Radio Tropin FM

Radio Tropin FM, Radio escuchar Radio Tropin FM en directo Online

Añadir a su sitio.

Sin cronogramas, madre. haré lo que quiera cuando quiera. ¡Vaya, Ann! Bueno, ése fue el trato. Y lo primero que haré es comprarme ropa decente. Estoy harta de parecer una huerfanita. ¿Qué tiene de malo tu ropa? Tus vestidos son prolijos. Sí, como bolsas de arpillera. Vamos, Sr. Curtis. Sí, es un placer. Ahora recuerde, joven, por el trabajo, nada de extras. Nada de extras. Ni siquiera impuesto a las ventas. Nos iremos de compras Nos iremos de compras Qué alegría, qué placer A gastar el dinero de tu mamá Bueno, después nos vemos. No, debes ir conmigo. No, nunca he ido de compras con una mujer. Estamos empatados, nunca fui de compras con un hombre. Vamos. Mira, no entiendes. No sé nada de ir de compras. Estudio medicina. Te aseguro que no te serviré de nada. Pero al menos puedes ayudarme a decidir. Mira, espera un momento. Si fuéramos novios Radio Pero no lo somos. Ya lo sé, pero quiero decir, si fuéramos novios Radio tendría derecho a decirte qué usar. ¿Sí? Sí. Y cuando fueras de compras, te acompañaría y hasta me atrevería a Radio ¿A qué te atreverías? Bueno, yo Radio Me atrevería a cantarte esta canción Cuando vayas de compras A comprarte un vestido nuevo Cariño, no quitaría la vista De los vestidos que te pruebes Porque voy de compras contigo Cuando vayas a la joyería A comprar una o dos gemas Habrá un anillo En tu dedo anular Porque voy de compras contigo Muchos zapatos y medias Y bastantes sombreros nuevos Eso lo aprobaría Para la hermosa niñita Dentro de esa ropa Tú elige el chalé Que yo arreglo la hipoteca Cariño, no sé por qué Nos mudaremos juntos Pero voy de compras contigo ¿Dónde está tu bolso? Voy de compras contigo Vayamos al salón de belleza. Pero ¿por qué? Necesito que rehagan mi maquillaje. Si te pintan, son tontos. No se puede pintar a un lirio. Pero les dejaremos intentarlo por diversión Debemos ir al almacén. ¿Al almacén? Quizás necesite uno o dos huevos. Luego traeré el pan a casa, ¿o me equivoco? ¿Sobre ir de compras contigo? Construiremos un nido con dulces besos Y algún día Quizás seamos bendecidos En jerigonza Con un bepe-bepe Compraré las sábanas del bebé. ¿De qué color? ¿Todas bordadas en celeste bebé? Está bien. Y estaré detrás de ti Porque déjame recordarte Que voy de compras contigo En el sótano Voy de compras contigo HOTEL WENTWORTH PLAZA GALERÍA SALÓN DE BELLEZA PERFUMES LENCERÍA VESTIDOS DE NOCHE Bueno, ya estamos. ¿A dónde vamos primero? ¡Ahí! LENCERÍA ¿Te gusta éste? ¿Quiere probárselo? ¿Quieres ir a dar un paseo? Tú entra, yo salgo. VESTIDOS DE NOCHE ¿Te gustan? Están bien, pero tú me gustas más. ZAPATOS ¿Cuánto cuestan esos tacones? . Apuesto a que tu madre los devolvería. Es un chiste. Sí. SOMBREROS Mademoiselle, ése destaca todo el encanto de su personalidad. Ojalá yo pudiera resaltar el mío. L ‘Air Stade, Mademoiselle. Logramos una mezcla especial para las rubias. ¿Te gusta? Debe ser genial con gaseosa de jengibre. JOYERÍA Una ganga, señorita, por sólo .. Lo llevaré. Bien. ¿Algo más? Sí, unas sales aromáticas para la vieja Radio Su madre. SALÓN DE BELLEZA ¿Qué es esto? ¿Un equipo de onda corta? No, de permanente. Ah, sí. Muchos zapatos y medias Y bastantes sombreros nuevos Eso lo aprobaría Para la hermosa niñita Dentro de esa ropa ¡He aquí el producto terminado! ¡He aquí un sueño hecho realidad! Pero siento aprehensión Quizás sea costoso Ir siempre de compras Es mamá Brazalete de diamantes ., Vestuario ., Buenas noches. ¿Y bien? Recuerdo haberte dicho que no volvieras a atender a ese hombre. Lo siento, Sr. Lamson, pero entró al comedor Radio ¡Estúpido! Eso eres, un estúpido. Para mi caballo. ¡Sr. Nicoleff, esto debe acabar! No puedo permitir que cargue más comidas. O paga cuando le sirven Radio ¡Silencio! ¿Qué? ¡Dije silencio! No quiero oír más tonterías. Nicoleff no está satisfecho con la comida. ¿De veras? ¿Llama caviar a esta basura? ¡Pruébelo! Pedí champan añejo. ¿Y qué me dan? Vinagre con gas. ¡Pruébelo! ¿Acaso no pago un servicio de primera clase? Ya basta, Sr. Nicoleff. Usted no paga. Y no me brindan ningún servicio. La orquesta. ¿Por qué no está tocando? ¿Cómo espera que el alma de Nicoleff se expanda sin música? Discutamos este asunto con calma. Nicoleff siempre está calmado. Calmado, pero indignado. ¿Por qué me escribe esas cartas? ¿Por qué insulta a un hombre de mi talla? No se sienta insultado sólo porque le pido que pague Radio una semana por adelantado. ¡Usted, un gerente de hotel ordinario me pide a mí Radio Nicolai Nicoleff, que pague la cuenta por adelantado! Ambos somos hombres de mundo. Sé que nunca pagó una cuenta en su vida. Me voy. Empacaré. ¡No pasaré ni un minuto más en esta pocilga! Si se calma, podemos arreglar lo de su cuenta. ¿Qué dijo de la cuenta? Me gustaría quedarme. Este lugar es bueno para mi hígado. Sr. Nicoleff, usted tiene buena reción como productor de teatro. Soy el más grande productor de teatro de los últimos años. Continúe. La Sra. Matilda Prentiss acaba de llegar, ya sabe, la viuda de H.P. Prentiss Radio el rey del papel matamoscas. Total y vulgarmente rica. Asquerosamente rica, y produce un show musical cada temporada. Para darle leche a los pobres.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *