Radio Marca Barcelona 89.1 FM

Radio Marca Barcelona 89.1 FM, Radio escuchar Radio Marca Barcelona 89.1 FM en directo Online

volveré. Volveré, Sonia. De verdad. Buena suerte, Bart. Gracias, Jim. Adiós. Bien, muchachos, gracias por haber traído a Bart sano y salvo. Dawson se encuentra a pocas millas de aquí. Después de la curva que hace el río. Allí. Cuidado, no es un lugar muy apropiado para dos muchachos de vuestra edad. Cumplo años en noviembre. Entonces eres un hombre. De todas formas, tomad, os será útil. No podemos aceptarlo. Cogedlo, no podéis andar por Dawson sin dinero. Os compraréis ropa nueva, ¿de acuerdo? De acuerdo, gracias. Vamos, Jim. Con cuidado y mucha suerte. Mira, Mary, es el periódico de papá. Pero está cerrado. Qué extraño. ¿Dónde estará el señor Wilson? ¡Eh, chicos! ¿Estáis buscando al propietario? Sí. Se jugó el periódico a las cartas con Bates y perdió. Se marchó y nadie le ha visto nunca más. ¿Sois parientes suyo? Era socio de nuestro padre. A papá lo mataron los indios. Hemos venido a Dawson a continuar su trabajo. ¿Vosotros dos solos? Vaya dos chicos decididos. Permitidme que me presente. Tom Sherall, encantado de conoceros. Soy un abogado inglés. Vine a Dawson para encontrar trabajo. Aquí no hay nada. Ni justicia, ni jueces. Solo un patrón, William Bates. Bueno, puesto que soy hombre de letras y pretendéis abrir el periódico otra vez, puedo echaros una mano. ¿Dónde podemos encontrar a Bates? Lo encontraréis en el saloon, durante las horas del día. Gracias, señor Gerald. Vamos, Jim ¿Vive aquí el señor Bates? Eh, chico, ¿vas a cazar osos? El señor Bates no recibe a mocosos aquí dentro. Y sobre todo si van armados. Vamos, largo. Eh, tú, retira eso. Puede ser peligroso. Solo si alguien trata de quitármelo. Dígale al señor Bates que queremos hablar con él. Soy Mary Chambers y este es mi hermano, Jim. Oh, buenos días, señorita, ¿qué puedo hacer por usted? Mis hombres saben que no quiero armas en mi despacho. Oiga, devuélvamelo. Mmmm, a tu edad y con estos trastos. Te sirve para impresionar a la gente, ¿eh? Con este fusil Juegos Al señor Bates no le interesan tus hazañas. Exacto, señorita Chambers. Por favor, siéntese. Lo que quiero saber es el motivo por el que ha venido a verme. Usted le ganó a Dan Wilson “El Nuget”. Pero la mitad era de nuestro padre. Y ahora que ha muerto y somos propietarios de esa mitad, tenemos la intención de continuar, imprimiendo el periódico como deseaba. Wilson hubiera sido capaz de jugarse hasta la parte de ustedes. Aquí está el acta de propiedad. Así creerá lo que le digo. Yo sé hacer funcionar un periódico. Y aquí hay alguien que puede ayudarnos. Usted le conoce, es el señor Gerald. Interesante. Muy interesante. Bien. Voy a tomar en consideración la idea de una sociedad con vosotros dos. Pero quiero que una cosa quede clara antes de empezar. En esta ciudad solo yo decido lo que es noticia. ¿Está claro? ¡”Dawson City Nugget”, últimas noticias! ¡Últimas noticias! Periódico, señor. Di a tu hermana que venga a verme esta tarde. ¡”Dawson City Nugget”, últimas noticias! Su periódico, señorita. Los mineros han elegido un comité para abolir en Dawson los juegos de azar. A Bates no le va a gustar esta noticia. Alguien debe ayudar a esos dos muchachos. ¿Quién? ¿Tu John? Está muy lejos. Volverá pronto. ¡Adelante! ¿Un vaso de leche, señorita Chambers? No, señor Bates. Oh Juegos Creí que habíamos hecho un acuerdo. Cuando formamos la sociedad dije que aquí decido yo lo que es necesario publicar. ¿Qué historia es la del comité? Una de las tantas noticias recogidas. Los mineros quieren realizar cambios en Dawson. Las apuestas, el juego de azar. Están cansados, Bates. Cansados de que les roben en este saloon. Acabar con las apuestas, ¿eh? Si no fuese por el juego Dawson ni siquiera existiría. Ven aquí. Toda esta gente que veis. Hicieron la mayor apuesta de su vida al venir aquí. La mayor parte de ellos han contraído deudas. Han robado para venir a Dawson. Pero buscar oro es como un juego de azar. Y todos estos son jugadores acérrimos. Y mientras les quede un ápice de aliento. Jugarán a los juegos de azar. ¿Qué creéis que he venido a hacer aquí? También soy jugador, pero hay una diferencia entre yo y ellos. Yo gano siempre. ¿Está claro, señorita Chambers? Dawson City se quedará como está. Y para cerciorarme de que no lo olvida esta misma tarde cerraré el periódico. Adiós, señor Bates. Y tú, amigo, será mejor que te vayas a dormir, yo me ocuparé de la chica. No, señor Bates, me voy a casa con mi hermano. Mary, ¿qué haces aquí? Tú también conoces a nuestra encantadora periodista. Hoy he leído un artículo estupendo en el periódico, Mary. ¿A ti no te ha gustado, William? ¡Buck! ¡John! Mary. John, por fin. Cuanto os he echado de menos. Mira qué contento se ha puesto. ¿Y Jim dónde está? En casa. Ahora vivimos en el periódico. Y, tú, dime, ¿qué estás haciendo aquí? Al señor Bates no le gustan ciertos artículos que publicamos en “El Nugget”. Y ahora que es el propietario de la otra mitad del periódico ha decidido cerrarlo. ¿Es cierto? Es una lástima que no apuestes, John. Si fueses un jugador podría ayudaros. ¿Qué quieres decir? Mi parte del periódico contra este perro. No juego al póquer. ¿Y quién ha hablado de cartas?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *