Radio Amistad 107.9 FM Barcelona

Radio Amistad 107.9 FM Barcelona, Radio escuchar Radio Amistad 107.9 FM Barcelona en directo Online

pensión y es horrible. Si me marcho contigo, lo entenderá. Me harías un gran favor. Entiendo. No soy irlandés. No suenas irlandés. Quiero que quede claro que no tengo nada de irlandés. No tengo padres irlandeses, ni abuelos ni nada. Soy italiano. Bueno, mis padres lo son. ¿Y qué hacías en un baile de irlandeses? ¿Los italianos no hacen bailes? Sí, y no me gustaría llevarte a uno. Se comportan como italianos toda la noche. ¿Y eso qué significa? Ya sabes. No. Manos. ¿Demasiadas? Supongo que eso le parecerá a una chica. Mira, quiero serte sincero. He venido al baile irlandés, porque me gustan las chicas irlandesas. ¿Y fui la única que quiso bailar contigo? No qué va Radio ¿Así que bailaste con muchas otras? Es aquí. ¿Puedo llevarte la semana que viene? Podemos comer algo antes. Me encantaría. Buenas noches. Bueno. ¿Qué haces cuando no estás trabajando? Voy a clases. En la universidad de Brooklyn. Estudio teneduría de libros. ¿Quieres trabajar en eso? Me gustaría ser contable algún día. Pero empiezo por ahí. Hala. ¿Es difícil? Hablo demasiado. Háblame tú de fontanería. Sabes todo lo que hay que saber. No sé nada. Sabes que los grifos gotean y los váteres se atascan. Es todo lo que hay que saber. Yo no sé nada de contabilidad. Pues hay mucho que aprender. Están las matemáticas, pero eso no es muy complicado. Es más difícil el sistema de partida doble. También estudiamos derecho corporativo y eso me da pánico. Vimos el caso de una aseguradora, que fue a la bancarrota en los años y los problemas legales que originó. Juega al golf y es muy buena. Y si hubiera estado en el baile, no me hubieras ni mirado, porque Rose es preciosa. No has comido nada. Hablo demasiado. ¿Qué os pasa ahora, chicas? A nosotras nada, señora Kehoe. ¿Es porque Eilis está saliendo con un joven? ¿Eilis sale con un joven? No lo sabíamos. No nos ha dicho nada. ¿Y por qué iba a decírselo a semejantes cotillas? Lo conocí el sábado, cuando vino a buscar a Eilis y es un caballero. ¿Va a contarnos lo que sabe de él? Sabemos que es muy guapo. No me gustaron sus zapatos. ¿Qué tienen de malo sus zapatos? Eran de un color raro. Una cosa sí que os diré: le voy a pedir al padre Flood que hable en su sermón de los peligros de la tontería. Ahora veo que es el octavo pecado capital. Una chica tonta es igual de mala que un hombre perezoso, pero mucho más ruidosa. Ya basta. Solo quiero acompañarte a casa. Nada de ir a comer o beber ni nada. Sé que tienes que estudiar y descansar. Te acompaño y te doy las buenas noches. Si no, se me haría muy larga la espera. Quiero preguntarte algo y sé que dirás: “es pronto, aún no lo conozco bien, solo hemos salido un par de veces”. No es nada malo, es algo que muchos chicos Radio Pregúntamelo ya, que me estás asustando. ¿Quieres venir a cenar a mi casa y conocer a mi familia? ¿Eso es todo? Me encantaría. ¿Te gusta la comida italiana? No sé, nunca la he probado. Es la mejor comida del mundo. Entonces, cómo no me va a gustar. Estás de buen humor, ¿eh? Sí, ¿por qué? Es solo que, me gustas así. No sé cómo se dice, cuando no pones pegas a nada. Bien dispuesta. ¿Sí? ¿Bien dispuesta? Pues ya que estás hoy bien dispuesta, ¿podemos ir al cine esta semana, cuando no tengas clase? Te concedo dos películas. ¿En serio? Sí. Incluso si la primera cita va fatal, te concedo otra. Próxima parada Parkway. Lo parece, aunque ha sido mi primer invierno aquí, así que no puedo juzgar. Has sobrevivido a tu primer invierno en Nueva York. No ha sido para tanto. ¿Hace más frío en Irlanda? No. Aquí hace más frío. Aquí juzgamos los inviernos según el frío. Pero tienen calefacción en todas partes. Solo pasan frío fuera. En eso tienes razón. Gracias por todo. Que pase un buen día. Eilis. Pareces diferente. ¿Cómo lo has hecho? Así podré aconsejar a otra chica en tu situación. He conocido a alguien. Un chico italiano. Eso no lo pienso aconsejar. Las prefiero nostálgicas que con el corazón roto. ¿Habla todo el día de béisbol? ¿O de su madre? No. No lo dejes escapar. No hay otro italiano así en Nueva York. Espera. Piensa que es más fácil porque no hay salsa. Recuerda que la salsa puede salir volando, así que, despacio. Diré “splash”, cada vez que vea problemas. Buena idea. ¿Puedo empezar ya? Sí. Vamos. ¡”Splash”! Acabas de manchar a su madre a su padre y las paredes. Otra vez. Querida Rose: La novedad más importante es que tengo novio. No es tan importante como mi trabajo o mis clases, pero quiero contártelo todo. No se lo digas a mami. Ya sabes cómo es. Es bueno y amable. Tiene trabajo y trabaja muy duro. Vamos al cine los miércoles y me lleva los sábados al baile del padre Flood. Pienso en ti y en mamá cada día, pero Tony me ayuda a sentir que tengo una vida aquí, que no tenía antes de conocerlo. Mi cuerpo estaba aquí, pero mi vida seguía en Irlanda con vosotras. Ahora está en medio del océano. Ya es algo, ¿no? Tengo que advertirte sobre Frankie. Es el pequeño, ¿no? Sí, tiene , pero parece . Es muy majo y listo, pero no para de hablar de todas las cosas que va a decirte. ¿Qué cosas? No sabemos Podría ser cualquier cosa. Le he ofrecido dinero para que vaya a jugar con sus amigos, y mi padre le ha amenazado, pero tiene ganas de armar jaleo. Tanto, que prefiere una paliza a cambio. Ya hemos llegado. ¿Estás lista? ¿Cómo aprendiste a comer espaguetis? Con lecciones. ¿Lecciones? ¿En una clase? ¿Existen? Podría ser yo el profesor. Diana, una chica de mi pensión, me hizo espaguetis y me enseñó a comerlos sin mancharlo todo. ¿Qué soléis comer en Irlanda? ¿Solo guiso irlandés? Solo, no. Comemos Radio Primero, quiero decir que no nos gustan los irlandeses. Eh, cuidadito. Frankie. ¿Qué? No nos gustan. Todo el mundo lo sabe. ¿Por qué, Frankie? Porque le dieron una paliza a Maurizio y tuvieron que darle puntos. Y como todos los polis son irlandeses, no hicieron nada. Probablemente, algo haría yo. Quizá dije algo que no debía. No lo recuerdo. No, porque te dieron una paliza. Quizá, ni eran todos irlandeses. Solo eran pelirrojos, con piernas largas. Ya está, vamos. Venga. Tengo que decir en su defensa, que es el único de nosotros que irá a la universidad. Si consigue cerrar la boca. Tony me ha dicho



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *