Radio Juventud

Radio Juventud escuchar en directo Online

autodestructivo radio pero muy brillante. ¿Puedo decirte lo que pienso? Y solo somos del departamento de música. Sí. Él escribe muy bien, muy radio Lleno de vida. Pero es un triunfo del estilo. La sustancia no puede soportar el examen minucioso. Sus ideas son románticas, pero tienen grietas. Solo espero que no te intereses mucho por el, de manera equivocada. Dios, no. Amo a Roy. Aunque es interesante estar cerca de alguien tan complicado. Temo por él. Yo radio Los románticos piensan que el suicidio es romántico. La verdad es que me sentía atraída a Abe. Aunque era un alma perdida. O por eso. AURORA BOREAL FESTIVAL DE CINE Había algo en su dolor y sensibilidad radio que despertaba mis fantasías románticas. Era excitante ir a museos y a ver películas con él. Era en verdad un pensador original. El problema era que no tenía sed de vida radio ni alegría, ni una razón clara para vivir, dijo, lo que me alarmó. Quería mucho ayudarlo. He renunciado. Es todo basura. Mi libro de porquería sobre Martin Heidegger radio no hará ni pizca de diferencia en el mundo. ¿Por qué dices cosas así? ¿Cómo sabes eso? Quise cambiar el mundo activamente radio y terminé siendo un pasivo intelectual radio que no puede hacer el amor. Quizás Rita Richards no pudo hacer fluir tus jugos creativos radio pero ¿pensaste que yo tal vez sí? Jill. No. ¿No qué? No hagas esto. Pasamos mucho tiempo juntos, Abe. Y yo radio Somos amigos. Es que radio Pensé que podrías saber que me interesaba por ti. Es bastante obvio para todos. ¿Incluso para tu novio? No estoy lista para un compromiso exclusivo con él. Es radio Es que tengo muchas preguntas y radio Bien, Jill. Quizás estemos pasando mucho tiempo juntos. Quizás no debería monopolizar tu tiempo. Está bien. ¿Por qué estás de tan mal humor? Roy, estoy bien. ¿De acuerdo? ¿No puedo estar un poco tensa de vez en cuando? ¿Has pensado en lo que te dije? ¿Qué? Después de la graduación, nos mudamos juntos a Londres radio y hacemos nuestro posgrado en Oxford. Es una idea muy grande y no lo sé. Creo que sería una experiencia maravillosa. Jill, detente. Sabes que te amo. ¿Qué pasa? No puedo hablar de esto ahora, Roy. Me siento muy dolorida. Como si me estuviera por agarrar algo o radio De acuerdo. No sé, gripe o radio Está bien. ¿No es un lugar hermoso? Me encanta. Vengo aquí cuando quiero estar sola. Te ves un poco melancólico. Siento lo de esta tarde. Pensé que tal vez como había pasado un tiempo. ¿Tomaste Cialis? Contra mi mejor juicio. ¿Puedo confesar algo? Cuando oí que venías aquí, caminé por estas rocas radio y tuve fantasías sobre nuestro encuentro radio y sobre algo especial que pasaría. Si no estás feliz, ¿por qué no te vas y ya? Yo radio No puedo hacerlo sola. No puedo. Necesito a alguien con quien irme. Jill había acertado en su apreciación sobre mí. Me asomaba a un abismo de alguna clase de colapso radio incapaz de lidiar con mis sentimientos de furia radio frustración, futilidad. Dicen que ahogarse es una forma indolora de morir. La desesperación es lo que Kierkegaard llamó la enfermedad de la muerte, Abe. Y tú sufres de desesperación. Sé muy bien los que pensaba Kierkegaard. Pero él era, al final, cristiano. Eso sería reconfortante. ¿Estás esperando tu recital de piano esta noche? ¿Elegiste a Bach? Lo resolveremos. No lo sé. Esto está mal. ¿Entiendes lo que pasa en esta mesa? ¿Qué? Es una situación complicada. Y mis hijos sienten como si no fuera a volver. Eso no es verdad. Lo sé. No sé qué hacer. No sé qué más hacer. ¿Quién es el juez? Spangler. Thomas Spangler. ¿Cómo terminó este hombre en un juzgado de familia? Es radio Son puestos políticos. Algunos están bien, pero otros son vagos a los que les pagan. No está bien. Le dio los chicos a Frank. El ni siquiera los cuida. Es verdad. Ni siquiera los quiere. No le interesan sus propios hijos. Se los mando, y no quieren ir. Lloran y lloran. ¿Qué hace Frank? Los deja en un rincón del garaje en el que trabaja. Y se quedan en el sótano todo el día. Deberían estar afuera, en el aire fresco. ¿Y ahora le dará la custodia a Frank? ¿Con qué motivo? Con ninguno. Porque es amigo de alguna forma del abogado de Frank. Cambiar la custodia sería un desastre. No tiene sentido. Presenté a los profesores y a los doctores de los chicos. No importa. ¿Y estás segura de que no puedes recusarlo? Mi abogado lo intentó y fracasó. No puedo pagar las tarifas legales y el juez lo sabe. Cada vez que quiero algo dice: “Haga una moción”. Y lo hacemos, pero la rechaza. Me está costando todo lo que tengo. Perderé a mis hijos. ¿Segura de que es íntimo del abogado de Frank? Se miran, se sonríen. Me tocó un juez malo. Es muy injusto. Voy a la corte en seis semanas. Si no lo pospone otra vez radio lo cual hace porque sabe que ayuda a Frank. No puedo dormir hace rato. Quisiera poder agarrar a los chicos y llevarlos a Europa. De verdad pensé en sacarlos del país. ¿Quieres esconderte el resto de tu vida? Serías una fugitiva. Lo siento por ti, Carol. Eres una muy buena madre. Espero que al juez le agarre cáncer. No le agarrará cáncer. Porque desear algo no funciona. Si lo quieres muerto, haz que ocurra. Pero nunca podrás hacerlo radio y, aunque lo hicieras, serías el sospechoso principal. Pero yo podría matarlo por usted, señora radio y nadie en el mundo imaginaria que lo hice. Me desharía de esta cucaracha y terminaría su sufrimiento. Fue en este momento que mi vida tuvo sentido. Podría realizar esta bendición por esa mujer radio y nadie podría conectarme a ello. No conozco a ninguna de las partes radio no tengo motivo, y cuando salga de aquí radio nunca más posaré la vista sobre esta gente. Solo necesito saber el nombre. Juez Thomas Spangler. Lado Oeste RESTAURANTE ¿Estás bien? Me mareé un poco ahí dentro. Estás temblando. Creo radio ¿Estás bien? Un ataque de ansiedad o algo. Tengo la medicina en casa. Bueno. No sé por qué me sentí tan mareado. Todo lo relacionado a matar al Juez Spangler me encendió. La idea de ayudar a la mujer, de entrar en acción radio de librar al mundo de esta alimaña radio que hace del mundo un infierno extra para todos nosotros. Me intrigaba el desafío creativo de llevar a cabo un asesinato perfecto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *