Radio Daimiel 107.8 FM

Radio Daimiel 107.8 FM, Radio escuchar Radio Daimiel 107.8 FM en directo Online

una exquisita golosina de las cocinas del rey. Ternera asada. En este momento, la carne asada no me atrae. Cuando me radio Dentro de una hora. Cuánto debéis odiarme radio por la travesura que mi imprudente lengua os ha causado. Podríais ser el agente de prensa de Jack el Destripador. Un ogro, me llamaste. Un dragón, un hombre lobo. No me extraña que quieran librarse de mí. Basta. Ya me siento bastante mal. Si hubiera algo que pudiera decir, algo que pudiera hacer para salvaros radio Bueno ¿No hay nada? Nada. ¡Esperad! ¡Caramba! ¡Qué idea! ¿Una idea? ¿Quién os ha condenado? Merlín, el hacedor de milagros. ¿Qué pasaría su pudierais hacer un milagro? ¿Qué pasaría si pudieseis demostrar radio que sois un hechicero más poderoso? ¿Haciendo qué? No, no. Es una locura. ¿Un hechicero más poderoso que Merlín? No existe tal. Es el campeón ¿no? Habéis empezado a simpatisarme, monstruo. Es triste partir. Es triste. ¡Adiós! Dentro de una hora. Bueno, si esto es un milagro luego radio se quedarán con el nuevo campeón. No, no, no. Tantos preparativos solo para quemar a un hombre. La verdad, se vuelve monótono. Sí. Pero los romanos tenían un procedimiento más divertido. Hervían a sus víctimas en aceite. ¿Las hervían en aceite? ¡Espléndido! ¿No habéis visto una langosta hervida, Majestad? Sinceramente, Morgana, sois brillante. De acuerdo, de acuerdo. Empecemos. Sabéis que este temprano aire matinal me provoca gases. El Rey ha hablado. Traed a la bestia. ¡Traed a la bestia! ¡Traed a la bestia! ¿Debemos tener estos ecos eternos? Es extraño. La criatura perece tener un espléndido espíritu. No le servirá de nada. Las llamas le destruirán a él y a toda su magia demoníaca. Milord, ¿Tiene que morir? Desde luego que tiene que morir. No esperaréis que decepcione a toda esta gente, ¿verdad? Seréis elogiado, Sir Sagramore radio por vuestra parte en estas festividades. No. Mi corazón me pesa profundamente. ¡Oíd el edicto de muerte! Monstruo, habéis tenido un juicio, justo e imparcial radio os hemos encontrado culpable de los siguientes crímenes. Primero, de asumir con magia demoníaca radio la forma de un ogro devora-hombres radio ¡Alejaos, nubes! De un dragón que respira fuego radio ¡Bueno viejo sol! Y de hombre lobo con colmillos y garras. Segundo radio de conspiración con Belcebú y los poderes de mal radio para traer calamidad sobre este reino. Por tanto, monstruo radio por orden de Su Soberana Majestad el Rey Arturo de Britania radio se os condena a perecer radio por la llama radio ¡Merlín, está embrujado! No temáis, mi Señor. Hechizaré a este demonio. No os temo, Monstruo. ¡Boo! Yo, Merlín, hechicero del Rey radio desde este momento dejo indefenso al demonio del mal radio que hay dentro de este monstruo radio y alejo por siempre jamás radio su mágica brujería y pido a los dioses radio que se atrofie su lengua, que se acallen sus labios, que radio Psst, psst. Sonríe, te estás quemando un poco. ¡Sois el mismo demonio! ¿No se acababa su brujería? ¿No renuncia? ¡Aha, justo como pensaba! ¡Oiga! radio Ninguna fuerza del mal causó esta travesura, mi Señor. Sino que fue esta chuchería, este juguete radio que cualquier niño puede fabricar. Hazlo funcionar, hermano. Os ordeno radio ¡Que se haga fuego! ¿Alguna novedad? ¡Haz fuego, Flamea! ja ja ji ji No es capaz, ¿eh? ja ja ja j Unas palabras, Majestad. Soy un mago. Soy un portento de mago. De hecho, casi soy el mejor en estos asuntos. Y si no le importa que lo diga de este modo radio le conviene que yo no sea irascible. ¡Flaco! ahora libérame. Vamos, rápido. Podría perder la Calma y quemar unos cuantos acres. Ahora, observe con atención y le mostraré lo que quiero decir. Tengo aquí, Majestad, una ramita común y corriente. ¡Presto! Pueden imaginarse lo que haría con un árbol. Para mi siguiente milagro, damas y caballeros radio ¡Basta! ¡Dejadlo, Monstruo! ¡Os lo ruego! Y ahora, Majestad, agárrese su corona radio porque estoy a punto de radio ¡No más, Monstruo! ¡Os lo suplico! ¡Abandonad mi reino! Decid vuestras condiciones, y os las concederé. Bueno, me gustaría quedarme por aquí un ratito, tal vez. La mitad de mis dominios son vuestros. Oh, no. Solo radio Solo un pequeño radio un pequeño taller de herrero estaría bien. Una herrería. Concedido. Y si pudiera arreglarlo, me gustaría relacionarme radio con estos señores y señoras radio en una atmósfera un poco más sociable. Un baile, en cuanto sea posible organizarlo correctamente. El amigo que me capturó radio ¿Qué hay de él? El perro morirá. ¡Sí! ¡Quemad a Sir Sagramore! ¡Sí! ¡Sir Sagramore a la hoguera! ¡Quemad a Sir Sagramore! ¡Quemad a Sir Sagramore! En aceite, ¿no? Oh, no. No, esperad. Me cae bien. Hmmm. ¡Vaya, será vuestro escudero! Yo no podría estar sin un escudero. Y, algo muy importante radio Mientras parece que soy el jefe por aquí radio ¿No creéis que debería tener un título que me fuera bien? Aproximaos para ser armado caballero. ¡Oye! Práctica con esto un rato. Arrodillaos, Sir. Yo os llamaré radio ¡Os llamaré Sir Boss! ¡Aclamad a Sir Boss! ¡Bienvenido, Sir Boss! Enhorabuena, Sir Boss. Creo que me gusta Camelot radio un poco. ¡Caramba, pero si tenéis una apuesta figura! Vamos, tómatelo con calma, Saggy. Sé que estás agradecido, pero no hay que exagerar. El baile os espera. Por aquí, Milord. Espero que ningún hombre me pida que baile. ¡Por vos, Sir! Bien, ¿Te apetece presentarme al reparto de personajes? Perdón, ¿Sir? Así podría conocer a quien me encuentre esta noche. El rey, por ejemplo. ¿Cómo es? Un príncipe entre hombres. ¿Y radio Merlín? Un diablo, que mediante la astucia y el engaño radio ha llegado al poder del reino. Un villano, ¿no? ¿Quién es la morena que está con él? Morgana le Fay, la sobrina del rey. Si algo le ocurriese al rey radio Merlín procuraría que ella fuera la reina. Bien, mejor que no pase nada entonces, ¿eh? ¿Quién es? Otra de las sobrinas del rey. Milady Alisande la Carteloise. ¿Está casada o algo por el estilo? Está prometida con Sir Lancelot du Lac radio que siempre está lejos en alguna misión de caballero andante, Sir. Un viajero, ¿eh? ¿Nos mezclamos por aquí? ¡Que pare la música!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *