Radiole Zaragoza 94.0 Fm

Radiole Zaragoza 94.0 Fm, Radio escuchar Radiole Zaragoza 94.0 Fm en directo Online

Una noche encantadora. ¿De qué se trata? Me gustaría dar un paseo. A mi manera. ¿Por qué no lo pones en marcha? Deja que oiga cómo suena. Mire radio Ponlo en marcha. No está mal. Vámonos. Todo recto. ¿Dónde conseguiste el traje? El traje, ¿de dónde lo sacaste? ¿De por aquí cerca? Me lo hicieron a medida. ¿Por aquí cerca? En Nueva York. Seguro que vosotros os cuidáis mucho, ¿no es así? Así que Nueva York. ¿Qué te parece? ¿Para qué me atan? Mi cartera está en el bolsillo. Hay dólares en ella. ¿ dólares, eh? Puedes hacerlo mejor. Seguro que si le preguntamos a tu viejo, lo hará mucho mejor. Sí, seguro. Mucho mejor. ¿Qué tiene que ver mi padre con todo esto? Di ah. ¡Abre la boca! Veamos si está fuerte. Vamos, entra ahí. Johnny, por favor. ¿Para qué tienes que irte ahora? Tengo que irme, es tarde. Dile a tu novio que te fuiste al cine. Le dije eso la última noche. Sé un buen chico, Johnny. Es tarde, tengo que volver. Muy bien, hazlo a tu manera. Oh, Johnny, ¡espera! Puedes verme el jueves, en serio. Llámame el jueves. Así que no había nadie aquí desde la guerra, ¿eh? Cógele los pies. ¿Cómo vamos a meterle allí? Tú dijiste radio Cógele los pies. Si alguien viene aquí una de estas noches, puede que venga cualquier noche. ¿Dónde vamos a llevarle? ¿Quiéres dejar de hablar tanto? Aquí es dónde sacamos el premio gordo. ¡Jerry! ¡Espera! ¡Jerry! Jerry, ¿qué vas a hacer? ¡No, Jerry! Si vuelves a hacer eso, te parto en dos. ¿Qué te pasa? ¿Es tu hermano o qué? Jerry, radio nunca dijiste que fueras a matarle. ¿Quieres que dé nuestra descripción a la poli? ¿Qué harán? Tengo más cerebro que todos ellos. Escucha, tengo más cerebro que todos vosotros. Jerry, no puedes matarle sin más. Vamos, ayúdame a cogerle la corbata. Eso es. Y su reloj. Supongo que tienes razón. La poli tendría nuestra descripción. Demasiado malo. Toma su clip de la corbata. Algo que mandar con la nota de rescate. No dijiste que aún pretendiéras recoger pasta. ¿De qué estás hablando? ¿Crees que le maté por diversión? Métetelo en el bolsillo. Muy bien, pavos. Venga, echémosle al agua. Vamos, vamos, no tenemos toda la noche. Howard, ¿eres tú? Sí. ¿Por qué no estás dormida? Me despertaste. ¿Qué hora es? La una y media. ¿Por qué llegas tan tarde? Horas extras. Duérmete. Estaba teniendo el sueño más maravilloso. Estaba en el hospital, teniendo el bebé. Y esta vez, no me dolía en absoluto. Dijo “papá” al momento de nacer. Oh, ráscame la espalda. ¿Te duele? Solo aprieta. Quieres una niña, ¿verdad? Sí. ¿Estás segura de que no te duele? No me mientas, quiero saberlo. No, estoy bien, Howard. Me siento bien. ¿Qué ocurre, Howard? Nada, ¿por qué? Te tiemblan las manos. Tengo un poco de frío. ¿Mejor? Mucho mejor. Tenía los ojazos azules más grandes, como una foto. Salí del hospital y me la llevé de compras. ¿No es gracioso? Fuimos a la misma tienda en la que me compré hoy el vestido. Le compraba un delantal. Eh, Gracie. Tráeme otra ración de esas cebollas fritas francesas. Otra ración en marcha. ¿Dónde estabas? Dije a las :. Déjalo, ¿quieres? Jerry, no me encuentro bien. ¿No te dije que dejaras de tomar ese brebaje? ¿Acaso quieres tener úlceras? ¿Qué has comido hoy? He comido. ¿Qué? Sopa. ¿A eso le llamas comer? Tráele un bistec, Gracie. No, no quiero. ¿Qué tal un sandwich? Sí. Pónselo. Ponle primero una taza de café. No se encuentra muy bien. Uno de vaca a la plancha. Aquí está nuestra póliza de seguros. Échale un vistazo. Tenemos a su hijo. Usted tiene la pasta. Espere nuestra llamada y tenga listo el dinero. de los grandes en billetes de uno. Si quiere a su hijo, haga lo que decimos. Somos demasiado listos para usted. Haga lo que decimos si quiere ver al chico con vida. Un buen dividendo, ¿eh? ¿Y tú qué? Bueno radio He hablado con Velma. Tiene una cita para ti. La mandaremos desde Dawson, así tendrá matasellos de fuera de la ciudad. Dame el clip de la corbata. ¿Qué clip de corbata? El clip que te dí anoche. El que cogimos radio No lo tengo. ¿Qué quieres decir con que no lo tienes? No sé, debo haberlo perdido, he mirado en todos los bolsillos. ¿No puedes hacer nada bien? No te hagas el listo, Jerry. ¿Para qué necesitamos ese clip? Porque esa era la manera radio ¿Nada? ¿Seguro que no quiere café? El café me desvela por la noche. Vamos. Trágatelo. Velma te espera con una chica. Jerry, he estado pensando sobre las mujeres. Es peligroso meter a mujeres en esto. Has estado pensando. ¿Con qué? Dos tipos sólos en una ciudad extraña, llaman la atención. Si hay un par de damas, sólo parecerá una fiesta. ¿Ves? Sí, te entiendo. No puedo hacerlo. Bueno, vamos. Se está haciendo tarde. Tenemos millas por delante. Eh, monada, ¿qué tal un cheque? ¿Algo mal con su sandwich? No, sólo que no se encuentra bien. Toma. Ya puedes hacer negocios tú sola. Eh, Cisco. Eh, mira ¡ahora tomamos una curva! ¡Mira, Cisco! ¡Por ahí! Eh, Cisco mira la carretera. Cuidado amigos, o ¡os pasaré por encima! ¿Qué estáis haciendo? Vamos, fuera, fuera. ¿Cuántas veces he de deciros que no toqueis lo que no es vuestro? Iros a casa. Vamos, tengo que hacer una llamada. Y no toqueis el coche. Me apetecía decirle: “Escucha, vieja bruja” “¿Por qué no te vas a otro sitio y sacas tu culo de aquí?” No sé cómo la aguanta Paul. Se pone a chillar cada vez que aparece. Y no se puede decir que eso sea bueno para el negocio. No estaría satisfecha aunque la hiciéra parecer Miss America. Ooh, cariño, tómatelo con calma. De todas formas, he estado pensando en dejarlo. Jerry lleva un negocio entre manos. No me cuenta nada, pero por cómo actua, debe de ser grande. No para de mandarme cosas. Que si él y yo esto, él y yo lo otro. ¿Sabes? el otro día le dije que siempre quise ir a La Habana. ¿Sabes qué dijo? “Puede que aún vayas” Dijo: “La Habana radio radio no es una mala idea”, eso dijo. “Nada mala” Pero fue la forma en que lo dijo. ¿Cómo es? ¿Jerry?, cariño, es un regalo de la naturaleza para las mujeres, no bromeo. No te hagas ninguna idea rara. Él es mío. Todo mío. Sabes que no haría ninguna trampa con tu novio. Gracias. Además, me reservo para el hombre con el que me case. Eso es muy tierno. ¿Dijo Jerry algo de cómo es su amigo? No, sólo que era agradable.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *