Ràdio Cunit 107.0 FM Cunit

Ràdio Cunit 107.0 FM Cunit, Radio escuchar Ràdio Cunit 107.0 FM Cunit en directo Online

Pero, aplastaste a un pueblo entero, creo que aplastar a un hombre no sería difícil. Está en un terreno peligroso. Mi dinero, contra tu orgullo. Parece justo. ¿ a no es suficiente? ¿Qué tal a ? Con el acuerdo, de que si mi conductor cruza la línea primero, todos y cada uno de los planes contra él, están cancelados. Todos y cada uno. Bien. Dejaré esto con ustedes, hasta que la carrera esté preparada. Africano, ¿cuál es el nombre del conductor? Ya sabes su nombre. ¡Judah, acorta esas riendas! ¡Vamos, vamos, vamos! Vamos Radio ¡Un pie adelante! Muy bien, eso es. Está bien, está bien. Bien. Estás mejorando. No pude ver nada. En el Circo, ten cuidado con los trucos. Dos conductores se paran, te meten entre ellos Radio y te aplastan bajo sus ruedas. Se llama “La Puerta”. Sólo tengo que llegar hasta Messala. ¿Crees que sólo van a entregártelo? No, el Circo es un deporte de sangre, pero es un deporte. Hay estrategias y tienes que conocerlas. ¿Bien? ¡Esther! Esther, tengo que pedirte algo. No hay nada de qué hablar. Voy a correr contra Messala en el Circo. Es la única forma de terminar esto. Por favor, tú siempre te preocupaste mucho por mi familia. Si alguna vez encuentras las tumbas, entiérranos juntos. Ponnos a todos a descansar. Judah, no puedes perder la esperanza. Debes creer que hay una forma mejor. No la hay. Messala conduce como un demonio. ¡Vamos! Hará todo lo necesario para ganar. Cuando entrés a una curva, es como quedar sobre una rueda, así que debes de aprender a inclinarte. Es todo sobre el equilibrio, Judah. Es una maniobra peligrosa, por supuesto. Pero con valor y práctica, puede ser dominada. Esta, es la Espina. Aquí estaré yo. Y trataré de guiarte y cuando comience la carrera Radio no trates de tomar el primer lugar. Échate hacia atrás. Deja que los otros Radio conductores peleen por la posición. Y la mejor estrategia Radio Pero si estoy atrás, ¿cómo llego hasta él? La carrera lo traerá hacia ti. Con cada vuelta exitosa, habrán menos y menos carrozas. Por lo cual es importante que te quedes atrás. Y recuerda, Judah. Primero en terminar, último en morir. Messala. Ella te desea. Cálmense. ¡Messala! ¡Messala! ¡Messala! ¡Messala! No puedes correr con él. Nada lo detendrá. Debes recordar que Judah es tu hermano. Los Hur son tu familia. Mi pasado está perdido para mí. Cada uno de nosotros tiene la elección. Tú y Judah, pueden hacer las cosas bien. ¿Cómo? Descalifícalo. Descalifícate a ti mismo. ¿Y quedar como un cobarde? Moriría primero. Si. Uno de ustedes morirá. No habrá victoria en esto. Entonces, ¿has venido a pedir mi humillación pública? No, Messala. He venido a decirte del infierno que desencadenaste. Dios castiga, al igual que perdona. Tenemos a Dioses diferentes. Marcus, está cobrándome demasiado. Judah. Levántate. ¿Lo reconoces? No. Entonces, es un ladrón. Llévenselo y Radio denle el trato de los ladrones. No. Judah Ben-Hur. ¿No me recuerdas? Yo te recuerdo a ti. Nunca olvidas al hombre que te pone un cuchillo en la garganta. ¡Lo mataré, lo juro! Druses, ¿qué te ha pasado? Sé dónde está tu familia. Mi familia está muerta. No, no lo está. Está mintiendo. Roma no mantiene prisioneros. Sólo los ejecuta. Pilatos ordenó que tu familia fuera crucificada, pero yo las intercepté. Las envié a las cavernas de K’matzerá. Por favor, págame y puedo llevarte con tu familia. Tengo que ir con él. Debes permitirme esto. Te lo ruego. Si existe la oportunidad de que estén vivas Radio Lo están. Ayúdenlo a levantarse. Preparen un caballo para él. Volveré, lo juro. Toma esto. ¿Para qué? Es un romano. Es la única razón que necesitas. ¿Por qué las salvaste? Lo hice por Messala. Él ama a tu hermana. Si él no la salvaba por sí mismo, entonces yo lo salvaría de su propio error. ¡Para atrás! Abran. Madre. ¡Dios mío, estás viva! Madre soy yo, soy Judah. Soy Judah. ¿Judah? Soy Judah. Soy tu hijo. Extraño a mi niño. Madre, estoy aquí. No, está afuera jugando en el sol. No madre, soy Judah. Yo soy Judah. No puedes ayudarnos. Tirza, ¿qué ha pasado? Si nos quieres, olvídate de nosotras. ¿Qué ha pasado? ¡Tú no eres mi hijo! Madre, ¿qué pasa? Somos impuras, Judah. ¡Somos unas leprosas! Somos leprosas, ¡vete, vete! ¡Vete! ¡Sáquenlo! Se están muriendo, déjame matarlas. Son leprosas. Judah, por favor. Hice lo que pude. Es mejor así. Volveré por ellas. Son leprosas. Serán apedreadas en las calles. ¡Volveré por ustedes! Judah, lo intenté. ¡Las salvé, las salvé! ¿Las salvaste? Las condenaste a una vida peor que la muerte. ¡Una vida peor que la muerte! Él pagará por lo que nos ha hecho. ¡Gente de Jerusalén! Amigos de Roma. Celebramos el poder de los hombres. Idiota, ¡tráelo, ahora! ¡Ve! Conductores de Persia, Grecia Radio Galia, Siria Radio Etiopia Radio Egipto Radio ¡Judea! ¡Y la invicta, Roma! Si no soy victorioso, prefiero morir. Puedes con esto. Es sólo una vez. ¡Buena chica! Alabamos al César y damos las gracias por su virtud. Y su misericordia. ¿Listo? No luzcas tan preocupado. Un anciano sabio me dijo una vez: “Primero en terminar, último en morir”. Buen consejo. Los verán correr por la gloria. Los verán pelear por honor. Los verán morir por ustedes. Debiste alejarte. Debiste matarme. Lo haré. ¡Judah, atrás! ¡Atrás! ¿Qué está pasando? ¡Disfruta esta vuelta! ¡Te mataré en la próxima! Mi casco. ¡Date prisa! ¡Vamos! La Puerta, Judah, ¡La Puerta! Buen movimiento Judah, buen movimiento. ¡Otro truco para ti! ¡Camilla, camilla! ¡Apúrense! ¡Vamos! ¡Quítalo del paso! ¡Apúrense, apúrense! ¡Vamos! ¡Vamos ya! ¡Hacia atrás! ¡Rápido! ¡Mételo! ¡Muévanse! ¡Fuera del camino! ¡Para atrás! ¡Para atrás! ¡Fuera del camino! ¡De prisa! ¡Te mataré! ¿No eres romano? ¡Vamos, Messala! ¡Caballos! ¡Vamos! ¡Ve, ve! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! No hay vergüenza en ser el segundo. Ahora estamos conduciendo. ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¿No nos estamos divirtiendo, hermano? ¡Messala! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Y el tambor! ¡Sí! ¡Ve! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Acorta las amarras, Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Judah! ¡Sí! Vamos, Judah. Mátalo, ¡Messala,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *