Radio Aventura 107.8 FM

Radio Aventura 107.8 FM, Radio escuchar Radio Aventura 107.8 FM en directo Online

¿Les parece bien? ¿Eso incluye comida? Tenemos suficiente para todos. ¡Así es! Pero primero deben asearse. Se ven como cerdos, cubiertos de barro. No están muy presentables. Regresen al vestíbulo y suban las escaleras radio En realidad, nosotros no nos quedaremos. Sólo queríamos usar su teléfono. Se reventaron los neumáticos de nuestro auto y queríamos llamar al remolque. ¿Se les reventaron los neumáticos? ¡Qué barbaridad! Pete, Pete. Muéstrale a esta encantadora señora dónde está el teléfono. centavos la llamada local. Pero les aseguro, y sé de qué hablo radio que ninguna grúa vendrá aquí a esta hora de la noche. Por eso, será mejor que se aseen. Tú, jovencita, ven aquí. ¿Podrías ayudarme en la cocina, querida? Es que radio yo radio No muerdo. De acuerdo, entonces. De ningún modo nos quedaremos a cenar. Está bien. Oye, Pete, escucha. ¿Tienes algún listado de garajes o una guía telefónica para prestarme? No. Este sitio me da escalofríos. No hay problema. Al menos no alquilamos una habitación. Randy y Leslie radio Él es extraño y ella una entrometida. ¿Te diste cuenta de que nos miran como si fuéramos especímenes en un frasco? No, no; no me di cuenta. Pues, sin dudas ella te notó. Pete, ¿estás seguro de que esto funciona? Porque no tiene tono. A veces funciona, a veces no. Y cuando funcione, tendrán crédito. Te lo aseguro, Jack. Pasa algo raro con estas personas. ¿De qué hablas? La esposa es amable. Sin dudas es un poco irritante pero nos ofreció un lugar para pasar la noche. No puedo creer que nos hayas metido en esto. ¿O sea que la culpa por el reventón de neumáticos también es mía? No deberías haberte negado a ir a Montgomery. ¿En serio? Tú tampoco querías ir. Porque tú no querías. ¡Oye! ¿Sabes una cosa? Estoy cansado y hambriento, ¿entendido? ¡Te odio, Jack! Está bien, ódiame. ¡Qué tentación! ¿No es así, querido? ¿Vamos? ¿Mami? Con permiso. No, gracias. Estoy a dieta. No sea tonta. Tu delgadez es real. Será mejor que comas toda tu comida. Bueno, parece ser delicioso. ¿Stewart? ¿Stewart? ¡Hola, Stewart! El hombre de la casa. Eres bonita. Gracias. Dime, ¿cuándo nos conviene ir a visitar el Parque Nacional? ¿A qué hora piensan radio ¿Eres casada? Aún no. ¿Acaso violarás a una mujer en una de las habitaciones de arriba? Stewart, ocúpate de tus asuntos. Perdón, querida. Algunas personas no saben lo que es tener modales. ¡La quiero a ella, má! ¡No tengo dudas de eso! Pete podrá ser idiota pero para el o es todo un experto. Oye, amigo. Ella está fuera de tu alcance. Acéptalo. Cállate, por favor. Permíteme ponerte otro cubito. No, en realidad no tengo sed. El hielo se derritió. ¡Eres bonita! ¡Me casaré contigo! Ya me tomaron. Parece haber sido tomada en todas direcciones. ¡Suficiente! No, ya tengo suficientes cubitos. Ella no quiere más hielo, ¿entendido? Debes pedir permiso antes de abandonar la mesa, querida. Stephanie. Ellos lo saben. ¿Saben qué? Sobre el accidente. ¿Cómo sabrían del accidente? Porque tú se los contaste. Nunca les conté nada. Ya mismo me iré de aquí. ¿Vendrás o no? ¿Acaso dije algo inapropiado? Stephanie. Entra. ¿Qué es lo que sucede? ¿Qué hicieron? ¿Cómo: “¿Qué hicimos?”? ¡Ustedes lo trajeron! ¿Trajimos a quién? Está viniendo. ¿Quién está viniendo? Oiga, ¡qué hace? ¡Hagan silencio! ¿Usted lo conoce? Dame las llaves. Cierra con llave todas las puertas. Señora, ¿quién está afuera? Si él consigue entrar aquí radio será mejor que todos estemos muertos. Ya basta de juegos. Sólo quiere asustarnos, ¿verdad? Si llega a entrar radio podría masacrarnos. ¿Qué está haciendo allí afuera? Intenta entrar. ¿Qué es eso? Recortes de periódicos. POLICÍA LOCAL Y SU ESPOSA CONTINÚAN DESAPARECIDOS Es una historia sobre una pareja desaparecida. Se denunció la desaparición de un oficial de policía y de su esposa. ¡Él va a matarnos! “Su auto fue encontrado en una granja abandonada radio “al oeste de la Autopista “. Nosotros veníamos por la Autopista . ¿Éste es el casco de esa estancia? ¿Éste es el casco de esa estancia? Se cierran las apuestas. Vayámonos de aquí. ¡Vamos, vamos, vamos! ¿Estás bien? Sí, estoy bien. ¿Estás segura? Sí, estoy bien. Oiga, ¿contra qué nos estamos enfrentando? ¿Qué? Algunos los llaman los “Hombres de Lata”. Dicen que sólo persiguen a las personas culpables. Ella se refiere a nosotros. Simplemente repito lo que algunos dicen. Espera. ¿Tiene algo escrito en ella? Así es. Bien. “Bienvenidos a mi casa. Éstas son las reglas: “Regla Nº : Dios entró en mi casa y lo maté. “Regla Nº : Mataré a todo aquél que entre en mi casa radio “tal como maté a Dios. “Regla Nº : Entréguenme radio un cadáver antes del amanecer y haré más leve la Regla Nº “. No, no. Está bien. No. Todo está bien, Steph. Es probable que esto no sea más que una broma de mal gusto, ¿no? Es una broma, ¿no? No es una broma. Él estaba disparando contra nosotros. Puede entrar por ahí arriba. Hice que Stewart asegurara todas las ventanas de arriba radio y todas las puertas traseras muy bien. ¿Dónde guardan sus armas? ¡¿Dónde guardan sus armas?! Stewart guarda algunas escopetas y rifles, en el sótano. Indíqueme dónde está el sótano. ¡Indíqueme dónde está el sótano! Randy, tranquilízate. Si él está afuera sin modo de entrar, sólo tenemos que esperar y salir. Vimos a un policía en la autopista. Tal vez vea nuestro auto y venga a buscarnos. No me sirven los “tal vez” ni los “quién sabe”. ¿Dónde está el sótano, señora? ¡Randy! Jack tiene razón. No podemos dejarnos llevar por el pánico. Si esto en verdad es un juego tenemos que unirnos y resolverlo. ¿Ahora sigues sus consejos? ¡No querrás saber como te llamaron! ¿Tiene más armas ahí? Sí; pero según mi experiencia sólo necesito una. Sí, está bien. Bajaré a buscar una. ¡Te dije que no precisas ninguna! ¡Con calma, viejo! ¡Retrocede! Con calma. Retrocede o te dispararé. Entra ahí. ¿Qué haces, viejo? Oye, con calma. Él sólo intentaba protegernos. ¿Qué es lo que quiere esta vez, el Hombre de Lata? Un cadáver radio antes del amanecer. Bueno, entreguémosle a este grandísimo asustadizo. Oye, con calma. Ya basta. ¿Qué haces? Míralo. Está tan asustado como un conejo. Betty, Betty, por favor; dile a Stewart que se detenga. ¿A Stewart?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *