Radio Onda Almargo 107.7 FM

Radio Onda Almargo 107.7 FM, Radio escuchar Radio Onda Almargo 107.7 FM en directo Online

el tiempo de disfrutar esa libertad rencontrada. Estoy seguro que volverá. Gracias, Literado. Se acaba este noticiero. Agradecemos su fidelidad. Encontré tu reporte de renuncia. Antes de desaparecer, Eckmann te llamo. Tenemos el informe telefónico. Me agradeció. Como no, si. Recibí una llamada de un doctor jubilado : Delmas. Quería hablar contigo. Me conto algo sobre Salinas una anomalía cromosómica que tiene. Te lo dijo. Si lo dice Maldición, tu crees que vivirás mejor después de eso ? Vivir ? Estoy muerto desde hace años. Traducción : MickU Fíjense en el agujero circular del pectoral radio indudablemente radio causado por una flecha con punta de hierro del período. Mmm radio Creo radio bueno, ¿ve? creo que es un agujero de bala. ¡Imposible! Las armas de fuego no se inventaron radio hasta el siglo XV. ¡Oh, venga! Quizás el caballero vio disparar la bala. Quizás el caballero estuvo allí. En realidad, sí. Indudablemente radio causado por una flecha con punta de hierro del período. Bien radio con esto concluye la visita, señoras y caballeros. De parte del orfanato y de Lord Pendragon radio espero que la hayan disfrutado. Esa es la salida. Gracias. Ha sido de lo más interesante. Le ruego que me disculpe, señor. Lord Pendragon desearía verle. Bien, muy amable, Sr. Tal como la recuerdo. Por aquí, Señor. Sí. “¿Tal como la recuerdo?” Pero lleva muerta . años. Adelante, adelante. Cierre la puerta. Es lo peor de estos condenados castillos. Muy pintorescos y todo eso radio pero el viento pasa silbando como un huracán. Este es el caballero americano, Su Señoría. Ya me doy cuenta, del caballero Norteamericano. Puede retirarse, Richards. Pero, Su Señoría. Vete, vete. ¡Largo! Ahora, sin trucos, joven. Se lo advierto, boxeé por Cambridge radio hasta que mi brazo radio Ahora ¿Qué es todo eso que he oído radio sobre el alboroto que ha creado? No parece trastornado. Se lo aseguro, Su Señoría, estoy perfectamente cuerdo. Bueno, no se quede ahí como si yo fuera un fantasma. ¿Ya me conocía? Tome. Bueno, no exactamente. ¿Qué significa, ‘no exactamente’? ¿Nos hemos visto antes o no? Es difícil de explicar. Siento como si le conociera. Conozco este castillo radio y a la chica del cuadro de abajo radio Lady Alisande. También la conozco. Espere, espere. No llame. Quiero enseñarle algo. Eche un vistazo a esto. ¿Qué es? Es un amuleto de oro radio igual que el de la chica del cuadro. Sí, si, claro. ¡Claro! Una extraordinaria copia. No es una copia, señor. ¿Dónde lo ha conseguido? Me lo dio ella. Joven, es un mentiroso o un lunático radio y no voy a quedarme aquí radio ¡Tenga! Gracias. Discúlpeme. He querido desahogarme durante mucho tiempo. No voy a ocultarle nada, ¿de acuerdo? Mi nombre es Martin. Hank Martin. Nací en Hartford, Connecticut, U.S.A. año radio radio . Soy herrero, y mi padre fue herrero antes que yo. O fui herrero hasta hace pocos años y estudioso autodidacta radio cuando llegaron esos automóviles. Vaya, seguro que son potentes. Seguro, chico. Adelante, tócalo. Te desafío. Hazlo tú. Yo pregunté primero. Sí, él preguntó primero. ¡Cuidado! ¿Has podido arreglarlo, Hank? Claro que lo he arreglado. La operación fue un éxito, pero el paciente murió. Bien, le daremos otra vuelta, ¿eh? ¿Tienen prisa, chicos? No, yo no. ¿Qué supones que lo hace funcionar? Lo sé. Hay un dragón dentro. ¿Un qué? Un dragón como en el Rey Arturo, que escupe fuego, ¡Estás chiflada! No. ¿Lo estoy, Hank? Creo que ella dio con algo. Lo que necesitamos es un pequeño cebo de dragón. ¡Mira! Me está tomando el pelo. ¿Oye No?, hay un dragón ahí dentro. Creo que es un dragón desconfiado. Le dejaremos calmarse un rato. MANUAL DE MECÁNICA Y ALMANAQUE ¿Te dice ese libro cómo arreglar automóviles, Hank? Este libro dice cómo se repara todo. Eso es lo que dijo el tipo que me lo vendió. ¡Caramba! Mira eso. ¿Qué es, Hank? Sí, ¿Qué es, Hank? Eso es un fonógrafo. Esto traerá una orquesta de músicos a tu salón. ¿Con tambores y todo? Claro. Con tambores y todo. Hay una bombilla eléctrica radio una linterna mágica y una motocicleta. ¡Caramba! ¡Mira eso! ¿Crees que podremos tener todo eso algún día, Hank? Hijo, cada una de las cosas del libro radio ya las hemos conseguido. ¿Sabes por qué? Porque la gente que pensaba que otra gente estaba loca radio fueron y las inventaron. Así es como se consigue hacer cosas. Por la gente que apunta alto radio por quienes no admiten la derrota. Oh, no hay nada de qué avergonzarse Si te tropiezas con la Luna. Cuando un sueño está en lo alto del cielo Bien, tienes que saltar bastante alto Pero no te rindas demasiado pronto Si te tropiezas con la Luna. Mira a Harry Hadgetts. ¿Quién es Harry Hadgetts? Al joven Harry Hadgetts le encantaba hacer chismes. “La vida necesita cosas nuevas”, solía decir. Esperaba que una o dos cosas le traerían la fama. Es la última vez que oirás su nombre. Nadie menciona los inventos de Harry. Pero ¿piensas que se deprimió? Aquí viene el final Cuando tienes cachivaches que reparar Es el mejor técnico de la ciudad. Así que no hay nada de qué avergonzarse Si te tropiezas con la Luna ¿Fred? Cuando un sueño está en lo alto del cielo Bien, debes saltar bastante alto, alto Pero no te rindas demasiado pronto Si te tropiezas con la Luna. Ahora, mira a Sally Springer. ¿Quién es Sally Springer? Bueno, es una larga historia, pero te la resumiré. La dulce Sally Springer era cantante. Vivía en un zaguán encima de unas escaleras Pensó en un salón de baile grande y brillante Donde alguna noche ella haría su estreno Luego, para problema suyo ‘Pop’ el sueño se acabó Di que es triste, pero espera, no llores Ahora hay que admitir que cada noche tiene un exitazo Cuando le canta a sus hijos para que se duerman No, no hay nada de qué avergonzarse Si te tropiezas con la Luna. Aunque pueda ser un golpe para tu orgullo Eres un héroe porque, bueno, lo intentaste. ¡Buen chico! Así que no te rindas demasiado pronto. Si te tropiezas con la luna. Así que no te rindas demasiado pronto. Si te tropiezas con la Luna. Bien, hay una moraleja en algún sitio, niños. Hey, Hank. Hola, Sam. El anciano Miller está más loco que una cabra.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *