Radio Orihuela SER 90.5 FM Orihuela

Radio Orihuela SER 90.5 FM Orihuela, Radio escuchar Radio Orihuela SER 90.5 FM Orihuela en directo Online

Es un político. El bigotito de Hitler es divertido. ¿Qué tal un baile nazi? Lo pensamos, pero el uniforme pica. Quizá con la revolución llegue el sentido del humor. hamburguesas, coca-colas. ¿Con cebolla? Sí, en las coca-colas. Si leo pocos relatos en voz alta, es porque Radio Radio creo que se aprende más de lo que es bueno. O al menos, con talento. Hoy voy a leeros, con gran placer por mi parte Radio Radio una notable historia corta de alguien inesperado. Se titula “La sonrisa de los americanos”. Y es de Hubbell Gardiner. “En cierto modo, se parecía al país en que vivía. Todo le había resultado fácil, pero al menos lo sabía. Una vez al mes, le preocupaba fingir. Y entonces veía que todos fingían aún más. A veces sentía Radio Radio que no teníamos motivos para cambiar. Para entonces, ya se habían echado a perder. Todo había sido demasiado fácil”. El problema de algunos es que trabajan demasiado. ¿Hablas conmigo? ¿Una cerveza? No bebo. Un sorbo. Sólo un sorbo. ¿Y bien? ¿Siempre vas con los libros? ¿Para eso he cruzado la calle? Celebro una cosa. ¿Qué celebras? Que te he hecho cruzar la calle. Oye, siento que Radio Aún no te he dicho que tu historia me gustó mucho. Eres un buen escritor. Gracias. El duque de Windsor y la Simpson se casan mañana. ¿Cómo lo sabes? Los periódicos no han salido. Trabajo como linotipista dos días por semana. ¿Nunca descansas? Bueno Radio Radio gracias por hacerme cruzar la calle. He vendido una. Una historia. No conozco a nadie que haya vendido una. Ostras, Hubbell. Toma, tomemos algo. Siéntate. Por tu ª novela. Espera, no tan rápido. ¿Por qué no? Sí, ¿por qué no? Debiste reírte. “Un poco de paz, nada de Katie”. Estabas genial. Les tenías. Sólo con reírte, te los hubieras ganado. No tenía gracia. Hay otras razones para reírse. Eres una puritana. No. Sin sentido del humor. Mi familia me ve graciosa. ¿Siempre estás enfadada? No lo estoy. Pero no entiendo Radio Radio vuestras bromas. Yo nunca he pertenecido a una pandilla Radio Radio que es donde supongo que inventáis esas tonterías. Todo eso son guarradas. ¿Puedo preguntarte algo personal? Claro. ¿Siempre sonríes? No. No. No. Por algo que empieza. Suena divertido para un final. El duque de Windsor se ha casado. ¿Ya te lo he dicho? Sí, lo hiciste. Me alegra lo de tu cuento. Espero poder leerlo algún día. Pon el pie aquí. A por ellos. Adiós, Hubbell. Adiós. No te manches el traje. Me gustaría ser la costurera que les hiciera los dobladillos. Para quitarles ropa de encima. Coge el abrigo Y ponte el sombrero Deja tus preocupaciones atrás Me alegra que no estés trabajando. Nunca había estado en un baile, excepto uno que dieron por España. Bebe un poco. Toma. ¿Qué es, whisky? Es ginebra, Katie. Bebe. ¿De la botella? ¡Menudo burgués! Bailemos. No nos dejan. Tampoco deberías haberme comprado el ramillete. Vamos. ¿Sabes bailar, Frankie? ¡Frankie Mc Veigh, has nacido para el baile! ¿Hubbell? ¿Hubbell? ¡Vaya sorpresa! ¡Qué pequeño es el mundo! ¿Me he dormido? Creo que sí. ¡Vaya sorpresa! ¿Quieres tomarte un café? Sí. Café. Ya estamos, nena. Buenas noches. Buenas noches. Buenas noches, Hubbell, muchacho. Quien quiera que seas. ¿Quién eres tú? Es el último piso. ¡Sólo falta uno! ¡Allí! ¿Hubbell? ¿Hubbell? ¡Cuartel General! ¡Cuenta atrás! Estamos a salvo. Hubbell. Hubbell, soy Katie. Ni siquiera sabes quién soy. Enseguida estará. No tienes que hacerlo. No pasa nada, me gusta planchar. Llevas un montón de cintas. ¿Tienes una aspirina? No, no tengo. Apriétate las sienes. ¿Cómo vives sin aspirinas? Yo, si tengo jaqueca, como. ¿Y mi reloj? ¿Dónde está? Te lo saqué y lo puse en la mesilla. Pensé que estarías más cómodo y Radio Por eso no Radio Toma. Gracias. Es tu pelo. Está diferente. Me lo he planchado. ¿Te has planchado el pelo? ¿Duele? No. Tómate al menos un café. No tengo azúcar pero el café es bueno. No, gracias. Debo ir a buscar a J.J. Al tren. Pero tiene buen aspecto. ¿Sigues viendo a J.J.? ¿Cuánto tiempo te quedas? ¿Dónde estás destinado? En Washington. Qué bien. Debe ser muy interesante. ¿Por qué? Roosevelt está allí. Creí que el partido decía que era un belicista. ¿Cómo lo sabes? ¿Sigues creyendo que soy un estúpido? Los hay mejores de lo que parecen. Muchas gracias. Oye Radio Éste es el teléfono de casa y éste, el de la oficina. Y el de la radio. A veces no hay plazas en los hoteles. Si vienes a la ciudad y no encuentras ninguna, yo puedo Radio Sin compromiso, claro. Gracias. Sobre lo de anoche Radio Lo siento. Últimamente me duermo en todas partes. No importa. Espero que mis ronquidos no te molestaran. En absoluto. Me gustan los ronquidos. Adiós, Katie. Adiós, Hubbell. Buena suerte. ¡Fiesta ruso-americana el viernes por la noche! Venid a la fiesta de la amistad ruso-americana. ¡Fiesta ruso-americana en el ayuntamiento! ¡Venid a la fiesta del viernes por la noche! Gracias. Gran espectáculo en el ayuntamiento. ¡Venid a la fiesta del viernes por la noche! Soldado, lleva a una chica. Venga a la fiesta ruso-americana. Lleve a una chica. Venga a la fiesta ruso-americana. Fiesta ruso-americana Radio ¡Llego tarde al trabajo! Hasta luego, Pony. ¡Adiós! ¡Vota a Dewey! Hay que parar al FDR. Déme, le ayudaré. Lo repartiré entre sus amigos. CDHQ, América al habla. Inscríbase en la oficina de correos local. CDHQ, América al habla. ¿Puede identificarles? ¿En el Bronx? bombarderos Stuka. Tomo nota, señora. Sí, claro que recuerdo Pearl Harbor. Le paso. Si pierde el papel, estoy en la guía. Sólo hace una semana. Un momento, por favor. Le paso. Al menos podría llamar. Sí, ¿diga? Llamarte, ¿dónde? Sólo tienes empleos. La censura sólo ha dejado minutos. Dicen que insultamos a los negros. Tienen razón. Pero la situación Radio ¿Los negros son una situación? Ahora, el Pentágono Radio ¡Será todo igual que antes, racista asqueroso! Vaya semana lleva. ¿Semana? ¿Qué quieres decir? ¡Silencio! ¡Debo llenar minutos! ¡Es su culpa! ¡De acuerdo! Firmaré. ¿Hubbell? – ¿Dónde estás? Aquí cerca. No tengo hotel. ¿Puedo usar tu sofá? Por supuesto. Morosky, tenemos Radio ¡Haz el favor! Hubbell, hay cerveza en la nevera y toallas limpias Radio Radio si quieres descansar Radio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *