Radio Montealegre 107.4 FM

Radio Montealegre 107.4 FM, Radio escuchar Radio Montealegre 107.4 FM en directo Online

Sabes que al poco rato ni siquiera recuerda lo que te ha dicho. Así pasa siempre. Esta noche no iré a casa con él. ¡Anda, vamos!. No quiero. Vete tú sólo. Yo me quedo. Vamos a bailar. Déjame. ¡Ven! Estoy harta. ¿Qué es lo que ha pasado? Se ha roto la cama. Echaré un vistazo. Ayúdame a subir esto. ¿Qué quieres que haga? ¿Puedes arreglarlo? Al menos, ya no podemos caernos más abajo. ¡Qué radio !. ¡Espera!. Hay gente que quiere dormir por la noche. Y ahora, ¿qué puedo hacer? Ven aquí, rápido. No grites así. Me estás aplastando. Voy a intentarlo de nuevo. No grites. Nos va a oír todo el mundo. Es la primera vez que me acuesto con otro. ¿Quieres irte a casa? No, tengo miedo. ¿Se lo vas a decir? Buenos días. ¿Ya estás comiendo? ¿Quieres comer algo? ¿Qué pasa? He pasado la noche con Annie. ¿Acaso he dicho algo? Ya puedes irte. Haz las maletas y vete de una vez. ¿No has oído? Márchate. ¿Qué te pasa? No te vayas así. Llévatelo todo. No quiero ver más ninguna de tus cosas por aquí.. Ni siquiera tus bragas. Haz las maletas. ¡Vamos! ¿Y tengo que cargar yo sola con todo? Te echaré una mano. Y date prisa. Anda. ¿Tengo que poner todas mis cosas en dos maletas? Así hicieron tus antepasados. Coges una sábana y haces un bulto con tus cosas. Así, mira. Lo pones todo dentro. Es muy simple. Como se hacía en otro tiempo. Lo ves; tus botas también. Es muy sencillo. Ni a un perro se le trata así. Déjame irme. No quiero que dejes ninguna cosa tuya aquí. No me importa nada todas esas cosas. Tíralas por la ventana. ¡Estoy harta!. ¡Estoy harta! ¡Márchate! Márchate y déjame en paz de una puta vez. Cálmate. ¡Déjame! Vamos, tranquilízate. Déjame en paz. ¿Necesitas descansar? ¿Quieres descansar un rato? No es nada serio. ¿Puedes perdonarme? Descansa un rato. Dejemos eso ahora. He venido por mis tomates ¿Son esos los suyos? No, son los de mi abuela. Menos mal que no me los he comido. ¿Qué estás haciendo aquí? ¿Cómo está, Sra. Lestingois? ¿Qué haces aquí? ¿A dónde vas ahora? ¿Qué es eso? Son tomates. Los voy a poner a calentar. Me parece muy bien, pero no quiero ningún tomate. Me habías dicho que pasaríamos la noche juntos. ¿Te refieres a acostarme contigo? De ninguna manera, he de irme. Yo también puedo ir contigo. No, ni hablar de ello. ¿Y yo, qué haré? Nada. He dicho que tengo que irme. Yo también quiero ir contigo, Loulou. He dicho que no y es no ¿Y qué voy a hacer yo? Te he dicho que no quiero que vengas conmigo. Eso es todo ¡Qué mujer tan dramática! Esto ya ha ido demasiado lejos. Ahora se pasará llorando otra hora. No es problema mío Tomates hervidos: hay que calentarlos un poco. Esta calle ha cambiado realmente. Antes había un colmado, una panadería y una carnicería. Ahora todo ha cambiado, comercios baratos, restaurantes para gays radio . y tiendas de antigüedades Mira, ésta es bonita. Me gusta esta tienda, ¿no crees? Huele a muerto y a polvo. Esas tazas son bonitas. ¿Te acuerdas de la panadería de la esquina? Aquí pronto todo será como esto. ¿Te importa si no vengo contigo? No puedo cancelar mi cita. Pero tú puedes hacer negocio sin que yo esté. Estas cenas de negocio son aburridas. Iré a ver a Annie. Ordinariamente siempre vienes conmigo Es sólo esta vez. Este bolsillo se me está descosiendo. Te lo arreglaré mañana. ¿Así que no vienes? No. Hasta luego. Adiós. ¡Qué bien sienta el despertarse así! ¡Nada como un buen polvo por la mañana! Pesas mucho. Nada como un buen polvo, por la mañana. ¿Qué te pasa? ¿Tienes miedo de algo? Chapouf. ¿Qué significa chapouf? Es algo de los americanos. Tradúcelo al francés. Chapouf no es nada americano. Sí que es americano: chap ouf, chap ouf. Si fuera americano, sería cat pouf. Para mí que es americano. Así que tú dominas los idiomas. Chapouf no es americano. Para mí sí que es americano. ¿Te duele esto? No, sólo me da fiebre y picor. ¿Fiebre? O se te infecta. Depende. ¿Y me lo vas a contagiar a mi? ¿Dónde? No lo sé. Tres cajetillas de Gitanes, René. Hace tiempo que no te veía por aquí. ¿Qué andas haciendo? Nada, estoy ocupado. ¡Salud! Ponlo en mi cuenta. Espera, tengo alguna ropa secándose. ¿Has telefoneado? Sí, a mi cuñada. ¿Y qué? Nada. Igual cree que he muerto. ¿Qué vas a hacer? No lo sé. Esperar que pase un tiempo. ¿Qué edad tiene? Nueve meses. ¿No tienes otro hijo? ¿Dónde está? Por ahí afuera. ¿Está el otro con tu madre? No, con alguien que cuida de él. ¿Por qué? Ahora tú ya no trabajas. Con un niño tengo de sobra. Hablemos de otra cosa. Buenos días, querida. ¿Qué vas a tomar? Una cerveza. ¡Hola, Dominique! ¿Va todo bien? ¿No tienes que trabajar hoy? No. Parece que todo se ha acabado. Sí. Ya sabes cómo es él. Ni siquiera me habla. Todo acabará bien. Tengo que irme. ¿Sabes? René es la única persona que radio ¿Qué le debo, señor? Dieciocho francos. Cada vez que me mandan a la cárcel, él es el único que me ayuda. René, te presento a mi novia Nelly. Es mona. Sí, una chica mona, ¿verdad? Ciertamente lo es. ¿Qué? ¿Cómo va la cosa? Quiere hacer el amor contigo. ¿Qué le digo? No. Dice que te pagará, si te acuestas con él. ¿Qué le digo? No. Dice que no le interesa. Pregúntale tu mismo si quieres. Dame un beso. ¿No volveremos a hacer el amor? No lo sé. ¿Hola, te gusta mi novia? ¿Debería gustarme? Hola. ¿Te apetece una copa? ¿Qué estás tomando? Coñac. Tomaré lo mismo. ¡Otro coñac, por favor! ¿En qué trabajas? Soy contable. Es una radio . ¿Vienes aquí cada noche? Claro, ¡qué otra cosa podría hacer? Hace mucho tiempo que radio ¿Hace mucho que tocas música? Sí, bastante. Nunca lo hubiera imaginado. Sigue tocando. Te gusta esto, ¿no? Bueno, no. ¿Quieres un trago? ¿Seguro? Sigue tocando. Prueba un trago. Vamos. No soy celoso, ¿sabes? No lo soy. Para nada soy celoso. ¿Qué quieres? ¿Qué es lo que realmente quieres? Me sorprendería mucho que cambiase. Yo lo aceptaré tal como es. ¿No tienes nada mejor que hacer? Vamos a cerrar. Es tarde. ¡Anda, vámonos! Estoy bastante cachondo. Estaba flirteando con Dominique. ¿Con Dominique? Sí. Me gusta mucho. La conocí radio un poco antes de que me enviaran al talego. Me gusta. Me escribe muy a menudo. ¿Aún piensas en ella? Necesitaba dinero. ¿Aún piensas en ella? No, pero si la viera un día de estos



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *