Radio Molins de Rei 91.2 FM Molins de Rei

Radio Molins de Rei 91.2 FM Molins de Rei, Radio escuchar Radio Molins de Rei 91.2 FM Molins de Rei en directo Online

hay para ti. Papá dice que Dawson necesita un periódico. Se ha buscado un socio que dispone de una rotativa. Queríamos reunirnos con él antes del invierno. Bueno, un hombre no debe abandonar a sus hijos en estas tierras sin una razón muy fuerte. Buck nos defiende. Con él no corremos ningún peligro. ¿Verdad, Buck? Para ti, John. Buck, ahora que has terminado de comer. ¡Fuera! Y no me lo hagas decir dos veces. Buenas noches. Buenas noches, que duermas bien. Buck, no. ¡Fuera, fuera! ¡He dicho que fuera! ¿Qué diablos pasa? Ya está bien, vamos. ¡Fuera, rápido! ¡He dicho que fuera! Fuera, fuera. No te enfades. Fuera, fuera. ¡Largo! “Al amanecer el bosque revive. De lejos, traído por el viento, le llega un ladrido a Buck. Que despierta en él recuerdos medio dormidos en su memoria. La voz fascinante del bosque se hace cada vez más atrayente, más cautivadora. Y esta vez más que nunca Buck parece estar dispuesto a escucharla”. ¡Buck, Buck! Si encontraste a Buck como has dicho es natural que antes o después vuelva a la vida salvaje. ¡No puede abandonarme! ¡Buck! ¡Buck! ¡Buck! ¡Buck! ¡Buck! ¡Buck! ¡Buck! ¡Buck! ¡Buck! ¡Buck! ¿Dónde te has metido? ¿Qué pasa? Suelta. Parece como si quisiera enseñarnos algo. No entiendo donde nos quiere llevar. Le seguiremos. ¡Papá! Jim. ¡Papá! ¡No! ¡No! No. Descanse en paz. ¡John, mira! Son señales indias. Tal vez sean los mismos que mataron a vuestro padre. Es mejor que nos marchemos cuanto antes. Pero ¿a dónde? A Dawson. Detrás de aquellas montañas. Pero así terminaremos en manos de los indios. Dando un rodeo los evitaremos. No tenemos elección. Nos iremos enseguida. Voy a preparar las cosas. No será nada fácil con esos dos muchachos. Lo conseguiremos. Qué extraño. Los indios de por aquí eran más bien pacíficos. Han llegado muchos forasteros que les asesinan por el oro. Es natural que los indios se venguen. ¡Mirad! ¡Nuestra cabaña está ardiendo! Han sido los indios. Entonces están a pocas millas. No podemos detenernos. Debemos continuar lo más rápido posible o nos darán alcance. ¡Vamos! No puedo más, estoy rendida. Ánimo, Mary. Haz un esfuerzo. Buck quiere que continuemos, olfatea el peligro. No, estoy demasiado cansada. De acuerdo, descansaremos un poco. Esta maldita nieve, hace polvo las piernas. Espero que ellos también se cansen. Los indios corren como ciervos aún así. ¡Eh!, el perro les ha olfateado. Tenemos que separarnos. Tú y Jim iréis hacia el río con Buck. Nosotros trataremos de atraerlos en dirección opuesta. Ocúpate de ella, Jim. ¿Estás seguro de que todavía nos siguen? Creo que ya los tenemos encima. Espero que los muchachos consigan escapar. Yo también. No, no creo que hayan encontrado sus huellas. Dios te oiga. Continuemos. ¿Qué? ¿Qué pasa ahora? ¡Que estoy harto! No podemos seguir huyendo! Hay que acabar con esta situación de una vez. ¿Por qué no descansamos? No, continuemos. Está bien, Buck, tienes razón. Ánimo, Buck, enséñanos el camino. Calla, Buck. ¡No dispares, Jim! ¡John! ¡Hank! Todo bien, Jim. ¿Y los indios? Les hemos dado su merecido. Todavía están huyendo. Buck. Bueno Juegos ¡John! ¡Y ahora andando! Siguiendo el río llegaremos a Dawson en unos días. ¡Vamos, muchachos! ¡Vamos! ¡Vamos, Buck! ¡Buck, Buck! ¿A dónde vais? Venimos del interior. Ah, qué suerte tenéis. Allí ya debe ser primavera. ¿Tiene algo para los muchachos? ¡Claro que sí! ¿Y cómo es que habéis caído por aquí? Hemos tenido algunos problemas con los indios. La chiquilla se ha hecho daño en un tobillo. En mis tiempos los chiquillos no se iban de aventuras por los bosques, se quedaban en casa. El mundo ha cambiado mucho, sí, señores. Y no me gusta nada. No me gusta. Es una suerte que el viejo Bart tenga que ir a Dawson. Si quieres venir, súbete, muchacha, que ya me voy. Vámonos. ¿En eso? Solo ella. Es la chica la que se ha hecho daño, ¿no? Mi balsa no es un trasatlántico. Mi hermano también va, señor, es pequeño. Claro, y el perro también, no faltaría más. ¿Eh? Toma. Y tú, en lugar de irte de paseo, enciende el fuego así comeremos algo. Está bien. “Y tú, en lugar de irte de paseo, enciende el fuego”. “El mundo ha cambiado



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *