RM Radio 105.9 FM

RM Radio 105.9 FM, Radio escuchar RM Radio 105.9 FM en directo Online

en la mazmorra de Su Señoría, allí es donde están. Y allí es donde se pudrirán antes de que alguien confiese. Pero eso no puede ser. Su Majestad no lo permitiría. Desde luego sois extranjero. Llora, niña. Lloraría contigo, si pudiera. Es una obra maestra. ¡Una obra maestra! Necesita un toque de armiño. ¿Armiño y terciopelo? Desentonaría, Sir. No sería apropiado. ¡Quiero armiño! Oh, sí, Sir. Sí, desde luego, Sir. Quítadmelo. Sí, Sir, desde luego. Armiño. Tendréis armiño. Más agua caliente. ¡Más agua caliente! ¡Más agua caliente! Agua caliente. ¡Agua caliente! Agua caliente. ¡Agua caliente! ¡Malditos incompetentes! Ni siquiera pueden mantener el agua caliente. No sé cómo he sobrevivido todos estos años. Las cosas están mal en todas partes. ¿Por qué no se informa usted mismo Magestad? Conozca a su gente. ¿Mi gente? Pero veo a mi gente todos los días. No me refiero a estos personajes de comedia musical radio que andan por el palacio. Piense en sus súbditos. ¿Qué supone que sientan por usted? Muchacho, ellos me aman. Mañana viajo a Londres. A lo largo del camino, mis súbditos se inclinarán radio y sonreirán y se quitarán sus sombreros. ¿Alguna vez se le ha ocurrido pensar radio que debajo de esas sonrisas ellos pueden odiarle? ¿Odiarme? Esa es la palabra. ¿Pero por qué? Soy un buen rey. Me llaman el Buen Rey Arturo. Hasta buen rey, podría sorprenderle saber que este país radio avanza lentamente con su Pueblo que le odia. Gente enferma, gente hambrienta radio gente que no le odia más porque están muertos. Sire, puedo decirle radio ¡ Sir Basta! Oh, cielos, estoy enfermo. Y todo es culpa suya. Joven, podría colgaros por esto. Pero no lo hará. Porque pienso que me cree. ¿Todas estas mentiras sobre mis súbditos? ¿Ellos mienten? No lo sé. No lo sé. ¿Cómo, con mi mala salud, podría enterarme de todo? Si no lo sabe, Sire, le sugiero que lo averigüe. ¿Averiguarlo? Sí. Podríamos hacer un viaje por todo el país. Eso podría abrir sus ojos un poco. Pero radio ¿cómo combatir mi resfriado? Esto podría ayudar fácilmente a su resfriado y a su país. ¿Un milagro? Estaría bien, Majestad. ¿Cómo obraremos este milagro? Bueno radio ¿Qué le parece, Sire? Bien, como habéis dicho, es radio ¿pan comido? Pan comido. Pan comido. Pospongo mi visita oficial a Londres. Haga el viaje disfrazado como un humilde ciudadano radio con Clarence y conmigo para acompañarle. ¿Pero pensáis que un atuendo humilde radio puede ocultar la evidencia de nuestra sangre real? Eso dará un poco de dificultad, pero nos las arreglaremos. ¿Hasta el alba, Sire? Hasta alba. Solo será un minuto, cariño. Quiero decirte adiós. ¿Adiós? hasta la vista. ¿Nos dejáis? En pocas horas. Ya veo. Pero tengo que decirte esto, Cariño. Pienso que haces lo correcto radio con Sir Lancelot, eso creo. Mira, casarte conmigo podría ser un desastre nacional. ¿Un desastre, Sir? Estos asuntos de caballeros, yo no radio no se me dan bien. En vez de subir a un caballo y salir radio y despachar a unos ogros o unos dragones radio yo daría vueltas por la casa radio regando el césped o fijando la cerca o algo así. Y nuestros niños crecerían pensando que su papá radio era un miedica radio porque seríamos la única familia radio sin una cabeza de dragón sobre la chimenea. Es mejor así, cariño. Cásate con Sir Lancelot, echa raíces radio y cría unos cuantos caballeros y damas. Espero que seas verdaderamente feliz. Adiós, Sandy. Adiós, Hank. ¿Qué os parece, muchacho? ¿Parezco un plebeyo? Bueno radio Bien, ¿qué decís? Sí, eso ayuda. Mejor. ¿Y esto? Oiga. ¿Puedo? Gracias. Oh, sí, mucho mejor. ¡Vaya! Cierto, no estamos solos. Estas ropas parecen estar habitadas. Perfecto. Perfecto. ¿Vamos entonces? Logris, ¿Están los hombres preparados? Podría empezar ahora mismo, señora. Despacio, despacio. Dejemos a nuestros pájaros volar un rato radio antes de cerrar la trampa. Estamos ocupados en no hacer nada Trabajando el día entero Tratando de encontrar muchas cosas que no hacer Estamos ocupados yendo a ninguna parte No es ningún crimen Nos gustaría ser infelices Pero nunca tenemos tiempo Tengo que mirar el río para ver que nunca se detiene y quedarme con las rosas así sabrán cuando abrirse Mejor seguir a los grillos alegres Son realmente un grupo solemne ¡De prisa! ¡Hay prisa! Y solo hay una hora para almorzar. Esto radio ¿seguimos? Estamos ocupados en no hacer nada Trabajando el día entero Tratando de encontrar muchas cosas que no hacer Estamos ocupados yendo a ninguna parte No es ningún crimen Nos gustaría ser infelices Pero nunca tenemos tiempo Tengo que despertar al sol Es propenso a dormir todo el día Cierto. Y luego inspeccionar los arco iris Así serán brillantes y alegres Debes ensayar el canto de los pájaros Para ver si cantan a tono Si insistes. Lo hare, lo hare. De prisa Hay prisa No hay un momento libre ¡Eh! Suelta ese hueso. Estamos ocupados en no hacer nada Trabajando el día entero Tratando de encontrar muchas cosas que no hacer Estamos ocupados yendo a ninguna parte No es ningún crimen Nos gustaría ser infelices Pero nunca tenemos tiempo ¿Jugamos? Tengo que encontrar una tortuga y enseñarle como nadar Luego tengo que pulir las gotas de rocío Ya sabes, parecen bastante tenues. No Le dije a mi amigo el petirrojo que le compraría un nuevo chaleco De prisa, hay prisa Desearía tomarme un descanso Tratar de encontrar muchas cosas que no hacer ¿No es un crimen? Mejor lo hacemos rápido Hay otra colina que subir Nos gustaría ser infelices Pero nunca tenemos Nunca tenemos Nunca tenemos Nunca tenemos Nunca tenemos tiempo Nunca tenemos tiempo ¿Qué os parece, amigos míos? Es una belleza. Creo que es por caminar demasiado, Majestad. Sí. Me he dado cuenta, amigos míos radio que indudablemente soy el primero de sangre real radio que posee esta extraña afección. Las futuras víctimas de esta enfermedad radio la conocerán por el nombre de radio El Pie del Rey Arturo. Creo que no, Sire. Más bien creo que será conocido como juanete. ¿Qué piensa Majestad? ¿Le ha servido ver a su gente como es? La verdad, no sé. Su suerte es difícil, pero es un mundo difícil. Ha visto el hambre y la miseria. ¿Qué más quiere?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *