Cadena SER Madrid Oeste 102.3 FM

Radio escuchar Cadena SER Madrid Oeste 102.3 FM en directo Online España La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Por otro lado, en las grandes superficies se nota una cierta subida en Hipercor, pero al mismo tiempo también hay una bajada en Carrefour, Intermarket y Supersol. Vamos a invertir en publicidad: Anuncios por radio, Internet… ¿Y la tele? No, es muy caro. Nos centraremos en los veterinarios, les enviaremos e-mails; En los hipermercados, insistiremos en las promociones; Y además reuniremos a los comerciales y presionaremos… Ah, hola. Hola. ¿Quieres llevártelo? No. He venido a hablar. ¿Qué pasa? ¡Papá! ¡Hola! Estoy poniendo todos los países en “una planisferia”. En “un planisferio”. No me digas. Ven a verlo. Venga, entra. ¿Sabes su nombre? Jean Edel. Era médico. Y el tipo que te llamó, ¿quién era? Un amigo suyo. Él le encargó enviarme un paquete, si se moría. Quería mi dirección. ¿Y qué vas a hacer allí? Saber quién era… y ver a mis hermanos. ¿Irás al entierro? ¿El entierro de quién? Alguien a quien no conocías. Toma, mira. ¿Sabes qué, cariño? No podré venir a recogerte este fin de semana. Tengo que ir a Canadá… ¿A Canadá? ¿Vas a ir en avión? Sí. ¿Puedo ir contigo? Oh, no, no es posible. Pero los dos fines de semana siguientes, estaremos juntos. ¿Así está bien? Sí. Pero no son países, son continentes. Vale. Y esto no es Australia. Es Oceanía. Ah, sí. Lo cambiaré. ¿Cuándo volverás? El martes o el miércoles. De acuerdo. Papá. ¿Y qué pasa con el judo? ¿Cuándo es? El martes por la mañana. Aun no habré vuelto. ¡Valentín! Lo siento, cariño, pero tengo que ir. Pero volveré pronto. Ya iremos a otros torneos. ¿Vale? ¿Cariño? Entréguelo a la salida. A la derecha. Buenos días. Igualmente. Gracias. Buenos días. Buenos días. ¿Viene por trabajo o por turismo? Turismo. ¿Díga? Sí, hola. Gracias. Ah, de acuerdo. No sabía que ibas a venir. Sí, de acuerdo. Sí, disculpe. ¿Mathieu? Sí. Pierre. Hola. Sube… Discúlpeme. ¿Y por la noche también? Entiendo. No, no, no puedo saberlo, tendría que verle. Sí, sí. Espere… El martes a las dos, ¿le viene bien? Si no, el miércoles, a las :. Muy bien, el miércoles, entonces. Gracias. Adiós. Lo siento mucho. ¿Recibiste mi mensaje? Sí. Intenté llamarte, pero no me daba señal. No entiendo por qué vienes hoy, si el entierro es el lunes. Porque me gustaría conocer a mis hermanos. ¿Para qué? Para verles. ¿Has reservado hotel? Sí. El Hotel de las Artes. Calle Santo Domingo. Está cerca de Sherbrooke. A ver. Sólo tenía que enviarte el paquete. Tus hermanos no saben que existes y su madre tampoco. Acaba de perder a su marido, y ellos a su padre. ¿No te parece que ya tienen suficiente? ¿De qué murió? Un infarto. Ya había sufrido dos antes, así que esperaba que pudiese pasar algo así. Por eso me había dado el paquete para ti. Hace quince días, estaba pescando… Se cayó de la barca y no han podido encontrarlo. ¿Cómo van a enterrarlo, si no hay cuerpo? Es una ceremonia, nada más. ¿Seguro que está muerto? Claro que está muerto. Encontraron la barca vacía en medio del lago, no pudo salir volando. ¿Habías estado en Montreal? No, nunca. ¿Cómo conoció a mi madre, lo sabe? ¿No te lo contó? No. Fuimos a París, al congreso de un laboratorio.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *