Radio Marca Sevilla 106.9 Fm

Radio Marca Sevilla 106.9 Fm, Radio escucharRadio Marca Sevilla 106.9 Fm en directo Online
a quien quieras y luego qué? ¿Adiós? ¿No lo entiendes? No puedo controlarme. No importa con quién me acosté. Estoy enferma. Cretino. Tienes la boca Radio ¡Escúchame! Apártate, viejo. Oye Radio No tengo nada en tu contra. Oye colega, ¿estás bien? No me responde. Zoe. ¿Sabes una cosa, Zoe? Desde que era pequeño, la gente se alejaba de mí. Se alejaba de mi vida. Tú no vas a alejarte de mí. No me vas a dejar. No te acerques. ¿Ahora me tienes miedo? ¿Qué? ¿Mis caricias ya no son lo bastante buenas para ti? ¡Dime! Te estoy preguntando, carajo. Mira Radio Vamos a hablarlo, ¿bien? Tranquilízate. No, no, no. No vamos a hablar de nada más, maldita zorra. No vamos a hablar de nada, ¿me oyes? ¿Por qué, maldita perra? Eso no ha estado bien. Eso no estuvo bien. Duele con carajo. ¿Ves? Joder. Es doloroso, maldita perra. Ven aquí, maldita perra. ¿Adónde vas? ¿Qué Radio ? Déjame ir. No, Quinton. ¿Crees que voy a hacerte daño? No voy a hacerte daño. ¿Sabes? Todo lo que quería hacer Radio Era tener un buen sexo contigo. Eso es todo. Pero tú Radio Hiciste que te deseara. Hiciste que te necesitara. ¿Qué estás mirando? No me mires así. Te dije que dejaras a tu puto marido, pero no me hiciste caso. Porque eres una puta egoísta. Por eso. Ya lo sabes. Nunca te haría daño como tú a mí. Nunca te haría algo así. ¡Nunca te haría algo así! Mírate. Eres preciosa. Eres preciosa. Voy a asegurarme Radio Voy a asegurarme de que lo último que hagas, sea pensar en mí. Mírame Radio Mírame. Mírame. ¿Bien? ¿Zoe? Te lo devuelvo. Te lo dejaste en la mesa de la cocina. Ya sé todo lo que necesitaba saber. ¿Jason? Jason, espera. Este hijo de puta está loco. ¿Qué carajo ha pasado? Dios. Quinton. ¿Qué has hecho? Cariño Radio Cariño Radio Jason, por favor. Por favor, escúchame. No necesito oír nada más. Ya me he hecho una idea. No. Lo siento muchísimo. ¿Lo sientes? Mira, sé que he mentido. Pero ahora no te estoy mintiendo. He estado yendo a un especialista, que me ha ayudado con mi enfermedad. ¿Ese es el término técnico para ponerle los cuernos a tu marido? Dios, Jason Radio Sé que la he cagado. Lo sé, pero te quiero y tú me quieres, y creo que podemos arreglarlo. Sí, vamos todos a terapia. Será genial. Oye, no puedes echar a perder todo lo que Radio ¡Tú lo has echado a perder! ¡Me has puesto los cuernos! Has puesto en peligro a nuestros hijos. Yo nunca te he engañado. Eras mi vida. Sigo siendo tu vida. Eres una puta infiel y mentirosa. ¿Bien? Hemos terminado. Ya está. Se acabó. Y no te quedarás con los niños. No lo dices en serio. Para mí, estás muerta. ¿Me oyes? Estás muerta. Sin ti, estoy muerta. ¡Zoe! No me lo puedo creer. Ni yo. No puedes escapar. Seis meses más tarde Lo siento. No me siento capaz. ¿Qué pasa, Jason? Todos esos hombres con los que estuviste. Cuando te miro, es lo único que veo. Bienvenida a casa, mamá Te hemos echado de menos. ¡Sorpresa! Hola. ¿Puedo abrazarte? No quiero romperte. Romperme el corazón, más bien. Ven. Adelante. Te quiero, mamá. Yo te quiero más. Los he echado de menos. Yo también. Me alegro de que estés en casa. Hola, Brina. Está viendo la televisión. De acuerdo. ¿Esto qué es? Ni siquiera te gusta la televisión. Me anestesia. ¿Qué carajo estás haciendo, Zoe? Llevas meses sentada en casa. Hoy acaba oficialmente la fiesta de autocompasión. Mira, necesito más tiempo. Se te ha acabado el tiempo. Tienes que levantarte y ponerte a trabajar. No es justo ni para ti ni para tus preciosos hijos. Así que vamos. Venga. No estoy lista para ir a ningún lado. Mira, Zoe Radio No estoy lista. La doctora Spencer ha vuelto a llamar esta mañana. Dice que no respondes el teléfono. Me ha pedido que te de esto. ¿Sabes, Zoe? Puedes tratar de ahuyentarme, pero no me voy a ningún lado. Escúchame, carajo. Brina, te agradezco lo que intentas hacer. De verdad. No acabarás de encender la televisión mientras hablaba contigo, ¿verdad? De acuerdo. Si las cosas van a ser así Radio Veremos la televisión. Pero no pienso moverme. Abuela. Abuela. Yo también quiero un abrazo. ¿Hola? Adiós, cariño. Hasta luego. Tú Radio Bien, adelante. Adiós, papá. ¿Qué va primero? Lavarse las manos y las tareas. De acuerdo. ¿Qué tal estás? Bien. Pero tú no. Los niños creen que vamos al hotel para que su madre descanse. No sé cómo decirles que nos hemos separado. Te quiere. La fastidió. Pero te necesita más que nunca. Y si yo puedo perdonarla, tú también. ¿Y sus votos nupciales? ¿En la salud y en la enfermedad? No eran sólo palabras, ¿verdad? Ya, ¿y qué hay de la sinceridad y la lealtad? Es una enfermedad. Pues me cuesta comprenderlo. Ustedes dos construisteis este hogar y esta familia juntos. ¿Solo porque no sea el ideal de perfección estás dispuesto a echarlo a perder? Toma. SAA SEXOADICTOS ANÓNIMOS Gracias. Bienvenidos. Hola. Parece que tenemos un nuevo miembro. ¿Te apetece levantarte y presentarte? Hola, me llamo Zoe. Hola. Y soy adicta al sexo. Cuando tenía diez años, me violaron tres chicos. He enterrado ese recuerdo en lo más profundo, hasta que Radio Alguien a quien conozco me recordó exactamente por qué debía recordar. Me ha destrozado la vida. Ha Radio Radio destrozado a mi familia. Yo Radio Radio mentía y engañaba, y hacía todo lo posible por conseguir mi dosis. Quiero a mi marido. Sé que le resulta difícil de creer, pero lo quiero. Extraño a mi amigo. Extraño a mi mejor amigo y sé que, con la ayuda de la persona a la que más daño he hecho, puedo mejorar. Nuestro amor es eterno. Siempre lo ha sido. Siempre lo será.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *