Ona Codinenca 107.2 FM Sant Feliu de Codines

Ona Codinenca 107.2 FM Sant Feliu de Codines, Radio escuchar Ona Codinenca 107.2 FM Sant Feliu de Codines en directo Online

a la siguiente pregunta? ¿Te parece bien? ¿Quieres dejar el pañuelo debajo de la silla? Sí. Ya está. Estoy bien. Tengo mocos. ¿A ver? Bien. Vale. Bueno Radio ¿Las cosas cambiaron cuando llegó Jack? Cuando llegó Jack, todo cambió. Era precioso. Y sabía que tenía que protegerlo. Claro. Cuando sea mayor, ¿le hablarás de su padre? Jack no es suyo. No es su Radio Entonces ¿hubo otros hombres? ¡No! Un padre es un hombre que quiere a su hijo. Claro. Eso es muy cierto, pero la relación biológica que Radio Eso no es una relación. Jack es solo mío. Cuando nació, ¿pensaste en pedirle a tu captor que se llevara a Jack? ¿Que se lo llevara? A un hospital, por ejemplo, para que lo encontraran allí. ¿Por qué haría eso? Para que Jack fuera libre. Es el sacrificio definitivo, lo sé muy bien, pero ¿no pensaste en que pudiera tener una infancia normal? Pero me tenía a mí. Claro que sí. Pero ¿eso era lo mejor para él? ¿Ma? ¿Ma? ¡Ma! ¡Ma! ¿Qué, Jack? ¿Qué pasa? ¡Ma! ¿Qué pasa? ¡Ma! ¡Joy! Ven aquí, Jack. ¡Ma! Ven aquí. ¡Ma! ¡Joy! ¡No, no! Vamos, Joy. ¡Ma! ¡Voy a llamar a emergencias! ¡Ma! Vamos, Joy, despierta. Estoy aquí, cielo. Adiós. ¿Diga? Hola. ¿Qué tal va? No, está arriba. ¿Jack? Vamos. Te llaman. Toma. No. Ten. – Di: Hola”. Hola. ¿Jack? ¿Estás ahí? ¿Ma? ¿Qué tal estás? Vuelve. Aún no puedo volver. ¡Vuelve ya! Volveré pronto. Tengo que quedarme aquí un poquito más. ¡Yo decido! ¡Yo decido por los dos! ¡Volveré pronto! Jack. ¿Jack? ¿Hola? ¿Leo? Hay tanto sitio en el mundo. Hay menos tiempo, porque tiene que repartirse en una capa muy fina por todas partes, como la mantequilla. Todo el mundo dice: “Corre. En marcha. “Date prisa. Acaba ya”. Ma tenía prisa por ir a Cielo, pero se olvidó de mí. Qué tonta, Ma. Y los alienígenas la devolvieron. ¡Zas! Y la rompieron. Muy bien. ¿Estás bien? ¿Puedes ayudarme con la compra? Sí. ¿Te parece bien? Sí. Vale, muy bien. Gracias. Esa no pesa. Está bien. ¿Habéis ido a la compra? Sí. – ¡Vamos a hacer cupcakes! Qué rico. Que tengas un buen día. Vale. Vamos. Eso se te da muy bien. Ya lo había hecho, en Habitación. ¿Sí? ¿Qué más hacías allí? Muchas cosas. A veces lo echo de menos. ¿No era muy pequeño? Iba en todos los sentidos, hasta el final. Y nunca se acababa. Y Ma siempre estaba. Ya. Pero Armario era pequeño. ¿Qué hacías en Armario? Dormir. Cuando venía el Viejo Nick. Quiero ver a Ma. Sí, lo sé. Necesita un poco más de tiempo sola. ¿Jack? Hay alguien que quiere conocerte. Jack. A ver, te echo una mano. Venga. Vamos a ver. Jack, te presento a Seamus. ¿Quieres acariciarlo? Sí. Ya está meneándose otra vez. Así se siente bien. ¿Se siente bien? Sí, se siente bien. Deberías probarlo. Se está moviendo. ¿Abuela? Sí. Necesito las tijeras. ¿Para qué? Para cortarme el pelo. ¿Estás seguro de que quieres? Quiero mandárselo a Ma. ¿Y eso? Necesita mi fuerza más que yo. Quiero mandárselo. O tú podrías llevárselo. Puedo ayudarte, si quieres. Sí, por favor. Vale. Vamos a hacerlo bien. Llevo mucho tiempo queriendo cortarte el pelo. Antes se lo cortaba a tu madre. Y a tu abuelo. Espero no haberlo olvidado. ¿Crees que funcionará? ¿Mi fuerza puede ser su fuerza? Claro que sí. Todos nos ayudamos a ser fuertes. Nadie es fuerte solo. Tu madre y tú os ayudáis, ¿no? Sí. Tú y yo, tú y Leo, Leo y yo Radio Todos tenemos la misma fuerza. Supongo que sí. Vale. Muy bien. ¿Estás listo? No te muevas. Toma. ¿Ves? ¿Ves? ¿Qué te parece? Sí. Que no me entre jabón en los ojos. No. Hay una toalla ahí, si la necesitas. Ni en la boca. Ni en la boca. Esto es lo mejor. ¿Da gustito? Sí. Bien. Vamos a ver. Sí. Ya está. Te quiero, Abuela. Yo también te quiero, Jack. Pasa todo el rato. Lo siento, Jack. No pasa nada. No lo hagas otra vez. Lo prometo. ¿Estás mejor? Sí, empiezo a estarlo. Oye, Jack. ¿Sí? Cuando Abuela me trajo esto Radio supe que podía curarme. Tú me salvaste, otra vez. ¿Puedo Radio ? No. Ya no queda. Lo siento. Vale. No soy una buena Ma. Pero eres Ma. Lo soy. Lo soy. Ahora me voy a jugar con Aran. Es mi amigo. Vale. Cuando tenía cuatro años, ni siquiera sabía que existía el mundo. Y ahora, Ma y yo viviremos en él para siempre hasta que muramos. Esto es una calle, en una ciudad, en un país llamado Estados Unidos. En la Tierra, que es un planeta verde y azul que no para de girar, así que no sé por qué no nos caemos. Y luego está el Espacio Exterior. Y nadie sabe dónde está Cielo. ¡No! ¡Me hundo en la lava! ¡Agárrate! ¡Sal de ahí! Ma y yo hemos decidido que, como no sabemos lo que nos gusta, lo probaremos todo. Más despacio. Hay tantas cosas por ahí. Bocado a bocado. Ya veces da miedo. Pero no importa, porque seguimos estando tú y yo. ¿Podemos volver a Habitación? Jack. Solo de visita. Cuidado al entrar. ¿Esto es Habitación? Sí. ¿La han encogido? ¿Dónde está todo? Se lo llevaron como prueba. Para demostrar que estuvimos aquí. Es porque Puerta está abierta. ¿Qué? No puede ser Habitación si Puerta está abierta. ¿Quieres que la cierre? No. Jack, ¿podemos irnos? Adiós, Planta. Adiós, Silla Número Uno. Adiós, Silla Número Dos. Adiós, Mesa. Adiós, Armario. Adiós, Lavabo. Adiós, Claraboya. Ma, dile adiós a Habitación. organizo las ceremonias del palacio de Buckingham. ¿Trabaja para la reina? Sí, más o menos. Bien. Me encantan las monarquías. Si me permite preguntárselo, ¿por qué le gustan tanto? Porque son muy vulnerables. Se elimina a una persona y, de repente, cambia el mundo entero. Como en un matrimonio. Maestro, para Su Majestad sería un honor concederle la medalla al mérito el próximo mes de junio. Bien. Su Majestad estaría encantada si la aceptase. Su Majestad nunca se ha mostrado encantada con nada. Bueno, es más, el acto de investidura coincidiría con el cumpleaños de su Alteza Real el Príncipe Felipe. Su Majestad desea que la orquesta de la BBC Radio Yo ya no dirijo. Pero no habrá ha olvidado cómo se hace. No. No he olvidado cómo se hace. Para el príncipe y la reina sería un placer verlo dirigir sus “Canciones sencillas”. Ah. No pienso dirigir mis “Canciones sencillas”. ¿Por qué no? Motivos personales. Bueno, la gran soprano Sumi Jo está dispuesta a cantar. Sumi Jo no lo haría bien. Dígame qué soprano le gustaría y la tendrá. Nadie lo haría bien. Bien.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *