Radio Costa Esmeralda

Radio Costa Esmeralda, Radio escuchar Radio Costa Esmeralda en directo Online

a Jim, una esperanza común a la mayoría, Ricos o pobres, fuertes o débiles, ¿Quién no ha suplicado a Dios una segunda oportunidad? COMPAÑÍA DE COMERCIO DE EXTREMO ORIENTE ¡Salte, salte! ¡Salte, salte! No saltó con los demás. ¿Por qué? Tal vez no sepa nadar. Mucho depende de este cargamento. No, espere. Por favor. El incendio no fue un accidente. Los hombres de su barco, ¿los conoce? ¿Cómo se llama? ¿Herr Stein? ¿Llevamos la pólvora al almacén? No. La llevaremos tierra adentro esta noche. Esto no bastará para mostrarle mi gratitud, pero radio COMPAÑÍA DE CARGA Y TRANSPORTE ¡Eh, tú! ¿Eres tú, Jim? Soy yo, tu viejo camarada. No olvidarás que te salvé la vida a bordo de aquella cubeta, el Patna. Tranquilo, no te incomodes. No por mí. Sé lo que sientes. Es un mundo cruel manejado por canallas. ¿Qué quiere, Sr. Robinson? Dios te bendiga, amigo, con un par de libras bastará. Alto. Tú. El Sr. Stein, por favor. ¿Conoce una sola mariposa con un corazón débil? ¿Conoce una sola mariposa que sea un comerciante de años? ¿En qué puedo servirle? El Sr. Stein. Aquí, joven. Siéntese, por favor. Una especie de lo más extraña. Perfección. Belleza. La belleza no es nada. Mire la precisión, la armonía. Frágil, pero fuerte. El equilibrio perfecto de fuerzas colosales. Una obra maestra. Mire el cuerpo del hombre si quiere una obra maestra. El hombre es increíble, sí, pero tiene demasiados defectos. El hombre protesta mucho. Perturba el equilibrio. Quiero ser un santo, pero también un demonio. Siempre quiere ser lo que no es. ¿Qué cree usted? Yo creo que no debería ir tierra adentro esta noche. Pórtese como una mariposa. Quédese en su capullo. Y para eso, tómese una de éstas. Nada de fumar ni de emociones fuertes. Todo con moderación. ¿Incluso la muerte? Si yo tuviera su corazón fuerte y joven radio ¿Es su carga tan pesada como parece? No, señor. Bien. Quiero partir esta noche. Eso no es tan grave. ¿Adónde se dirige? ¿A qué puerto? No me importa. Eso sí que es grave. No quiero su dinero. ¿El mío o el de cualquiera? Cójalo. Le debo radio No me debe nada. No respeto a un hombre que no respeta el dinero. Un momento, por favor. Si quiere ser un idealista, también tiene que ser tolerante. ¿Huye de la policía? Tiene demasiado orgullo. Hasta usted tiene que tener nombre. Jim. ¿A secas? ¿Jim? Un hombre misterioso, ¿eh? Hoy ha puesto su vida en peligro por quién sabe qué motivo. ¿Volvería a arriesgarla por ambición, caballerosidad y aventura? ¿Me está haciendo una oferta? ¿A que atrae el papel de un héroe? ¿Sabe que algunos hombres nunca serán héroes radio radio y algunos héroes nunca serán hombres? Algunos son afortunados de ser ambos. ¿Quién dice que son afortunados? Bien radio radio si alguien intenta provocar otro incendio radio radio mátelo. ¿Le quita eso el sueño? Bueno, señor, la pólvora no sabe distinguir. Volaría a cualquiera. ¿Cuánto tarda en cargar y disparar un rifle? Unos cinco segundos. Esta arma puede disparar cinco balas en ese tiempo. ¿Va a luchar alguien? No hace falta que sea su lucha. ¿La suya tal vez? Sí. ¿Por placer, beneficios o patriotismo? Nada tan noble. Debo ayudar a un amigo, si no es demasiado tarde. Mañana llegaremos a Batu Kring. Fin del ferrocarril, frontera y fin de escolta policial. Nuestro destino radio radio Patusan. En barco a motor, a horas, por un país enemigo radio radio y sin protección, con toda esa dinamita radio radio que alguien ya intentó destruir. Bien radio ¿Qué me dice? Diría que nuestra situación radio radio era altamente inflamable. ¿Qué espera encontrar en Patusan? Estaba esperando radio radio encontrar el paraíso. Patusan es como un salto a lo desconocido. Mi primer puesto comercial estaba en Patusan. Y mi primer amigo fue el jefe Du-Ramin. Luchamos codo a codo contra los piratas del río. Hoy, años más tarde, el enemigo es un señor de la guerra sin patria radio radio un militarista concreto, inteligente, despiadado y mortífero radio radio con un ejército de criminales y chusma. El General reprime a miles de almas, recauda los impuestos y los tributos. De aquí, caucho. Y de aquí, té y piedras preciosas. En Patusan, estaño. Quienes se niegan a explotar las minas trabajan encadenados. La vida vale menos que el estaño. En un día concreto, o explotan el estaño o serán ejecutados. Y ese día será dentro de tres días. Pero ese día, la gente resistirá. Resistirá. Un viejo cañón oxidado, inútil sin esa pólvora. Sin estas armas, combatirán sus rifles con lanzas. ¿Y si no llegamos a tiempo? ¿O no llegamos? Resistirán de todas formas. ¿Con qué? Con valor. EMBARCADERO DE SCHOMBERG ¡Schomberg! Un momento. ¡Schomberg! ¿Dónde está el barco a motor de Schomberg? Schomberg. ¡Schomberg! Hola, hola. Bienvenido, Papá Stein. ¡Está usted de maravilla! ¿Dónde está el barco? Usted elige. Un sampán, un velero, una gabarra. Lo que desee, Schomberg lo tiene. Me prometiste un barco a motor. Cierto, cierto. ¿Y dónde está? ¿Dónde va a estar? En dique seco. Hongos, madera podrida radio Lo compraré. No está en venta. Pero me lo prometiste. Sí, una promesa del corazón. El corazón dice “sí”, pero las condiciones dicen “no”. Yo soy una víctima de las condiciones, así que tendrá que ser que no. Más vale que no vaya donde va. Nadie sube ese río, con vida, desde que llegó el General. Sobre todo si no lleva un cargamento de contrabando. ¿Cómo sabes que es de contrabando? No sé nada. Ni siquiera lo conozco. Tú tienes tu negocio y yo el mío. Tu negocio es alquilar barcos. Por favor, mi negocio es seguir con el negocio. Puedes llevarte cualquiera menos el barco a motor. El del embarcadero que está aparejado. No subiría solo río arriba. Dame un par de hombres. ¡Qué gracioso, señor! ¿Cree que todos se mueren por morir? Como mucho, algún idiota desesperado por el dinero. Ridículo. ¡Vaya a por ellos! Vaya a por ellos. Veo que es un líder nato. Déjeselo a Schomberg. ¿Quiere que le vea un médico? ¿Tendrá una receta para el fracaso? Aún no hemos fracasado, señor. Sin el barco a motor, no hay tiempo suficiente. No hay tiempo. Podemos aparejar un velero. ¿Y si no hay viento? Remaremos, empujaremos, lo que sea. ¿Durante horas? Podemos intentarlo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *