Radio Spectrum 90.8 Fm

Radio Spectrum 90.8 Fm, Başlık direct, écouter Radio Spectrum 90.8 Fm en direct

y luego helada. Quita el cansancio de la cara. Ah, sí. A veces me levanto con una cara de miedo. Si he trasnochado mucho, noto la cara hinchada. La vida es algo degradante. Adelante. Ah, escuche. ¿Podría hacerme un favor? ¿Quién estaba anoche en la centralita? Gracias. Disculpe. Las cerámicas no están en el catálogo. Pareces la Radio ¡Tonto! Ah, perdón. Nene. ¿Qué pasa, Lorenzo? Este señor quiere hablarte. ¿Son suyas las cerámicas? No, no. Son mías. Las expusimos, por exponerlas. ¿Pero están a la venta? Si le interesa alguna Radio Claro. Son preciosas. Momina, ¿cómo tú por aquí? Clelia, una amiga mía de Roma. Encantado. Hola. Ha venido a abrir una casa de modas no a comprar cuadros. Por favor, pase. Hola. Ah, aquí está. No es que la hayas sacado guapa, pero siendo un pintor moderno ya has hecho mucho. ¿La reconoce? Claro, es Rosetta. ¿Qué pasa? ¿Hace mucho que no la ves? Bastantes días. ¿Sabes que intentó matarse y casi lo consigue? ¡No! ¿Y por qué? ¿Seguro que no lo sabes? ¿Yo? Por suerte, la señorita puede dar testimonio. Antes de hacer lo que hizo, intentó Ilamarte desesperadamente. ¿No es cierto? ¿A mí? Habla. ¿Qué ha pasado entre vosotros? ¿Qué ha pasado? Que le hice ese retrato y aún no me han pagado. Igual Rosetta creía que era un regalo. ¿Un regalo? ¿Y a cuento de qué? ¿Quién la conoce? La conozco menos que a otras. No es fácil conocerla. Ni pintarla. Además, cuando venía siempre estaba Nene. ¿No, Nene? Dime, cariño. Dice que Rosetta intentó suicidarse. ¿Rosetta? Y parece que fue por mí. Es capaz de creérselo. ¿Qué narices estás pensando? Admite que las circunstancias son muy extrañas. Yo, si fuera a matarme, querría hablar con cualquiera menos contigo. Cuestión de gustos. Cierto. No pretendía criticar el gusto de Rosetta, pero querría saber el motivo. Debe de haber un motivo. Pero no soy yo, ¿vale? Seducida y abandonada. ¿Por quién, por mí? No me extrañaría nada. Tú necesitas que una mujer te ame hasta para lavarte los dientes. No me hagas reír. ¿Y quién dice que quisiera hablar conmigo? La buscaría a ella. No. ¿Por qué? Porque Rosetta no siente una simpatía particular por ella. Eso lo dices tú. Es cierto. Yo digo lo que sé. ¿Nos ofreces un té, más bien? Buena idea. Vamos allí. ¿Vienes, Lorenzo? No, id vosotras. Voy a salir. Ve, Momina, Nene tendrá cosas que preguntarte. Ya está segura de que Rosetta y yo Radio ¿Y quieres que te lo diga? Rosetta no se mató. La maté yo. Buenos días. ¿Cómo está? Buenos días. Le invadimos el sitio. Pasen, por favor. ¿Hay gente fuera? Ahora no. Salgo un rato. ¿Es de Turín, señorita? Sí. Ha Ilegado esta mañana, acabo de conocerla. Está en el hotel donde estaba Rosetta. Qué tonta. Lorenzo era sincero, ¿no lo has visto? ¿Cómo puedes no saber esas cosas? Lorenzo ha cambiado tanto últimamente que no me extrañaría que tuviera otra. ¡Venga! Tiene celos de tu éxito. Eso es todo. Eso también me da miedo. Acabará odiándome, ¿entiendes? ¿Oiga? Tráiganme tres tes, por favor. Estoy muerta de cansancio. Hablemos de otra cosa. Además esta pobrecita sólo oye hablar de gente que ni conoce. No, qué va. Además me parece conocerlas de siempre. Es difícil de explicar. Me fui de Turín de pequeña. Trabajo mucho, no tengo muchos amigos. Me parece lógico que nos hagamos confidencias. Es muy simpática. Espero que seamos amigas. ¿Por qué no nos sentamos? Sí. Señorita, traen los cristales. Que esperen. No, no, ya voy. Disculpe. Tranquila. ¿Están todos? Sí. Yo me voy a comer. ¿Adónde? A aquel restaurante. Señora. Señora, el recibo. ¿Hay que firmar? Sí. Allí está el arquitecto. Está bien. Gracias. ¿Qué pasa? No sé para qué sirve. Para comérselo imposible. ¿Por qué? ¿Es comestible? Por supuesto. Ah, vale. Medio litro de vino y algo de comer. Bien. ¿Por qué ha huido? No he huido. No la entendí. Y no creía que vendría a un sitio así. Hay tantas cosas buenas. Hasta hay bolas de arroz. ¿Me da unas bolas de arroz? Carlo, quería darle las gracias por su ayuda. Casi estamos acabando y en el fondo me da pena. Y a mí. Es la primera vez que me pasa. ¿Tomarle cariño a una obra? ¿Quiere vino? Sí, gracias. Para mí, viene lo peor. ¿Qué le pasa? Nada, me quedo sola. No conozco a los clientes de Turín y me será difícil Radio ¿Y si coge a alguien que la ayude? Una chica del ambiente. Hay muchas. Sí, la cogeré. Es una chica que necesita ayuda. Me han pedido que la contrate. ¿Es pobre? No, de buena familia. Pero ha tenido muchos problemas. Intentó suicidarse, imagine. Entonces tiene demasiado dinero. Yo no lo haría. No es la persona adecuada. Si no necesitas trabajar Radio En fin, si trabajas para pasar el rato, no creo que puedas tomártelo en serio. No me explico bien, ¿no? No, lo entiendo muy bien. Ahí está. ¡Sorpresa! Una señorita quiere saludarla. ¿A mí? Preséntamela. Es la amiga de Momina, ¿no? Encantada. Me manda ella. Dice que Radio Dios, ¿qué ha dicho? Ya no me acuerdo. No le haga caso, es un poco atolondrada pero es maja. Servicial, ¿verdad? Le cuento yo. La Sra. Momina se disculpa por no haber aparecido y creo que la invita hoy a tomar el té. Irá Rosetta también. La conoce, ¿no? La vio en circunstancias especiales pero si viene hoy, la conocerá. ¿Estaba desmayada cuando la conoció? Lo siento, pero no puedo dejar el taller. ¿Qué te dije? ¿Mañana tampoco? ¿Pasado mañana? Ese día pensábamos salir fuera. ¿Verdad? Pero tiene razón. El descanso dominical ya no se Ileva. No me diga que no, o Momina me reñirá. Haré lo posible, aunque no puedo asegurárselo. Yo Ilamaré a la Sra. De Stefani. Si quiere venir el señor también Radio Vamos, vamos. Adiós. Adiós. Yo convenzo a mi jefa. ¿Quién es ése? ¿No me lo presentas? Es el ayudante, un don nadie. Puede ser, pero está de miedo. Por fin podremos comer estas bolas. Tengo un hambre canina. Marcha atrás. Rosetta. Lorenzo, intenta Ilamarla tú. No empieces. Eres un cobarde. Seré un cobarde pero los hombres han de ser solidarios. ¿Y éI qué es, una mujer? ¿Y tu novio qué opina de esto? Toni estará siempre conmigo. Por un día solo Radio Y luego vuelvo a éI más enamorada que antes. ¿Qué quieres? Soy así. Vete al fotógrafo. ¿Qué? A que te revele el cerebro. Voy a Ilamarla yo. Si no te arreglas la mente Radio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *