre. Pero aparte, tengo estas. Fue Pierre quien la hizo… Como prueba, porque se llevaban mucho whisky, pero traían pocos peces.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *