Radio Vaughan Radio 91.4 FM

Radio Vaughan Radio 91.4 FM , Radio escuchar Radio Vaughan Radio 91.4 FM en directo Online

¿No es maravilloso lo que la Bomba H ha conseguido, profesor? Ha convertido a un científico en alguien muy importante. Vito, pensábamos que te habías perdido. Por favor, sin reproches. Mis más humildes disculpas. Este pillín. Me llevó tras un gato en vez de a casa. Nicholas, creo que te dije que llevaras al doctor directo a casa. Yo lo cogeré, cariño. No seas muy duro con él. Hay imanes más fuertes que la belleza. Gracias al gato, encontró un precioso caniche francés. La llamada era de Fowler. Ha habido otro robo en la autoestopista . ¿Le dijiste a Chuck que parara las prensas? Ya no puedo mantener una postura alejada de los problemas actuales del día a día. No hay torres de marfil. Hal, no puedo hablar de negocios con el estómago vacio. ¿Jerez? Una receta que cogimos en Roma. ¿Recuerdas? En El Greco. Antes que te vayas, te pondré estas gachas. Con codorniz. ¿Codorniz? Doy gracias por habernos encontrado. Haz los honores, Vito. Gracias. El chico fue duramente golpeado. ¿Qué tal si vamos después de la fiesta? Podrías hacer un artículo. ¿De un robo? Platos para todos. ¿Por qué no? ¿Te acuerdas de esa licorería hace dos noches? ¿Y la estación de servicio el día anterior? Dos pequeños robos, Hal. No trates de meternos en una ola de crímenes. Puede que estés en una y no lo sepas. De todas formas, nuestra tirada puede soportar un pequeña ola de crímenes. Un momento, Vi. No es bastante para ti. Estás creciendo. ¡Mi dieta! Tenía la impresión que me contrataste para escribir una columna no noticias en general. ¿Puede que un extra te interese? ¿Un extra? ¿Te refieres a dinero? Hal, ¿Sabes lo que haría importante a un pequeño robo? Dí que lo harás por mi, Gil. Tienes mucha seguida en esta ciudad. Con tu estilo en una serie especial, vendería más periódicos. ¿Qué estáis tramando los dos? El jefe intenta hacerme trabajar esta noche, por dinero. No te atrevas a llevarte a Gil de nuevo a la oficina esta noche. Me estoy a costumbrando a tenerlo por la noche en casa, y me gusta. Y además, tenemos invitados. Pero ésto es importante, Helen. ¿Lo entiende, Doctor? Mi mente matemática sugiere una alternativa. ¿Por qué no van los invitados con su anfitrión? No le interesaría, Vito. Vi, toma algo de salsa de menta. Hal ha descubierto que estamos en medio de una ola de crímenes. Al contrario. Las olas me interesan, las de luz, las de sonido, y las olas de crímenes me interesan mucho. ¿Ves cariño? Tendré que trabajar esta noche, sólo para entretener a Vito. Parece que seré viúda de nuevo. Bueno, vivamos mientras podamos. ¿Quién quiere más vino? Yo. Si tienen alguna pista, háganmelo saber, oficiales. Pillaremos a ese tipo. Hay muchos hampones de fuera del estado en la ciudades de California. No, éste parece más un matón local. Sí, a este tipo le gusta dejar su sello. ¿Fuman, amigos? Gracias, Mr. Clendenning. Gil. ¿Sí, Hal? Fíjate en ésto, Vito. El enfoque que daremos, es que probablemente sea una banda del Este actuando en la comunidad. Eso tiene buena impronta. Eso es lo que se conoce como hacer el árbol de familia. Cuando acabemos con ésto, la ciudad pensará que ha sido invadida. Mr. Clendenning, se me ha ocurrido una cosa. ¿No es ésto nocivo para la salud pública? ¿Esta distorsión del aspecto general? No es sensacionalismo lo que hago, Doctor, no es eso. Si por mi fuera, limitaría los delitos en los periódicos al mínimo. En tal caso, ¿no mejoraría mucho la digestión de los lectores si pusiéra los editoriales en primera página y las noticias de crímenes en el editorial? ¿Qué me dices, Hal? ¿dónde está tu sentido de responsabilidad social? Tengo mi parte de culpa. Pero vender periódicos es mi negocio. Así me gano la vida. Buenas noches, Doctor. Y no olvide mi invitación. Me encantaría enseñarle el periódico en cualquier momento. Gracias. Buenas noches. Buenas noches, Hal. Mejor que cojamos gasolina. Ahora están abiertos. Joe, llénalo, ¿quiéres? Claro. Gil, dime algo. ¿No te asustan los efectos que exagerar la violencia puedan tener en tus lectores? ¿La pequeña ola de crímenes de Hal? Vito, Hal trabaja con una formula muy fundamental. A la gente le encanta estar asustada. Cuanto más les asustes, más periódicos comprarán. Si la gente asustada es la medida de ventas de periódicos, debe de ser un negocio muy provechoso hoy en día. ¡Ola de crímenes! ¡Lea sobre la ola de crímenes! ¡Ola de crímenes! ¡Lea sobre la ola de crímenes! He estado pensando sobre el trabajo de mañana noche. Me tiene muy preocupado. Siempre estás preocupado. Escucha lo que dice el tipo este Stanton. El brote de gangsterismo en este condado en las últimas dos semanas es descrito por el sheriff Denmig como el trabajo de pistoleros expertos. ¿Qué te parece? Somos pistoleros expertos. Deberíamos mandarles nuestras fotos para la portada, ¿no? Sabes lo que nos puede caer, ¿no es cierto? ¿Por qué cosa? Por lo de mañana noche. Claro, radio pero mira la paga. ¿Qué conseguimos esta noche arriesgando el cuello? . dólares. Una vez repartido. De esta forma, ¡bang! Una vez hecho, estaremos sin problemas financieros. Ese es el único motivo por el que lo hago. Y después, créeme, nada más. No te me irás a rajar, ¿verdad? ¿Estarás allí? Estaré allí. Sí. Estaré allí, Jerry. Puede que un par de minutos tarde, pero estaré. Sí, de acuerdo. ¿Te gusta el negro? Eh, vaquero. Me gustan éstos. ¿Los tiene en la talla buena? Lo miraré. Oh no, Hal. Son muy extravagantes ¿Dónde podría llevarlos? Cariño, saldremos uno de estos sábados. Traiga los de su talla, ¿quiere? Cariño, tengo que irme o llegaré tarde. Compra lo que quieras, ¿vale? De acuerdo. Adiós. Adiós. Hasta luego, socio. Te pillé. Nunca hagas eso, Tommy. Lo siento, pero tienes que tener más cuidado. Le puedes sacar a alguien los ojos. ¿Vale? Vale, Papá. Me pones nervioso. Puede que se retrase. Puede que esté allí otra hora más. Él no. Siempre sale a las :. Los tipos deben de tener un reloj con alarma. ¿Te quiéres relajar? Jerry, quítame las manos de encima, en serio, no me presiones. ¿Quieres levantar el mentón por cacahuetes el resto de tu vida? ¿No quieres tener pasta de verdad? ¿Ser alguien, para variar? Estoy aquí, ¿no? Sí, aquí estás. ¿Qué te dije? Justo a la hora.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *