Radio RTPA 100.5 FM

Radio RTPA 100.5 FM, Radio escuchar Radio RTPA 100.5 FM en directo Online


Tú estás hecho para luchar y soportar. Me olvidarás a mí antes de que yo te olvide a tí. Me conviertes en un mentiroso al decir eso. ¡Vete entonces, si eso es lo que soy para tí! ¡Jane, espera! Espera. No decidas tan pronto. Espera un poco radio Solo un poco radio Jane espera radio Espera un poco radio sólo un poco radio ¿Quién será? No es de por aquí, ¿no te parece St. John? Nunca le he visto. Te desmayaste en las colinas. ¿Quién eres? ¿Podemos enviar por alguien que conozcas? Me pregunto quién es. Se ve refinada. No una sirviente. Me pregunto a dónde iba. ¡Oh, Dios! Puede ser muy aburrido por aquí. St. John seguido lo dice. Aunque no sé de qué se queja si nunca está aquí. Él trabaja muy duro. Está dedicado a la iglesia. Sí, quiere irse a la India, ¿no es así, Di? Como misionero. Veo que te estás recuperando. Sí, Sr. Rivers. Gracias a todos. Su nombre es Jane Eyre, es una institutriz. Dejó su puesto por razones personales y no desea responder ninguna pregunta. Quiere encontrar trabajo, y se quedará aquí hasta que lo haga. Naturalmente, nosotras dijimos que la ayudarías. Naturalmente. Mis hermanas parecen tener todo bajo control. Haré lo que pueda. Gracias. Ahora si me permiten, tengo unas cosas que leer. Buenos días. Creo que debemos ir a caminar. Todos nosotros. ¿No crees que caminas ya suficiente en esta parroquia St. John? Me encantaría ir. Le he encontrado trabajo. Pero dudo que le agrade. Yo juzgaré mejor cuando me diga de qué se trata. Qué hermosa iglesia. Debe complacerle trabajar aquí. El deber me tiene cansado. ¿Le sorprende eso? Sus hermanas me dijeron que quiere ir a la India. ¿Y no lo aprueba? Uno puede servir a Dios de varias maneras. Yo necesito servirle de una manera grande. Debo servirle a mi salvador radio Debo servirle a mi salvador radio ¿Lo entiende? Lo haré con todas mis fuerzas Y quien venga conmigo deberá hacer lo mismo. ¿No está casada? No. ¿Estaba usted huyendo de un enredo? He sido amada. Déjeme mostrarle algo. Desde hace tiempo he pensado en establecer una escuela para los niños del pueblo. Si no tienen acceso a la educación, no tienen esperanza de progresar. Ud. también tiene necesidad de servir, creo. Por eso le ofrezco La paga es poca, libras al año, pero puede vivir con nosotros. Acepto. Muy bien niños, vayan a jugar por minutos. “Sra. Fairfax, Thornfield Hall. Millcote. Devolver al remitente.” Jane ¿Qué ocurre? Sólo quería radio saber. ¡Eso fue hermoso, Jane! Sí, toca usted muy bien. No, sólo un poco. Todos creemos que toca bien. Por favor continúe. Estoy muy cansada. Si me disculpan, creo que me iré a dormir. Es un trabajo muy duro, enseñarle a los niños todo el día, St. John. Creo que todos debemos ir a dormir. Bueno, creo que estoy en la minoría. Jane, gracias por tocar. Buenas noches. ¡Oh, también despídete de ella, St. John! Buenas noches. ¡Oh, Jane, le gustas! Buenas noches. Regresar significa la muerte Ir hacia adelante es temerle a la muerte. Iré hacia adelante .. así que temeroso, el cristiano siguió su camino. Muy bien niños. Cierren el libro. Pueden ir a casa. Puedo ver que le agrada su trabajo. Sí, así es. Seguramente le parece aburrido radio No puede usar la mayor parte de su mente radio ¿Qué hará con todos sus conocimientos? Los que me sirvan los conservaré. ¿Se le ha ocurrido que en este momento en algún rincón del mundo en donde la voz de Dios no se escucha en absoluto? La escuela es suficiente para mí. ¿Es eso cierto Jane? ¿Alguna vez ha buscado en su corazón y preguntado si puede hacer más? Yo lo hice. Y supe que toda mi vida hasta entonces había sido un desperdicio. Supe que había sido elegido Que Dios tenía una misión para mí que me llevaría a un lugar lejano llevando su luz a las regiones obscuras Fue como si alguien hubiese encendido una lámpara radio que nunca había sabido que estaba ahí. ¿Y qué hay del amor, St. John? ¿De los hombres? De una mujer, estaba pensando en Ud. Tiene su lugar, pero todos debemos inclinarnos hacia un amor superior ¿Podemos tener ese amor sin el otro? Le da demasiada importancia al amor humano. Pero hay más caminos hacia la felicidad que a través de la carne Y siempre me sorprende que tan pocos descubran esto radio a lo largo de sus vidas. Y es claro que no todos estamos hechos de lo mismo. Hay algunos a quienes les ha sido dada fuerza más allá de sus necesidades Y les impulso a que descubran por qué les fue dada y que proviene directo de Dios. Para que tomen su lugar en las filas de los elegidos Les digo “¡Vengan conmigo! ¡Los reclamo para el servicio de mi soberano!” Para esta gran obra, únanseme y no teman ¡Dios los protegerá, pues es su trabajo el que están haciendo! Jane, me voy a India en seis semanas. Ven conmigo. Dios te ha elegido. Podrías poner escuelas, ayudar en hospitales. Sería un trabajo glorioso. No soy adecuada para eso. No tengo vocación. Pero sí la tienes, aunque aún no lo sepas. Te he visto trabajar todos los días y desarrollarla. ¿No lo ves? Dios te envió aquí por una razón. ¡Para que te me unas en esta gran obra! Sé que debe parecerte extraño al principio, ¡pero verás la fuerza que obtienes de nuestro matrimonio! Matrimonio. Cásate conmigo. Juntos seremos más fuertes que por separado Y se lo daremos todo a Dios. Esto llenará el vacío que tienes, lo sé El trabajo es la mejor cura. ¡Fija tu corazón en tu creador! Pero no nos amamos. Podemos aprender. Jane, trabajaremos, todo en el servicio del Señor, nosotros dos. En una tierra extraña, amando a Dios y quién sabe, llegando a amarnos el uno al otro. ¿No es esa la mejor manera? Di que sí Jane, di que sí. Te necesito como nunca había necesitado a alguien. Ayúdame. Ayúdame, Jane. Dame también tu fuerza, porque la necesito. ¡No! No puedo casarme contigo. Nunca podría. Dices que me necesitas, pero lo único que yo podría darte no significa nada para ti. Me pides que me case contigo sin hablar de una palabra de amor entre nosotros. Es mejor encerrarme en una tumba, ¡dejarme morir! ¡Porque yo he sido amada, St. John, amada! Debo ir con él. Tal vez sea demasiado tarde, pero debo ir. ¡Estás rechazando a Dios! ¡No! ¡Lo estoy encontrando! En su gente, en el amor que tienen unos por otros. No puedes amar solamente a Dios. ¡Srta. Eyre! ¡John! ¿Qué pasó? Ella lo quemó. Le prendió fuego. Fue terrible Srta. Eyre. Se le escapó a Grace Poole radio Se subió al techo, gritando. El Sr. Rochester trató de alcanzarla, pero saltó. Se mató en esas piedras. ¿Y el señor Rochester? El piso se derrumbó y el cayó. No está muerto pero radio ¿Dónde está? En Fern Dean con la Sra. Fairfax. ¡Srta. Eyre! Un madero ardiendo cayó sobre su cara. Está ciego. ¿Quién está ahí? Sra. Fairfax, ¿es usted? Tranquilo muchacho. No hay nadie ahí. ¿Quién creías que era? Dije que ¿sí hay alguien ahí? ¿Quién es? Soy yo. ¿Jane? Sí. Te burlas de mí. ¿En verdad eres tú Jane? ¿Vienes a visitarme? ¿No creíste encontrarme así, verdad? ¿Qué? ¿Estás llorando? No hay necesidad de llorar. ¿Cuánto te puedes quedar? ¿Una hora? ¿Dos? Quédate un rato ¿O tienes un esposo impaciente esperándote? No. ¿Aun no tienes esposo? Eso es radio No está bien Jane. No eres bonita, ¿sabes?. No puedes ser exigente. No, señor. Pero estoy sorprendido de que no te hayan pedido. No dije que no me lo hayan pedido señor. Ya veo. Eso es buen Jane, deberías casarte. Sí, señor, eso creo. Y usted también. No puede ponerse exigente, al igual que yo. Bueno, y ¿cuándo es tu boda? Traeré a Adéle de la escuela. ¿Boda, señor? ¿No dijiste que te ibas a casar? No señor. Bueno no dudo que algún tonto te encuentre pronto. Eso espero, señor. El mismo tonto que me encontró una vez antes. He vuelto a casa, Edward. Deja que me quede.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *