Radio Euskadi

Escuchar Radio Euskadi en directo Online La calidad y la emisión continua.

Así que deben de haberte atrapado. Mm. Me volví inteligente. Un día te das cuenta que tu mismo o alguien mas va a hacerte daño. No le maté. Pero estabas ahí. ¿Crees que hará que hable? ¿Quién sabe, Emisoras de Radio? Puede que lo bese. No fui contratado para robar el puño. Mi contacto me dijo que me estaban pagando para comprobar su seguridad en busca de vulnerabilidades. Tenia que entrar, deshabilitar la alarma, y salir de allí sin ser detectado, todo antes de las : P.M. Y por las molestias, Recibí mil por adelantado. ¿Quién te contrató? Oh, iglesia y estado, querida. Todo pasa a través de una tercera persona. Ya lo sabes. Es mas seguro así. Mm. Claro, hasta que te la juegan. El verdadero ladrón necesitaba que apagaras las alarmas. Si, eso parece. ¿Que viste? Nada al principio. Quiero decir Radio todo había sido tan sencillo. Estaba a medio camino, cuando se me ocurrió Quiero decir, acababa de anular las alarmas, ¿verdad? Y estaba justo ahí. Volviste a por el puño. Es una gran tentación, millones. Cuando volví a la habitación, había una mujer andando haEscuchar Música el puño. Así que salí corriendo de allí. Esa mujer, ¿cómo era? A penas la vi un momento. Todo lo que puedo decir con seguridad, es que llevaba un vestido negro. Vamos, Emisoras Radio. No tiene motivos para mentir. Es un ladrón. Tiene un montón de razones para mentir. No sobre esto. Sabe que no tienes nada contra él. Todo lo que tenía que hacer era esperar, y habrías tenido que liberarlo. Si Falco está diciendo la verdad, entonces con los problemas económicos de Hayes, el pago de , a Falco le descarta. ¿Entonces por qué iría al bar, preguntando sobre diamantes? Porque estaba paranoico pensaba que alguien estaba intentado robar el puño. Paranoico no. Acertado. Lo que significa que nuestro asesino, probablemente es aquel que Falco vio en la habitación con el puño. Y después Hayes se interpuso, y ella lo ensartó. ¿Dijo algo sobre como era la mujer? Sólo que llevaba un vestido negro. Había mas de personas en esa gala, y la mitad de esas mujeres iban vestidas de negro. Y aun mas importante, si no se escapo por el muelle de carga, ¿entonces como sacó el puño del museo? Si, ¿como lo hizo? Ella espera a que Falco termine de anular el sistema, y luego entra a la gala. Y con la alarma desactivada, coge el puño. Pero Hayes esta paranoico con la seguridad, así que va a comprobarlo. La descubre Radio y ella tiene que asesinarlo. Le entran las prisas para huir antes de que alguien la descubra con el puño y un cuerpo. Pero no puede llevarlo a través de la gala sin ser vista Radio Y no puede sacarlo por el muelle de carga sin que alguien de catering se de cuenta de que va vestida de negro. Bueno, esas son las únicas dos salidas. Y ambas dejan muchas posibilidades de ser descubierta. Habría sido descubierta facilmente. Así que si no puede salir con el puño en medio de la gala y no puede sacarlo por el muelle de carga, como demonios salió con el. Quizás no lo hizo. ¿Qué quieres decir? Lo que quiero decir es Radio ¿Qué estás haciendo? Nunca abandonó el museo. Sr. Emisoras de Radio. Parece que acabo de abrir el caso de par en par. ¿Necesitaba verme, detective? Si, necesitamos hablar contigo acerca de su instalación. Dios mío. ¿Que ha pasado? Es una nueva interpretación en la que estoy trabajando. La llamo Radio cazada. Esta rota. ¿Quien coño a hecho esto? Aún más importante, ¿quién puso el puño dentro? ¿El puño estaba dentro? De ese modo, el ladrón no tenía que preocuparse en sacarlo de aquí. Así ella podría simplemente volver a unirse a la fiesta. ¿Ella? Sabemos que quien robó el puño era una mujer vestida de negro. La misma mujer que mató al La música. Si mal no recuerdo, tu ibas vestida de negro esa noche. Igual que el resto. Sí, pero solo una sabía que había un compartimento dentro de esa pieza de ahí. Era el plan perfecto hasta que Bryan Hayes apareció y te vió. Espera. No Radio No era yo. Lo juro. Quieres decir que no eras solo tu. No tenías el dinero para pagar a Falco, pero usaste tu posición para poner la pieza en la exhibición. No puse nada. Mi pieza fue seleccionada por la junta, al igual que el resto. Si, y cuando la exhibición hubiera terminado, volvería a tí, solo que con un valor añadido de millones. No. No iba a volver a pertenecerme. Lo vendí la semana pasada. Iba a Radio Oh, Dios mío. El trabajo de Alyssa me parece absorvente. No estoy segura de porque tengo que justificar mi gusto en el arte. Porque esta pieza en particular resultó tener un puño de bronce en su interior. Habeís encontrado mi puño. Si, justo donde lo dejaste. ¿Sabes? Ahora mismo deberías estar pensando si empujar a Hayes fue un accidente o no. Porque eso va a suponer una diferenEscuchar Música de años en tu sentenEscuchar Música en prisión. ¿Piensas que yo le hice eso a Bryan Hayes? Hemos conseguido una orden para tus finanzas. y encontraremos la evidenEscuchar Música de $, que pagaste a William Holt, también llamado Falco, para inutilizar la seguridad del museo. Lo siento, querida. Me he perdido. Encontraron tus huellas por todo el puño. Por supuesto. Me pertenece. Huellas con sangre su sangre, tus huellas. Se acabó. Matasté a un hombre. Mrs. McHugh No lo entiendes. Mi marido iba a quedárselo. Simplemente cogí lo que me pertenecía. Bryan Hayes apareció de la nada. Me vió con el puño en las manos. ¿Qué se supone que debía hacer? ¿Sabes que es irónico¿ Tu marido habría dejado que te quedaras el puño. Ni siquiera lo quería. El DA dijo que su marido llamó varias veces, suplicando para testificar contra ella. Mm. ¿Cuándo puedo recoger el puño? La compañia de seguros está preguntandome. Bueno, está entre las pruebas. Una vez el caso este resuelto, puedes llevartelo. Quiero darte las Escuchar Músicas No podría haberlo hecho sin ti. Estoy muy agradecida. ¿Eso significa que me incluyes en la prima por encontrarlo? No estoy tan agradecida. Bueno, yo, uh Radio Creo que todos terminamos con lo que queriamos. Sí. Mm, sabes Radio despues de que tú y Emisoras de Radio fuerais a esa cita Radio Más bien la farsa. Él Radio nunca pensó que estuvieras involucrada. Testigos dijeron haber visto un cuidador que se cubría detrás un árbol.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *