Radio Arrebato 107.4 FM

Radio Arrebato 107.4 FM, Radio escuchar Radio Arrebato 107.4 FM en directo Online

Por el amor de Dios. Éste no es lugar ni momento. Nunca es lugar ni momento. Debo preparar la próxima sesión. Es una pregunta muy fácil, Jacob. ¿Por qué te fuiste? Ese demonio tenía razón en una cosa. Tuve miedo. ¿De qué? De hacerte daño. Sabes perfectamente que te perdoné aquello. Claire, te pegué. ¡Te maltraté! ¡Claire! No, gracias. ¿Sabes, Eli? Una vez un caballo casi me arranca de una coz este brazo de cuajo. Creía que no me quedaba radio radio casi nada ya por ver en esta vida. Y ahora esto de Isabella radio Sí. Por cierto, ¿cuánto hace ya que murió Betsy? Va a hacer ya casi dos años. ¿Te sientes muy solo? Mucho. Se me hace insufrible el silencio de esa casa. A veces hasta he pensado ir a uno de esos clubs. Como el Mustang Ranch. Uno es hombre y tiene sus necesidades. Bueno, para eso están ahí, digo yo. Que la vaca la diñe radio radio no significa que haya que castrar al toro. Claro. Pero soy incapaz de imaginarme a mí mismo en un sitio de esos. Estaría años confesándome. Porque yo mismo no me perdonaría algo así. ¿Pero dónde encontraría alguien de tu edad, si no, a una buena mujer? En el mar hay cantidad de peces. No me subestimes. ¿Sabes? Ahora que lo pienso radio radio tú conoces a mi mujer desde hace casi tanto como yo. Y la mujer que tienes tú, esa sí que es de las que ya no quedan, Eli. Es única. ¿Sí? ¿Qué puntuación le darías tú? La máxima de todas. Tengo ojos en la cara, Joe. Así que dime. ¿Cuánto hace que me meten los cuernos? ¡Eh! Yo nunca jamás radio Una confesión es lo que tu alma necesita. De modo que pon tus cartas boca arriba aquí y ahora. Eli, socio, estás muy equivocado. Blanche es una mujer muy atractiva. Pero yo nunca te radio No me vengas con cuentos. Levanta el culo de ese asiento. Y no quiero ni oírte decir esta boca es mía. Tú y yo nos vamos a ir a dar una vueltecita. ¿Claire? Claire, si me escuchas radio radio te pido perdón. Te pido perdón. Siempre quise explicártelo, pero no pude. No podía herirte. Cuando era pequeño mi padre radio radio me pegaba sin parar a todas horas. Claire. Nunca se lo dije a nadie. Pero me hice un juramento. Me juré a mí mismo que radio radio jamás radio jamás acabaría siendo como él. Aquella noche estaba muy bebido. Y entonces dudé. Por eso huí. Te dejé. Lo hice por ti, Claire. Busqué paz radio para mi alma. Descubrí entonces el sacerdocio. Perdóname, Claire. Por favor, perdóname. Apaga el motor. No me mates, Eli. Te lo haré fácil, Joe. Dime la verdad. ¿Qué verdad quieres? ¿La buena o la que tú quieres oír? Porque entre Blanche y yo nunca ha habido nada. Tú confiesa y te dejaré vivir. ¡No puedes matarme! No puedes. Bueno, me he acostado con ella. ¿Es eso lo que quieres? ¿Es eso lo que quieres oír? Tú no lo entiendes. Con ella me acuesto yo. Tú radio Tú echaste un polvo con ella. Eso fue lo que hiciste. Echaste un polvo con mi mujer. No hice nada. No hice nada, viejo. Joe, Joe, Joe, viejo amigo radio radio eres un embustero asqueroso. Está bien, Eli. Lo que tú digas. Claire. Claire, no. No, Claire, basta. Basta. Debes estar bromeando. Te quiero. Demasiado para esto. Porque esto radio no está bien. No está bien. Jacob, lo he intentado todo para demostrarte que te quiero. Pero todo da lo mismo. Nunca es suficiente. El problema no eres tú. Soy yo. ¿Cuántos absurdos tópicos más puedes soltar por esa boca, Jacob? “Seamos simplemente amigos”. ¿Qué tal ese? Ambos somos víctimas de ese demonio radio radio que nos hace decir y hacer cosas que nunca diríamos ni haríamos. ¡Esto es humillante, Jacob! Lo he arriesgado todo por ti. Me pegaste, Jacob, y te perdoné. ¿No me merezco algo por eso? Por supuesto. Lo mereces, pero no ahora. Tengo que volver. Tenemos que salvar a tu hermana, Claire. Eso, ve. Ve a salvar a Isabella del diablo. Espera a que esto acabe. No, no quiero hablar más. Ya me he cansado. Claire, esto no es una nueva huida. ¡Jacob, vete! ¡Vete! Lárgate y punto. “Querido Joe radio radio tras lo de tu esposa y la trágica muerte de tu único hijo radio radio es normal que busques consuelo en otra mujer. No te sientas como si traicionaras a Eli solamente por hablar conmigo. A ambos nos honra haber sido amigos tantos años. Eli puede estar orgulloso radio radio de contar con un amigo tan fiel como tú. Un abrazo. Blanche.” ¡Oh no, Dios mío! ¡Joe! ¡Dios, Dios, Dios! ¡Señor, Señor! ¡Oh, no! ¡Joe! ¡No, Joe! Aquí vuelve dispuesto a retomar el mando. ¿Y Eli? Se ha ido en su camioneta. Dudo que vuelva. Quizá haya ido en busca de ayuda. O más bien con las demás ratas que han abandonado el barco. A los desertores suelen dispararles por la espalda. Pensé que sería lo que haría yo con usted, Padre. Me ha sorprendido gratamente aguantando hasta el último momento. No hemos terminado aún. Vamos, hay trabajo que hacer. Olvídelo. Para mí se acabó. Tiene razón. Se acabó, Jake. No, Luke. Esto no ha acabado. Vamos a llegar hasta el final. ¡Hasta el final! ¡Esa cosa tiene completamente a Isabella! ¡No va a soltarla! ¡Y menos por tres infelices como nosotros! Podemos conseguirlo si tenemos fe! ¿Fe? ¡Me río yo de su fe! ¡Aunque sean dos cobardes, van a ayudarme a salvar a esa chica!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *