Cadena Ser Radio Club Tenerife 101.1 FM

Cadena Ser Radio Club Tenerife 101.1 FM, Radio escuchar Cadena Ser Radio Club Tenerife 101.1 FM en directo Online

Es imposible evitarlo. ¿Por toda esa basura tendré esos problemas? ¿No hay forma de rebatir? Tampoco dije mucho, ¿no? Además, todo es verdad. Ese marica. Transferir a los hijos, es como tirar el dinero en el río. En mi caso, sería como una caja fuerte. Una inexpugnable, espero. Si alguien se enterara, pensarían que me volví loco al confiar en ti. Y si me robas, te voy a retorcer tu hermoso cuello de cisne. Ahí está Anezka. Hola. Hola, Anezka. Me gustaría transferir mis cuentas a nombre de esta dama. Bien, ¿me puede dar su identificación? Por supuesto. Por favor. Gracias. ¿Serán todas las cuentas? Todas las cuentas. Mantendré los poderes signatarios, si la dama lo permite. Aquí está el recibo de pago del impuesto de transferencia de propiedad. ¿Tanto dinero por la transferencia? Sería mejor darlo a caridad. Ya diste suficiente a caridad. Ven a ver dónde lo pongo. Confío en ti. Tendrás el pagaré aquí en la caja fuerte. ¿Lo viste? Lo pondré aquí. Esconde bien la llave en algún lugar. Eres la única en quien confío. Si quisieras robarme, lo habrías hecho hace tiempo. Has tenido bastantes posibilidades, aún así, me ahorraste mucho dinero. Ven acá. Sabes, yo radio Soy todo un cobarde. ¿Tú? Sí. Siempre tenía miedo. Toda mi vida lo he tenido. Tenía miedo de que alguien me golpeara y me cayera. Que si ganaba dinero de modo oculto, alguien lo fuera a divulgar, y me prohibieras trabajar. Tenía miedo de la KGB. ¡No me jodas! Queremos que nos des información de estas personas. Sabemos que estás preparando una exhibición en los EUA. Te dejaremos ir allá, a los EUA. Serás capaz de vender legalmente tu trabajo. Serás aceptado en el gremio de artistas y no tendrás que volver a la fábrica. Necesitamos tu servicio a cambio. ¿Qué hay de eso? No puedo. Simplemente no puedo. No puedo hacerlo. Firma y tu vida cambiará. No puedo firmar. Prefiero ahorcarme. ¡Fírmalo! No puedo hacerlo. ¡Si no lo haces, te destruiré! ¡Supongo que me ahorcaré! Algunas personas de las que querían que informara, luego las vi en una lista de la policía entre los informantes. Ninguno de ellos jamás se disculpó ni avergonzó. # Otra vez me llevan allá, esa vieja manera radio # Donde camino con el chaleco todo manchado de vómito. # En mi tumba, denme dos barriles de cerveza. # Y en lugar de un sacerdote, una prostituta que cante bien. Queridos, les contaré una historia de los últimos años. Cuando mi mala lengua me metió en el embrollo que estoy ahora, decidí vivir culturalmente. Entré a una galería. Estaban abiertos, probablemente reconstruían el edificio. En todas partes había tuberías de plástico, cableado, arena radio Algunas vigas, un inodoro. Y luego vi un catálogo. Y me caigo de rodillas. ¡Esa era la exhibición! ¡Una Instalación Post-conceptual! ¡Maldición! Estaba buscando en el catálogo para entender. Soy, después de todo, un europeo, no un cretino. Y leo: “La continuación de la creación artística evoca la compleja serie a priori, de normas de la auto-reflexión imaginativa. Mientras que la congenialidad institucional de este punto de vista pos-moderno y la visión radio ” Mi cabello se erizó, mi pelo erizado y yo leyendo, ” radio como la introspección son de la quinta esencia más pequeña en la ética puramente post-conceptual.” Espero que mi humilde librito será inteligible para todos. Quiero presentarles radio ¿Qué pasa contigo? La estrella en ascenso. Mi súper modelo y fotógrafa, quien tiene muchas de sus fotos en el epílogo de este libro: Liba. Liba, ven con nosotros. Ven, no seas tímida. Hola. Me gustaría pedirle que presente el libro del autor al mundo. Sólo deseamos lo mejor y que tenga más éxito que el libro anterior. La mejor de las suertes. Que le vaya bien. Que le guste a la gente. También me gustaría decir algo. Obviamente no soy una fotógrafa graduada. Cuando una persona tiene la capacidad de comunicación, cuando sabe lo que quiere hablar, Creo que es fácil hacerlo. Aburrido, sin gracia. Un escándalo. Lo siento, pero no lo hagas. ¿Qué? No puedes darte el lujo de dejar que alguien falsifique tus fotos y aún apoyarlo. ¡Devalúa tu trabajo! ¿Comprendes? Si ayudaras a alguien talentoso, eso sería genial pero apoyas la copia. Estas tirando lo original y la imitación en el mismo saco. Lo siento, pero tengo que irme, tengo prisa por el trabajo. Nos llamaremos o nos escribimos, ¿sí? Adiós. Jan, disculpa. ¿Puedo interrumpirte? Sí. Me acusaste de olvidar pagar la multa de la oficina de impuestos. Nunca tuviste ninguna multa. ¿Hablas en serio? Me despediste sin afecto. Fuiste infiel y cruel. Pero te gustó, ¿no? Jan radio ¿disculpa? Hola. Soy Seidlova. Vengo de la Revista Mlada Fronta. Su asistente me ha estado prometiendo que tendríamos una entrevista y nada. Se acaba el tiempo para eso. Ya he bloqueado páginas. Tienes que calmarte. ¡Cuidado! ¡Llamen a una ambulancia! ¿Klarka? Jan, ven aquí. Klarka radio ¡Klarka! ¡Klarka! ¿Qué pasó? Se cayó de las escaleras. Disculpa. Esa es la prima de Jan, Klarka. No es su prima. ¡Es su hija! Lo siento, debe estar confundida. Esa no es la hija de Jan. ¿Confundida? Para nada, conocí a su madre y a la pequeña Klarka desde que nació. Tiene una grave contusión. ¿Cómo te dijeron eso? Me lo dijeron. ¿Y qué? ¿Por qué te lo dirían? ¿Porque eres su padre? ¿Qué es esa basura? No soy su padre. He escuchado unos rumores. ¿Y tú te los crees? ¿Y? ¿”Y” qué? ¿”Y” qué? ¿Qué es esta interrogación? Jana me hubiera dicho que es mi hija. Entonces hazte un examen. ¿Ves como te gusta presionar? Me cansé de ti. ¡Sal de aquí! ¡Sal de aquí! ¡Ahora! ¡Vete! ¡Sal de aquí! Eres hermosa. No tienes nada de que avergonzarte. Lo haremos así. Yo te quitaré el broche. Así no nos pinchamos. Un poco así, el tirante de lado así, y tu mano hacia abajo. No tengas miedo. Respira. Trata de respirar profundo. Ves, aún sigues hermosa. Muéstrame radio No. Eso no. Sí, vamos, la rodilla. Y ahora ábrelas un poco. Agárrame ahí. No. Pon una mano ahí por mí. No. Sí, sí. No. Agárrame de las pelotas. No tengas miedo. Estás llena de deseo, de amor, sólo que no tienes a nadie a quien darlo. Mamá, Jan, ¿están en casa? Hola, mamá. Hola, Liba. ¿Nos vamos ahora? ¿Nos llevarás a la estación del tren?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *