Radio Pinoso 107.8 FM Pinoso

Radio Pinoso 107.8 FM Pinoso, Radio escuchar Radio Pinoso 107.8 FM Pinoso en directo Online

Radio desconecta el teléfono y mételo en un cajón. ¿Y la llave? Llamaré al portero. ¡Hubbell! No sabía cuándo vendrías. ¿Qué tal? Volveré tarde. ¿Dejarás la llave en Radio ? Ni hablar. He comprado carne, patatas y cebollinos Radio Radio y ensalada y pastel. Hubiera hecho un asado Radio Radio pero no sabía si te gustaba. Además, no me daba tiempo Radio Radio y cogí carne con mis cupones. Tendrás hambre si no has tenido tiempo para comer. Aún no puedes irte. Te quedarás a cenar, para eso he comprado. ¿Tarta de qué? ¿Es tu héroe? ¿Quién? Él no hizo nada por España. En el eran aislacionistas. ¿Justificas el pacto nazi-ruso? Tanto como tú justificas a los aliados sentados sobre Radio ¿Por qué no dices “culos”? No puedo. ¿Por qué? ¿Qué ocurre? No lo sé. Nada. Menudo tema para dos Radio Es interesante. Prefieres hablar de política. De las contradicciones: ¿entramos en la guerra o no? Stalin con Hitler. Stalin contra Hitler. Mentiras políticas, pero tú sigues en ello. No sé cómo te interesa. Yo no sé cómo a ti no. Estás celoso. ¿Qué? Estás celoso. ¿Por qué? Quiero vivir. Lo más posible. Pero no escribirás otra novela. Éste es uno de los dos ejemplares que vendieron. ¿Lo acabaste? Me lo tragué. Dos veces. Y me gustó. Y me gustó mucho. ¿Algo no te gustó? La manera de escribir es buena. Tu estilo es precioso, pero Radio ¿Precioso? Lo es. Es precioso. Pero te quedas Radio Radio al margen. ¿Comprendes lo que digo? Sigue. Es como si observaras Radio Radio a la gente Radio Radio pero a distancia. ¿Dónde? En el libro. Eso ya lo sé. ¿Pero en qué parte? Especifica. En todo él, Hubbell. Es tu primera novela, seguro que la segunda será Radio ¿Escribiré otra novela? ¡Claro que sí! Eres demasiado bueno para no hacerlo. ¿Estás tan segura de todo como pareces estarlo? Sí. ¿Tú no? No. No. No tan seguro. ¿Te sigue saliendo todo tan fácil? “Se parecía al país en que vivía. Todo le había resultado fácil”. ¿Por qué recuerdas eso? Quiero saber si aún es verdad. No del todo. ¿Qué no te resulta fácil? Encontrar habitación. Hablo en serio. ¿Sabes que eres maravillosa? Tú sí que lo eres. Pero no debes ponerte tan seria. No me pondré. No me pondré. ¡Feliz año nuevo! ¿Qué es? ¿Cómo que qué es? Verás a tu amigo J.J. Será divertido y decadente. Comeremos huevos Benedictina Radio Radio y votaremos republicano. Detesto los huevos Benedictina. ¿No? Creí que eras animadora. ¿Yo? Vamos. ¡No! Quizá te lo pases bien. Una muñeca de papel Que es sólo mía Una muñeca que los otros Radio ¡Menuda Marina la tuya, J.J.! Hola, Hub. ¿Todo esto? Pertenece a mi tía. ¿La que tocaba el acordeón? ¿De verdad tocaba el acordeón? Y murió aplastada. No es cierto. Está en el frente. Animando a los soldados. ¿El mejor equipo? Vamos Radio Ya lo sé. Hollywood y Vine. ¿La mejor animadora? Tallulah Bankhead. Tu tía estará bajo Patton. Debajo de alguien, seguro. Disculpa. Desde luego. Veamos, ¿qué hay de Gardiner? Espera un momento. El mejor hotel pequeño. No vale, no he viajado. Pero está en Suiza. Déjate de bromas. Es el Saint Regis de París. Bonita vista, ¿verdad? Estás diferente. Es el pelo. Me lo plancho. ¿Cómo? Sí, en Harlem. Yo tengo amigos en Harlem. Seguro que sí. ¿Crees que me escandaliza? ¿Cuánto hace que esto dura? Me refiero a lo tuyo con K-K-Katie Morosky. No, está estupenda. A mí me gusta, J.J. No has cambiado nada. Tú tampoco. Sigues tan guapa. De momento. Salgo con J.J. ¿Sí? Disculpa. Su aspecto es muy diferente al de antes. ¿Queréis beber algo? Yo no. ¿Qué hacíais las dos? Parecía preocupada. Lo haces tú. Parece que te gusta sentirte desplazada. Es como si me dieran una copa mientras los otros van a cenar. Intenta hablar con ellos. Ya lo hago. No. Tú no hablas, sermoneas. ¿Y ese discurso sobre Yalta? Nadie quiere oír ese rollo. ¿Y por qué tanto chiste? J.J. llamó a Roosevelt el “Halcón Yaltés”. A mí me pareció divertido. ¿Y lo de vender tu novela a Hollywood? ¡Será broma! ¿Por qué? ¿Por qué? Porque eres demasiado bueno para ellos. Sería una suerte colocar un libro en Hollywood. ¡Ni siquiera has estado ahí! Ésa no es la cuestión. ¿No puedes relajarte y disfrutar de la fiesta? Cuando hablas de política, tu sentido del humor sale por la ventana. Hay cosas que no me puedo tomar Radio Radio con sentido del humor, Hubbell. Con una chica caprichosa Y de verdad Lo siento. Lo del estudio se complicó y luego Radio Radio uno del partido me preguntó por qué no iba a Radio ¿Qué? ¿Qué? Los ocho primeros capítulos. Si quieres leerlos, los lees. Pero no discutamos. De acuerdo. Si no te gusta, me lo dices. Y también me dices el porqué. ¿Y si me gusta? Camarero. Hola. Pasa. ¿Cómo te va? Bien. ¿Es nuevo? Estaba en el otro cuarto. Aquí queda bonito. Las plantas crecen. ¿Cómo está tu madre? Mucho mejor, como las noticias. Quizá venda mi libro a Hollywood. Lo sé, J.J. Me lo dijo. ¿Y qué opinas de eso? Vivir todo el año bajo el sol Radio Radio e ir a trabajar en descapotable. Y navegar. Suena fantástico. ¿Quieres una copa? No. Estaba paseando y se me ocurrió venir. Gracias. Me encanta cómo escribes. Franklin Roosevelt ha muerto. Muchos ya sabrán la noticia. Pero llevará días, años o incluso meses conseguir Radio Radio que la tragedia ocurrida a las : de la madrugada Radio Radio sea totalmente asimilada. Es triste que ya no esté aquí para compartir la victoria Radio Radio que tenemos al alcance de la mano. ¿Has ido a verle? Estuve hablando con Radio Ahí estaba ese hombre Radio ¿Conoces esa plataforma de acero entre coches? Le ayudé a abrir una puerta enorme. Necesitaba aire. Ni siquiera recuerdo cuándo no era presidente. mandatos eran muchos para el viejo. El º ya fue demasiado. Se acabarán los chistes de Eleanor. Algunos eran buenos. ¿Recordáis cuando bajó a la mina? Llevaba la cara negra de mugre. ¿Mugre? Eleanor bajó a la mina y se manchó Radio Radio la cara con carbón. Los mineros sólo le veían Radio Radio la blanca dentadura. ¡Su marido ha muerto! ¡Ha muerto! Sí, la Sra. Roosevelt bajó a la mina. Y cuando Radio Radio le preguntaron por qué, dijo: “Yo soy las piernas de mi marido”. ¿También sabéis chistes de lisiados? ¿Hay algo que no sea broma? Lo siento. ¿Quién saca los chistes? El padre de J.J. Aquí hay material para una nueva novela. Si escribes sobre esto. Gente que bromea porque no tiene sentimientos. Reunámonos cada años Radio Radio o cada vez que muera un presidente. Lo que ocurra antes. ¿Qué te pasa? ¿Qué hacemos aquí? ¿J.J. Comprará tu libro y nos iremos todos a Hollywood? Cálmate. Los escritores lo hacen. Fitzgerald Radio ¡Está muerto! Ya lo sé. No es cosa vuestra. Murió por la bebida y Radio Radio por gente como vosotros. ¡Basta! Ya se ha disculpado. ¿Por qué me has traído? Podíamos haber dado un paseo o Radio Radio sentarnos en un banco. No quiero estar triste. ¿Es malo estar triste? ¡Es inútil, el Presidente ha muerto! ¡Las cosas que pasan en el mundo no te incumben personalmente! Domínate. ¡No quiero dominarme! ¡No me da la gana! Muy bien. Haz lo que quieras. Quiero irme de aquí. Muy bien. Pero contigo. ¿Y después, qué? Hasta luego, Katie. Sí, adiós. Buenas noches, preciosa. Déjalo para mañana. Anímate. Hoy será una gran noche para mí y quiero verte sonreír. Buenas noches



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *