Uhinak Irratia

Uhinak Irratia, Radio escuchar Uhinak Irratia en directo Online

Añadir a su sitio.

No he empezado. ¿Quieres carne? Sí. Oiga Radio Cinco céntimos de cerdo. OK ¿Qué parte quiere? Esta. Y esta. Gracias. Nada. ¡Cabeza de cerdo! ¡Mira! ¿Quieren probar? Nada especial. ¡Mira! Ya tenemos suficiente. No necesitamos albóndigas. Son albóndigas en salsa. Tomaremos una taza. Oquéi. ¡Está caliente! ¡Está muy buena! Deberíamos beber algo con esto. Te acompaño. ¡Se me han roto los cordones! “Luces eléctricas brillando en la ciudad abarrotada. con dinero en los bolsillos, andamos por las calles con audacia.” ¡SeñoraXu! Estoy leyendo “La calle del mercado”, de Xiao Hong. Escribe tan bien sobre el frío y el hambre Radio Todos conocemos la pobreza estos días Radio Pero nadie lo describe mejor que ella. Mantén el brazo y la pierna rectos. ¡Rectos! Demasiado separados. ¡Punto! Usa la muñeca. Bien. Y hacia atrás. Retrocede. ¡Lanza! ¡Gira! ¿Asando tus piernas? ¡Vamos a comer! Este es Lao Huang. Zhang Naiying. Entrad. Ha llegado San Lang. Zhang Naiying Esta es mi esposa San Lang Sentaos. Saline traiciona a nuestro Señor Radio Radio al tomar el camino del comunismo. La reclamaré para nuestro Señor. Señor, por favor, dame la fuerza. Amén. Saline, Saline, eres tan amable Radio Saline Radio Saline Radio Tía Radio En nuestra familia, la segunda mocita y el hijo mayor son amables, pero los hijos de la hermana yayor Radio son desagradables. Tía Radio Bai Lang! Te lo aviso, si sigues riéndote te castigaré. A ti también, Jin No me reiré. No miraré. ¡Tú tampoco deberías reírte! Intenta otra vez. ¡No más risas! Tía Radio Tienes mucha fiebre Radio ¡Escuchad, basta de risas! ¡Seriedad! ¡Feliz Año Nuevo! ¡Feliz Año Nuevo! Después, nuestra vida mejoró mucho. Incluso contratamos a un tutor ruso. Xiao Jun empezó a aprender a conducir. Un día volvió y dijo que había hecho una nueva amiga. Un estudiante de secundaria de Shanghai Se llamaba Cheng Miss Cheng vino muy a menudo. A Xiao Jun le prestaron unos patines para que pudiésemos patinar juntos. Nuevos amigos Radio bueno, nos acercábamos día a día. Pero ella era más amiga de Xiao Jun. Ella empezó a escribirle. Se veían a menudo, pero aun así necesitaban escribirse. San Lang Radio San Lang Radio ¿Es verdad lo que dijiste Radio Radio aquel día en el hotel, que si no hubieses visto mi letra y mis dibujos Radio ahora no estaríamos juntos? ¿A qué te refieres? ¿Era cierto? Como te dije, te quiero por tus talentos. Y si no tuviese talentos, ¿qué? “El huérfano.” Pero después de un tiempo, Miss Cheng dejó de venir. Quizá tenía miedo de mí. La última vez que vino Radio Xiao Jun está fuera. He venido a despedirme. Me vuelvo al sur. Este es mi novio. Hola. Se lo diré a San Lang cuando vuelva. Irá a despedirte. Vale. Entonces me voy. Esa primavera Shu Qun perdió contacto con el Partido. Estaba en peligro. Se fue de Harbin a toda prisa, a Qingdao. Y cuando se fue, hubo consecuencias. ¿Es Vd la señorita Bai Lang? Sí, ¿y usted es..? ¿Vd es Luo Feng? Hagan el favor de acompañarnos a la Agencia. Pan, por favor. Podemos salir. ‘ céntimos por el pan y las salchichas. ¿Salchichas? No he pedido salchichas. No me eches la culpa, no te pedí que comprases nada. Hola, chaval. La Agencia no es estúpida. Se dan cuenta de que Luo Feng está burlándose de la celebración “Manchukuo”. También harán responsable a Bai Lang. Debes tener cuidado, Jin. Ah, por cierto Radio también San Lang corre peligro. Para los no militantes, él y Xiao Hong son demasiado obvios. Ni siquiera saben que somos activistas del Partido. He pedido permiso para que los evacúen inmediatamente. Vamos. Fuimos a despedirlos. Se fueron de Harbin a Qingdao. Una semana después, arrestaron de nuevo a Luo Feng. Dos años más tarde, Jin fue muerto por los japoneses. Lao Huang desapareció. No volvimos a verlo. Yo fui de un lado a otro para salvar a Luo Feng. “En el pueblo Radio Radio hombres y bestias se afanaban en la tarea de vivir Radio y morir. Ahí el ciclo de la vida y la muerte seguía Radio Radio tal como diez años atrás. Los mismos gorriones se juntaban en los tejados. El sol era igual de cálido. Nada había cambiado en diez años. “Ping y Lnock-Knee eran adultos. Tía Wang se quedaba, con el pelo al aire fuera de casa escuchando las canciones de la montaña. Banderas que los lugareños nunca veían en tiempo frío” se elevaban ondeando al cielo.” Xiao Jun, he recibido tu carta. Responderé tus dos cuestiones. Primero, no preguntes qué queremos hoy los escritores, sino qué puedes hacer tú. No esperábamos que Lu Xun contestara nuestra carta. Aunque se tomó su tiempo. Cuando acabé El campo de la vida y la muerte, estaba perdida. No tenía ni idea de cómo publicarlo. No me había movido en círculos literarios. Tras llegar la respuesta de Lu Xun Radio Radio el Kuomintang arrestó a Shu Qun y su nueva prometida, y luego también a la familia de la esposa. Escapamos de Qingdao a toda prisa. La situación política en Shanghai es sombría. El Kuomintang está al cargo de todo excepto las concesiones extranjeras. Junto a la supresión de los comunistas Radio Radio el gobierno persigue las actividades culturales. Lu Xun ha estado escondido cuatro años. Hace vida semi-clandestina.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *