RAC1 87.7 FM Barcelona

RAC1 87.7 FM Barcelona, Radio escuchar RAC1 87.7 FM Barcelona en directo Online

Añadir a su sitio.

No estoy segura de que tenga una casa. Mañana no vas a trabajar, ¿verdad? Después de misa, ¿puedo llevarte a un sitio? Es aquí. Vamos a construir cinco casas, si podemos, y mis padres se quedarán con una, porque mamá siempre quiso una casa con jardín. Venderemos tres. Y la otra, mis hermanos me preguntaron si la quería, y yo dije que sí. Así que, mi pregunta es si quieres vivir aquí en Long Island. Sé que ahora mismo no parece gran cosa, pero estas tierras están vendidas, así que no estaremos solos. Y habrá cables de teléfono y electricidad y de todo. Vamos a montar una empresa. Una empresa de construcción entre los tres. Yo me ocuparé de la fontanería y Laurence de la carpintería. No te quedes callada. Dime al menos que lo pensarás. No me hace falta pensarlo. Solo será un mes. Le ayudará a sentirse mejor. ¿Te casarías conmigo antes de irte? ¿No te fías de que vaya a volver? Cásate conmigo. Cásate conmigo. No tenemos que decírselo a nadie. Lo hacemos rápido y no se lo contamos a nadie. ¿Por qué quieres hacerlo? Porque si no, me volveré loco. ¿No te basta con una promesa? Si puedes prometérmelo, también puedes hacerlo. Así que es aquí. Aquí es donde vives. Sí. Y si haces el menor ruido, me echará a la calle. Ya no tiene sentido preocuparse. Quédate conmigo. ¿Quieres jugar? Claro. Venga. Aquí tienes un bate, ¿vale? Yo cojo la bola. ¿Listo? Arriba las manos. Sí. Vale. Justo en la línea de la tercera base. ¿Le está molestando? Porque a mí antes sí. No, no, no. Tengo un hermano de su misma edad. ¿Eres irlandés? ¿Es tan obvio? Vengo a casarme con una irlandesa, así que me fijo más. Hay muchos en Brooklyn. Parece que no pueda quedar ninguno en Irlanda. ¿De dónde es su novia? De Enniscorthy, en Wexford. Mi mujer tiene familia allí. Eh, Eilis, ven un momento. Anthony Fiorello y Eilis Lacey. Buena suerte. Gracias. Vamos, ven aquí. ¿Se lo contaremos a nuestros hijos? A lo mejor en algún aniversario. Me pregunto qué les parecerá. Nancy. Estás muy elegante. Ya te lo dije. Siento mucho lo de Rose. Gracias. ¿Qué tal estás tú? ¡No! Yo lo sabía, pero quería que te lo dijera ella. Me alegra que puedas venir a la boda. ¿Puedo? Tu madre aceptó la invitación en tu nombre. ¿Cuándo es? El de agosto. ¿Saldrás mañana con George y conmigo? Annette también quiere verte. A mí no me importa. Te daré una llave. No quiero que me despiertes. Queremos que nos cuentes cómo es todo en Nueva York. Iré pensando qué puedo contaros. He reservado para volver a Nueva York el . Puedes retrasarlo una semana para ir a la boda de tu mejor amiga. EN MEMORIA DE THOMAS LACEY MARZO, Y ROSE LACEY JULIO, No me creo que esté casada con alguien que no conocerás. Pero te gustaría. Estoy segura. Es dulce. Y gracioso. Y tiene unos ojos maravillosos que Radio Ojalá todo fuera distinto. Ahora, la señora O’Toole, de Cush. ¿De verdad tenemos que hacerlo? Una carta de pésame no es como un regalo de cumpleaños. ¿Y si te escribe dándote las gracias por tus gracias? Pues se las vuelvo a dar. Y así el resto de tu vida. No tengo nada mejor hacer, o nadie con quien hablar. Por qué no con la Sra. O’Toole, de Cush. ¿Qué quieres que ponga? Serán Nancy y Annette. Ve. Diviértete. Eilis, este es Jim Farrell. Es un placer conocerte. Podemos ir al bar del Hotel Connaught. Habrá alguien del equipo de rugby. Vale. ¿Siempre tenéis que estar con otros chicos del equipo? No. Nancy dijo que no nos dejaría hablar contigo, que teníais mucho que contaros, así que queríamos compañía. Ah, vale. ¿No te gustan los chicos del equipo de rugby? No especialmente, George. Cuando me fui a América echaba de menos todo de Enniscorthy, excepto una cosa. Todos no somos iguales. Parecéis iguales. Es la chaqueta y el aceite en el pelo. Nancy. ¿Dónde está Annette? ¿Por qué viene él? Es muy majo. No seas dura con él. ¿Es el mismo que estuvo prometido con Cathleen Cassidy? ¿Qué pasó? Él rompió el compromiso. Pensó que ella no iba en serio. Lo pasó muy mal un tiempo, pero ya está bien. Nancy, voy a volver. Pero puedes divertirte un poco mientras estés aquí, ¿no? Vamos, George. ¿Qué tal está tu madre? Está triste. Ha envejecido mucho de repente. Fue horrible. Todos fuimos al funeral: mi madre, mi padre y yo. No lo sabía. Mi madre jugaba al golf con ella. La apreciaba mucho. Fue Radio lo más triste que ha pasado aquí, que recuerde. Gracias. Venga, vamos. ¿Y los rascacielos? Pero eso es Manhattan. Yo vivo y trabajo en Brooklyn. Y salgo en Brooklyn. Los rascacielos están al otro lado del río. No haces que suene muy atractivo. Es que no lo es. ¿Ni siquiera esos almacenes donde trabajas? ¿Bartocci’s? Venden cosas preciosas. Pero no puedo permitírmelas. Y tampoco me gusta el trabajo. ¿Y qué te gustaría hacer? Quiero hacer lo que hacía Rose. Quiero trabajar en una oficina, llevando las cuentas. Pues deberías pasarte por Davis. Aún no tienen sustituta para Rose. Vuelvo a Nueva York después de la boda. Pero te podrías ganar un dinero mientras tanto. Seguro que estarían interesados. Tú solo quieres que se quede. Solo pienso en Eilis. ¿Has oído eso, Eilis? Solo piensa en ti. Buenas noches. Buenas noches. Adiós. ¿Qué tal lo has pasado? Muy bien, gracias.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *