La Xarxa 91.0 FM Barcelona

La Xarxa 91.0 FM Barcelona, Radio escuchar La Xarxa 91.0 FM Barcelona en directo Online

Debe pagarlo esta noche. ¿No puedo tener una prórroga? No quiero ser injusto. ¿Qué es hoy? Tres de Diciembre. Puede traerme el dinero en Nochebuena. Pero a duras penas podré reunirlo para entonces. Es imposible. Puede vender su magnífico caballo de tiro. Quiero el dinero en Nochebuena. O se irá de mala manera. Cabrón. Jodido cabrón. No soy mejor que los animales. No me extraña que no pueda ir a la iglesia. Mi salario es nulo. Pero Höglund consigue dinero de la ayuda pública radio por tenerme aquí. “Con mis lágrimas empapo mi lecho. Mis ojos están debilitados por el pesar”. Esta pradera radio y el castillo radio y el bosque radio y los campos radio son míos hasta donde los ojos alcanzan a ver. Mi estado lleva bajo mi bendición radio y mi dominio durante miles de años. Pero esto está oculto a la mayoría. He dibujado una línea en el aire con el rayo de mis ojos radio y he construido una valla invisible alrededor de todo este estado. Y he incluido el aire mismo, aunque no lo puedas entender. ¡Sven! Ayuda a la Sra. Höglund con la limpieza de Navidad. Basta de riñas. ¿No podéis ser amables el uno con otro? Al menos en Nochebuena. He terminado. ¿Hay alguien en casa? Aquí está Santa Claus. Huele a Navidad. ¿Ha llegado el correo? Sí, Padre. ¿Puede limpiar Sven las ventanas del despacho? Buenos días, señor. Ah, es usted, Mansson. Ya era hora. Siéntese. Feliz Navidad. ¿Tiene el dinero? Sí, pero ha sido difícil. He vendido el caballo y ha sido al prestamista. Donde hay voluntad hay un camino. ¿No podría pagar a plazos? Estamos arruinados. Ya ha tenido tres semanas. Lo tengo todo aquí, pero radio ¿No podría pagarlo en marzo? Ah, no, amigo mío. Pague ahora. Así son los negocios. Uno, dos, tres radio Es exacto. Gracias, Mansson. He preparado un recibo. Lo firmaré. Otra vez Feliz Navidad. No piense que soy quisquilloso con una suma tan miserable. Es una cuestión de principios. Pagar en la fecha adecuada. Lo logré este año, dijo el zapatero, y se ahorcó en Nochevieja. ¿Qué demonios quiere? ¿Qué es esto? ¿Por qué trae esto? ¡Espere! Este cinturón es para usted. Es de mi padre. ¡Feliz Navidad! Por vez primera en estas tierras radio el aborto más alegre del mundo. La Srta. Flora, la mujer sin piernas. No puede caminar ni bailar, pero puede arrastrarse como una serpiente. Me gano la vida siendo un espectáculo radio como Flora, la mujer sin piernas, ya saben. Mi novio es un hombre atractivo radio que me besa cuando puede. Pero cuando quiere más que un beso, ya ves, abraza a mi hermana gemela, no a mí. ¡Y luego su dicha es completa, en fin! ¡Ya que ella es la señora sin la parte de arriba! Me gustaría dar una vuelta en eso. Es demasiado peligroso. Pero yo quiero. Es arriesgado. Me da igual. ¿Seguro que te atreves? ¡Pues claro, maldita sea! ¡Suéltame! ¡Más rápido! Adiós. Ha sido una bonita tarde. Nos vemos. Encantado de conocerle. Haremos un buen trato. Lo hicimos antes, ¿por qué no otra vez? ¡Vera, en ese bonito coche! ¡Por el amor de Dios, cállate! ¿Qué pasa? Tengo algo para ti. Después. Ahí está ese idiota. ¡Adelante! La cena está lista. Estaba pensando radio que no hace falta que la gente sepa que radio que eres mi hermano. Preguntaré si puedes tener un sitio mejor para dormir. Esto es radio Padre, han venido. Pruebe suerte. Intente darle a aquel blanco. Será interesante intentarlo. ¡Diana! ¡Tráelo! Un Dios sangriento para un pastor. No puedo guardar silencio mientras gitanos, judíos y otras radio serpientes en nuestro país envenenan nuestra comunidad radio y nos quitan dinero y trabajo. Sabemos que hombres resueltos con voluntad de acero radio pueden ponerle freno. Sólo tenemos que mirar por el mundo. Está ocurriendo ahora, amigos míos. Mostremos firmeza mañana radio cuando esos malditos rojos tengan su reunión. Les enseñaremos a callarse. Ésta puede ser la hora fatal de nuestra lucha. Pero hoy guardaremos nuestra fuerza y disfrutaremos. ¡Tres aplausos para nuestro generoso anfitrión! ¡Atención! Queridos amigos. Espero que se sientan bien y tengan buen apetito. Tenemos muy poco del bello radio pero le he pedido a mi esposa y a la Sra. Berghald que nos echen una mano. Me alegro de verles a todos aquí. Aquí está el pollo. ¡Oh, mi presa! ¡Ki-ki-ri-ki! ¡Despiértense! Vamos a divertirnos. Ponte este vestido. No. ¡Póntelo, he dicho! No, no quiero. No, no quiero. ¡Haz lo que te digo! He aquí un pequeño tesoro con algo para beber. ¿Puedo tener el placer? ¡Deja que se vaya! ¡Déjale en paz! ¿Qué te pica? ¿No podemos divertirnos? ¿Qué sentido tiene? ¡Cielos, Sven! ¡Mírate! Entra, mi querido muchacho. Debe quedarse aquí. Puede dormir en la sala. Es una maldita vergüenza. Bebe esta leche caliente. Ahí está. Que duermas bien. He venido para llevarle a casa. Él vive aquí ahora. Trabaja para mí. De ninguna manera. Es empleado mío. Se largó hace unas semanas. Ahora le necesito. Tú lo tratas como a un animal. No puedes hablarme así. Tengo la custodia de este subnormal. Tiene todo lo que necesita. No es subnormal. Trabaja para mí y recibe un salario. No pienso discutir con malditos campesinos. ¿Qué vamos a hacer con gente como él? Aquí está tu paga.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *