Radio Dial Eo Navia 98.3 FM

Radio Dial Eo Navia 98.3 FM, Radio escuchar Radio Dial Eo Navia 98.3 FM en directo Online

Elliott Smith. Largo era un gran club en Fairfax. Largo, en esa época, era muy conocido por tener cantautores muy buenos. Era un lugar muy pequeño, donde Jon tocaba con personas. Había un escenario y un piano, del otro lado había un bar, y era muy lindo. Quizá demasiado para él. No quería tocar allí porque decía: “Es demasiado lindo el lugar”. Y yo decía: “¿Porque tiene manteles?”. Elliott se acostumbró a ir allí los viernes en la noche y pasar el rato allí y a veces subía y hacía algo con Jon en el escenario. La atmósfera que Jon creaba en Largo era algo que lo hacía crecer en cuanto a radio El chico salió de él. La primera vez que Elliott tocó en Largo fue una locura. La gente solía hablar mientras él tocaba, en los bares, o donde tocara en el país, Io hizo salir, se sentó y tocó. Tocó una canción que era hermosa, y todos decían: “Dios, este tipo es genial”. Todos aplaudieron y después, se quedó sentado un minuto y dijo: “Deberían hablar. Me están poniendo muy nervioso”. Era más que un lugar donde hacía shows, porque se sentía cómodo con Flanagan y Jon Brion. No estaba cómodo con mucha gente. Las cosas no fueron fáciles en Nueva York. No siempre fue fácil ser amiga de él cuando no estaba bien, pero se puso más difícil cuando se mudó aquí. Estaba tan prolífico durante esa época que cada vez que lo veíamos él decía: “¿Quieres oír canciones nuevas?”. Y decíamos: “Sí, claro”. Y tocaba de tres a cinco canciones nuevas. No lo habíamos visto en semanas, este período es un período de oro para su composición. Esa pared tiene una larga historia de: “¿Qué estaban pensando?”. Y luego: “Es el mural más feo que he visto en mi vida”. Y con los años: “Ese mural es el más fantástico “que he visto en mi vida”. Y pienso que esperaba para ponerlo en algo. Y le dije: “¿Hay algo que hayas “esperado hacer, con lo que quieras experimentar? “Porque podemos experimentar y desecharlo si no nos gusta”. Y él dijo: “Sí, todos piensan “que quiero estar en una sala oscura, con muebles oscuros “y luz oscura deprimente”. Traje unos Polaroids que había sacado de unos murales en Sunset y vidrieras raras y dije: “¿Y si eres como todo el mundo te ve “y no te das cuenta de que el mundo explota en colores detrás de ti?”. No tenía los medios en esa época El hombre tranquilo para traer a extraños y radio Oyen unas de sus canciones y se relacionan con ella, tienen una reacción emocional y un apego a ella, luego se le acercan y proyectan en él. Era radio Era un tipo callado y humilde. Era radio Sentía la necesidad de cuidarlos. No podía compadecerse con todos ellos porque habría sido muy apabullante pero siempre decía: “Gracias, les agradezco mucho”. Y lo decía en serio. Valoraba a cada persona que se tomaba el tiempo de escuchar sus discos. Era muy fácil hablar íntimamente con Elliott, y con eso luchaba. Toda su vida pudo ser muy íntimo muy rápido con la gente que luego de una noche así, había gente que no lo dejaba ir. Creo que mucha gente que es compositora de verdad, y no entretenedores, luchan contra eso. Le preguntaron a John Lennon: “¿Por qué tus canciones son de amor?” Y dijo: “El amor es Io más grande del mundo. “¿Sobre qué otra cosa cantarías?”. A su modo, todas sus canciones son de radio Sus canciones son así también. Todos tenemos que turnarnos. No puedes ser su mejor amigo, todo el tiempo para siempre. Casi todos quieren el trabajo de ser cantante/compositor porque creen que les dará derecho a cierto tipo de atención. Y pueden ver compositores genios como Leonard Cohen, Bob Dylan, y decir: “Maldición. Solo tengo que aprenderme estos dos acordes. “Y si coloco bien las palabras, y me paro bien frente a la gente, “me darán todos los premios”. Su trabajo era genial en todos los niveles. ¡Sí! Paul Thomas Anderson, luego de Magnolia y demás, decidimos filmar algo pero de una manera más simple con una cámara fija. Elliott apareció ese día y pasaba algo más, y fue un poco más radio Fue el comienzo del final. Había drogas involucradas en eso. Pasaban las canciones, y no eran geniales, así que radio Pero, de todos modos, eso fue radio Las cámaras cambian las cosas, y para los músicos, te avisa que tienes un microscopio observándote. Recuerdo que me dejó un mensaje en mi contestadora. Unos días después del de septiembre, y no había escuchado de él por más de un año, decía: “Espero que estés bien. “Y lamento que no supieras de mí. “No estoy bien, pero espero que tú sí, y que todos estén a salvo”. Fue un momento horrible, en el mundo y donde yo vivía. Pero fue el alivio más grande escuchar eso. Sé que eso fue cuando estaba muy drogado. No era como una fantasía de rock estúpida, asociada con las drogas. Creo que hubo momentos de eso, también era lo suficientemente inteligente para saber cuando quería parar. Comencé a distanciarme de él porque se ponía bravo. Y no quería ser una facilitadora. Fue duro para él, no era él mismo. No como siempre radio No sé, estaba loco. Era malo, y renuncié. Por eso no está terminado, porque nunca volvimos a hablar. Se olvidaba la letra y volvía a comenzar las canciones y pedía perdón. Cortó su set, y la gente no entendía que pasaba. Fue muy devastador ver su talento irse y la música con él. Las señales de todo adicto, ¿no? Todo a tu alrededor comienza a desaparecer. Fue luego de eso radio Luego de eso que decidió intentar ponerse mejor. Nos reconectamos, y fue interesante porque yo decía: “¡Vaya! Está trabajando en cosas nuevas “y parece que llegará a buen puerto. “Quizá podamos trabajar juntos de nuevo y seguir como amigos”. Me llamaba de vez en cuando. Y limamos asperezas, e intentaba recomponerse. Estaba conduciendo por Broadway y lo vi sentado afuera de Starbucks, y sentí que había pasado suficiente tiempo. Verlo sentado solo, estacioné y me acerqué y le dije que estaba orgulloso de él. Nunca restablecimos una amistad cercana, pero nos vimos unas veces luego de eso, y las cosas estaban bien, agradezco mucho eso. Hizo un show en Crystal Ballroom, y todos fuimos detrás de escena, y le dije: “Elliott quiero hablarte”. Él dijo: “¿Sobre qué?”. Y yo le dije: “Me preocupas mucho”. No se veía bien. Y parecía muy radio Cuando ves un amigo,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *