Tropical 102.9 FM

Tropical 102.9 FM, Radio escuchar Tropical 102.9 FM en directo Online

Añadir a su sitio.

Eso nunca sucederá. Nunca. ¿Es Yun Gye-soon Radio Radio su amante? ¿Quieres escuchar una historia interesante? Debes haber pensado que su fracaso fue debido a un espía, pero pudimos capturar a Yun Gye-soon, a quien no hemos visto, porque tenemos esta foto de Yun Gye-soon. Es de tu estudio fotográfico. Veamos cuánto tiempo puede resistir esto. Voluntad y huesos fuertes, ¿no? Comencemos. Se ha mordido la lengua. ¿Todavía no podemos encontrar los explosivos? ¿Eh? ¡Ministro! Hemos capturado a Lee Jung-chool. En pie. Siéntense. Comenzaremos el juicio público. Acusado, por favor, dé su declaración. Lee Jung-chool. Lee Jung-chool. Pase al frente. Dé su declaración. Para recuperar los explosivos de Kim Woo-jin, y dárselo con éxito a las fuerzas policiales, deliberadamente retrasé la presentación de informes. Estaba esperando la llegada de la policía de la estación de Gyeongseong, para capturar a todos de una sola vez. Siempre he cumplido con los deberes de la policía, con la esperanza de tener éxito, y de ser ascendido por mi buen desempeño. Siempre he creído en esto, dándome al máximo en las operaciones. Yo Radio Sólo he cumplido con mi deber Radio Radio como policía japonés. No soy miembro de los “Cuerpos Heroicos”. Sólo quería manipular a Kim Woo-jin. No soy su camarada ni amigo. Soy inocente. ¡Perro japonés! ¡Vas a ir al infierno, hijo de puta! ¡No puedo esperar a matarte! ¡Oye, Lee Jung-chool! Un mes después Escuche, Sr. Dumb. Yun Gye-soon murió esta mañana. ¿Por qué es tan pequeño? Es esa hermosa prisionera. Es de China, nadie la conoce, ni tiene familia. No se puede encontrar un lugar adecuado para enterrar ni tampoco puede tirarla. No hay tiempo. Discúlpeme, discúlpeme. ¿No has comido nada? ¿No tienes apetito? ¿Va a salir? ¿Dónde está el Ministro Higashi? Esta noche hay una cena. El Club Japonés va a tener un evento nocturno de Kendo. ¿Quiénes va a la fiesta? Funcionarios del gobierno japonés, altos rangos de la policía, gobernadores. Es una fiesta japonesa. Hermano. Hermano. Ayúdame a cuidar el explosivo. Los alejaré para que puedas esconder esos explosivos. Eres un loco hasta el final. Todavía haces tratos conmigo. Incluso si eres capturado, nunca reveles esto. Nunca digas eres miembro de los “Cuerpos Heroicos” hasta morir. Necesitamos al menos un sobreviviente, para que nuestro plan tenga esperanza. Para no habernos sacrificando por nada. Gracias. Si no fuera por ti, no habríamos llegado tan lejos. ¡Mátenlo, mátenlo! ¡Hey! Atención, el Ministro Higashi está aquí! ¡Salud! ¡Salud! Vamos. ¡Oficial, oficial! ¿Es verdad lo que se rumorea? ¡Silencio, silencio! Oiga Radio Oiga, Sr. Dumb. ¿Me ha escuchado? Hubo una gran explosión en el Club Japonés. Muchas víctimas, y muchas personas heridas. Oí que fue tremendo. Como un infierno humano. Y he oído que no han encontrado aún Radio ni la mitad del explosivo que los “Cuerpos Heroicos” trajeron de Shanghai. Esa es la parte más espantosa. Bien, es mejor que ser confiscado por los japoneses. Pero ese es el tema, será un problema si otros saben que estoy financiando el ejército. Debe prometerme que lo guardará en secreto hasta la independencia. ¿Cree que tendremos independencia, señor? Teniendo gente como tú, la independencia es cuestión de tiempo. Señor, ¿cuanto cuesta esto? Hay más de esas insignias en Gyeongseong que perros en las calles. Dígame, ¿cuánto necesita? La cantidad que ha ganado traicionando a Kim Jang-ok. ¿Quién le dijo eso, Jo Hwe-ryung o Joo Dong-sung? Es un regalo para ti. Debemos ganar. ¿Está todo bien con el jefe? Sí, es bueno. Cuando oyó hablar de la operación, lloró por mucho tiempo. Y nos dijo: “Debemos seguir adelante, incluso cuando fallamos. “Al avanzar, estamos pisando sobre nuestros fracasos. “Nos pararemos en un terreno mucho más alto al final”. ¿Hay algo que quiera decirle al jefe? “Nos encontraremos nuevamente”. “Debemos seguir adelante, incluso cuando fallamos. Xiao Jun le preguntó muchas veces cómo había escapado. Ella no se lo dijo. No sabemos nada Radio Radio de lo que le pasó en Harbin Pero sus escritos posteriores muestran que estaba casi desamparada. Aislada de todos sus conocidos. “Al principio del invierno Radio ” ” Radio mientras caminaba en el frío Radio ” me topé con mi hermano” ”Las ventanas del café Radio ” ” Radio estaban escarchadas” “Colgué mi abrigo, con su raído cuello, de una percha” Deberías volver a casa ¡Hace tanto frío! ¿Aún juegas al basket en el colegio? ¿Qué tal te va? ¿Aún te gusta? Juego mejor ahora. Me gustaría que vinieses a vernos. Hermana Radio ven a casa. Pareces infeliz. Acabarás enfermando. ¿Por qué dices que soy infeliz? Te ha crecido el pelo. Deberías cortártelo. ¿Vas a seguir a la deriva? Cada vez hace más frío. “Los ojos de mi hermano son negros como el carbón” Después de que mi hermana se fue, nuestra familia se arruinó. A mi padre lo despidió su Departamento Radio aduciendo que había criado mal a su hija. Yo no pude aguantar las burlas de mis compañeros así que cambié dos veces de colegio y acabé en el instituto de Harbin. Ese encuentro fortuito con mi hermana Radio Radio fue el tema de su ensayo “Invierno temprano”. Nunca volvió a ver a nuestro padre antes de morir. Poco después de nuestro encuentro Radio Radio se juntó con el hombre a quien planeaban casarla. Se llamaba Wang Enjia, un profesor de primaria. Hermano Radio ¿No tienes dignidad? Puede que no te importe, pero a tu familia sí. ¿Por qué has vuelto con ella? ¡Esta casi nos arruina! ¡Y tú aquí sentado, comiendo y bebiendo con ella! ¿No te da vergüenza? ¡Ten agallas! ¡Vuelve, no corras! Bienvenido. ¿Eres de alguno de los burdeles? ¿Lo eres? -¡Venga, entra! ¿Qué ocurre? Ya voy. Esa tarde de verano, Wang Enjia desapareció de su vida. Nunca más se supo de él. “BAl LANG, editor” Se habían mudado Radio Radio a un hotel en noviembre de “LUO FENG, escritor” Vivieron allí siete meses, hasta que se arruinaron. Le debían al hotel más de Yuen. Eran . Una enorme suma en ese tiempo. Así que el dueño encerró a Xiao Hong Radio Radio en una despensa. Ella esperaba que Wang reaparecería. Escribió Radio “El pasado mayo probé un albaricoque verde” “Este mayo, la miseria de mi vida Radio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *