Radio Miguelturra 107.9 FM

Radio Miguelturra 107.9 FM, Radio escuchar Radio Miguelturra 107.9 FM en directo Online

Dice que prometiste tener su coche listo antes del mediodía. ¡Por San Jorge, sí! Bien, esto tendrá que esperar hasta más tarde, niños. ¡Ah!, ¡caramba! Vamos. Todos fuera. Los veré por la mañana. ¿Es demasiado temprano a las am.? Bueno, bueno. De acuerdo, Adiós. ¡Hasta mañana! Oye, si aquel gato escupe encima de una bujía, es mío. ¡So, Tex! ¡Tranquilo! No te culpo. Mira cómo vamos en una noche lluviosa. Para, aquí. ¡So! ¡So. Tex! ¡So! Monstruo, ¿vais a luchar? ¿Voy a hacer qué? ¿Vais a justar? ¿Os atreveréis a cruzar las armas? ¿Cómo? ¡Levanta, perro! ¡Levantad, perro, y deféndeos! ¡Arriba, digo! Mira, viejo, no sé dónde has conseguido ese traje de hierro radio he estado levantado toda la noche y no estoy de humor para bromas. Aquí, Tex, aquí. ¡Quedaos donde estáis, Monstruo! Os lo advierto: Escupid una sola llama radio y os cortaré a pedazos! Oiga, vamos. Olvídelo. Siga adelante. Váyase antes de que vengan y le atrapen. ¿Antes de que vengan? Sus guardias. Podrían llegar en cualquier momento. ¡No lo conseguiréis! Amigo ¿admitís la derrota? Mire, ya se lo he dicho, no estoy de humor radio Amigo ¿admitís la derrota? Sí. Absolutamente, amigo. Adelante, bribón. Sois cautivo de mi lanza. Jugaré con usted. ¡Eh, dígame, hermano! ¿Quién es usted? Me llaman Sir Sagramore le Desirous radio Caballero de la Tabla Redonda. ¡Qué hay! Yo soy Hank Martin. ¿Y Aquellas torrecillas radio ? No las había visto antes. ¿No puede ser Bridgeport?. Allí, lacayo, está Camelot. ¿Camelot? La capital del reino de Britania radio el centro de la Corte del Rey Arturo. ¿El Rey Arturo? ¿En qué año estamos? En el año del Señor. ¿El ? Supongo que le debo una disculpa, hermano. Soy el tipo que viene después. Adelante, truhán. ¡Abrid a Sir Sagramore! ¡Para, Monstruo! Atad al prisionero. ¡Atad al prisionero! Oigan, oigan. ¡Basta! ¿Qué pasa aquí? Oigan, hay un error. Tráiganme un abogado. ¿Dónde está el jefe aquí? Adelante, monstruo. ¿Dónde está el rey? En el Gran Salón, Señor. ¡Es suficiente! A su puesto. Sí, Señor. Hacia el Gran Salón. ¡Oh, el castillo se confunda! Es una auténtica cueva de vientos. Que alguien cierre la puerta. El Rey ha hablado. ¡Cierren la puerta! ¡Cierren la puerta! ¡Cierren la puerta! La puerta está cerrada. Cuándo Es algún día. Cuántos días faltan Hasta ese día En que mis sueños se cumplan Que mi amante esté cerca Y él ya debería estar aquí Algún día Quién Es alguien ¿Quién es este maravilloso alguien? Oh, guardo mis sentimientos En la melodía Y espero Que ese momento Sea pronto Soy yo, Sir Sagramore. ¡Cesad la charla! Y los murmullos. Quién Es alguien ¿Quién es ese maravilloso alguien? Oh, guardo mis sentimientos En la melodía Y espero Que ese momento Sea pronto Oh, espero Que ese momento Sea pronto Excelente, niña. Te pareces a mi parte de la familia. Donde todos eran grandes cantantes hasta que mi garganta radio Gracias, mi Señor. Con el permiso de Su Majestad radio He preparado una pieza en este laúd. Es una simple radio Aparta, niña. Si hay algo que quita el apetito de un estómago ya harto radio es un solo de laúd. Bien, bien, bien radio ¿Qué otra diversión tenemos reservada este día? Perdón. mi Señor. Noble Rey, deseo vuestro perdón radio por esta intrusión de lo más impropia radio pero regreso ahora de capturar al más fiero radio de todos los dragones humanos. ¡Contemplad al monstruo! Soy el monstruo. Una criatura de aspecto extraño. ¿Cómo os topasteis con él? Ese es el relato más asombroso, mi Señor. Me temo que no podemos escapar. Mi Rey, Señoras de la Corte Real radio compañeros Caballeros de la Tabla Redonda radio cabalgando por lejanas tierras radio encontré por casualidad una explanada con mil ogros. Y, a pesar de su número radio determiné capturar al gigante más alto radio ¡Eh, oiga! ¡Espere un momento! Yo estaba solo, dormido bajo un árbol. ¡Calla, Monstruo! Del alba hasta el anochecer y de la noche al alba, luchamos. Con lanza y espada radio Obligué a los demonios a agruparse radio hasta que todos estuvieron muertos salvo uno. El más feroz de todos. Cuando finalmente, le acorralé en una esquina radio se transformó en dragón radio que rugía y lanzaba llamas sobre mí. Cuando eso no le sirvió de nada radio se convirtió en hombre lobo con colmillos y garras. Oh, vamos, mire Majestad radio Por último, la bestia cambió a su forma actual radio y con un poderoso salto radio subió a la rama más alta de un árbol radio ¡A codos de altura! Recogí una piedra radio del tamaño de un buey y se la lancé a la bestia. Él cayó a mis pies. Y aquí, Milord, está la prueba viviente radio de mi impresionante hazaña. Os doy las gracias. Su Majestad, ¿Podría quizás añadir una pocas palabras? En primer lugar radio ¡Silencio, ogro! ¿Qué haríais vos con la criatura, Merlín? Es un demonio muy peligroso y maligno. La bestia debe ser destruida. ¿Un ahorcamiento? No. Quemadlo en la hoguera, mi Señor. Perdón, Milord radio pero el monstruo parece un alma gentil. ¿Gentil? Tiene unos ojos bonitos radio y sus rasgos no son desagradables. Cierto, cierto. Monstruo ¿Tienes nombre? Lo tengo. Martin. Hank Martin. Decid la verdad. ¿Cómo habéis llegado a este reino? Bueno, estoy un poco confundido de cómo llegue aquí radio pero vengo de Connecticut. ¿Habéis oído hablar de, eh radio eso qué ha dicho? Podría estar en Irlanda. Oh, no. Está mucho después que Irlanda. ¡Mientes! No hay nada después de Irlanda, salvo el Gran Mar. Sus propias palabras le condenan, ni Señor. Un maligno demonio enfrentándose a nosotros radio cuya morada son las lúgubres profundidades del océano. ¡Hay que destruirle a esta pestilencia radio antes que nos destruya a nosotros! Vos tenéis razón, Merlín. ¡Muerte al monstruo! ¡SI! ¡Tranquilos, tranquilos! Oh, mis oídos. Monstruo radio Tengo malas nuevas para ti. Mañana por la mañana, serás quemado en la hoguera. Lleváoslo. Bien, Majestad, si tuviera un minuto para radio Me gustaría explicarlo radio ¡Esperen un minuto! ¡Oiga! ¡Ayuda! ¡Esperen! ¡Ayuda! Esto dijo el monstruo que tenía siete cabezas. Sí, y dos colas. Soy yo, Sir Sagramore. Abrid a Sir Sagramore. Bien, ¿Qué queréis ahora? Os he traído



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *