Radio Sintonia

Radio Sintonia, Radio escuchar Radio Sintonia en directo Online

Añadir a su sitio.

Después de un gran esfuerzo por alcanzarla, Radio logré ponerla a salvo. Ella se había desmayado. La deposité en el suelo. Y entonces vi, no exagero, que era una belleza de ensueño. Sus ojos se abrieron y, al mirarme, Radio una sonrisa iluminó su rostro. Quedé extasiado. Eh Radio Después, me llevó a su casa. Una lujosa mansión señorial Radio que acreditaba la nobleza de su estirpe. Allí, sus criados dejaron como nuevo mi uniforme. Mientras yo, arropado en un lujoso batín de Damasco, Radio contemplaba a la hermosa dueña. Cuando más entusiasmado estaba, Radio apareció la esbelta y aristocrática figura del padre. Acercándose a mí con paso majestuoso, me dijo: “Acabo de enterarme de su heroico gesto Radio exponiendo su vida para salvar la de mi hija. Cuente desde este momento, con mi amistad leal Radio y esta casa, que es la suya”. No os dais cuenta del sentimiento conque abandoné el lugar Radio donde me colmaron de atenciones Radio y donde quedaba aquella mujer cuyos ojos Radio aún me parece estar contemplando. Oye, pues procura enterarte si tiene alguna hermanita. No me disgustaría nada ser cuñado tuyo. (SUSURRA) Oye, ¿de qué secreter es esa llave? Es la del piano del pájaro carpintero. Para dar otro concierto, tendrá que abrirlo con un torpedo. ¡Salva, fuego! ¡En salva, fuego! -No hay duda de que hemos centrado. Sí, pero cambia de rumbo. Pedid información a combate. -Atención, combate, aquí torre. El enemigo cambia de rumbo. Comunique información radar. -. . . . . . ¿Qué rumbo da? . Atención torre, nuevo rumbo del enemigo. . -Enterado, torre. Nuevo rumbo del enemigo: . Bien. Inclinación rojo. -Inclinación rojo. Ley aumentando. Más . -Más . -Alza lista. Fuego continuo. -Terminado el ejercicio. Bien, Corvián. Perfecto centrado, acertadas las correcciones. Esto le servirá de aliciente en su carrera. Espero que llegará a ser un magnífico director de tiro. Gracias, mi Oficial. En Meteorología eres amo. ¿Tú crees? Si sigues así le quitas Radio el puesto a Carlos antes de un mes. No digas tonterías. -A sus órdenes. Resulta que acaba de llegar Radio esta caja cuadrada que ha venido en la lancha Radio de Combarros, es para don Carlos. ¿Saben dónde está? En clase, espérale a la salida. -Sí, pero no puedo, es urgente. A sus órdenes. Ven acá, Trinquete. -A la orden. ¿Has dicho Combarro? -Sí, señor. Dámela, se la entregaremos. -A sus órdenes. No huele a nada, ¿qué podrá ser? Lo mejor es que la abramos. Tiene razón. ¿Qué demonios será? Aquí hay una carta. La aristócrata, qué carota. Anda, y le pide que le devuelva el mantel. Por supuesto que no tragué aquella bola. El lujoso batín de Damasco. Coloquémoslo igual Radio para que no lo note. Sí; pero antes verás. Dame tu pluma. Tus pantalones se me quemaron al plancharlos Radio y no te los pude arreglar mejor. Mi padre te espera el sábado Radio para la partida de bridge y te ruega que vengas Radio con el batín de damasco que te llevaste porque es Radio un recuerdo de nuestros antepasados. ¿Habéis oído el último parte de Radio Molina? La más informada radio del mundo. Mandarán a guardiamarinas a desfilar a Hispanoamérica Radio para regresar después en Elcano. Serán preferidos los brigadieres. -Ese camelo no se lo tragan ni los novatos. Os aseguro que lo he oído y que serán preferidos Radio los brigadieres. Pero como siempre, los niños bonitos Radio y los más antiguos en casita. De privilegio de repetir curso. No te preocupes, si salgo elegido, prometo cederte mi puesto. Ya salió. (TODOS) María José. -A las cinco horas del día “H”, los guardiamarinas Radio desembarcarán en el punto designado Radio por el mando estableciendo una cabeza de puente. Una vez consolidada, el primero y segundo batallón Radio avanzará para desalojar al enemigo de la cota . -Dicen que van a ampliar los ejercicios. Ya verás cuando empiecen las maniobras navales. -Mientras tanto Enrique y José Luis paseándose en Elcano. Que se llama Soledad, Soledad. Sole, Sole, Sole, Sole Radio Cuánto me gusta tu nombre, Soledad. Sole, Sole, Sole, Sole Radio También me gusta lo demás. Y cuando sales, Soledad. Me gusta una barbaridad.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *