Rac1 87.7

Rac1, Rac1 87.7 radio escuchar en directo Online

Añadir a su sitio.

Ningún agujero de bala, heridas de cuchillo o marcas de atadura. Tiene un hematoma perimortem Radio detrás del cuello, aquí, pero no es lo suficientemente grave para ser fatal. La lividez indica que murió entre las : y las : de anoche. Pero hasta que pueda hacer la autopsia, la causa de la muerte es desconocida. Bien, lo que sí sabemos es que alguien trató de librarse del cuerpo. Junto con su bolso y su teléfono. La verdad es que es brillante, cuando lo piensas Radio esconder un cuerpo en un ataúd que ya está ocupado. Y como la tradición judía indica que debe enterrarse el cuerpo enseguida, hay menos tiempo para que te atrapen. Y si no fuera por la torpeza de los portadores del féretro, la buena doctora habría desaparecido para siempre. De acuerdo. Habla con el director de la funeraria. Mira si alguien ha tenido acceso a este ataúd en las últimas horas. Se lo estoy diciendo, no la conozco. No la había visto nunca antes, y no tengo ni idea de cómo ha llegado su cuerpo al ataúd. Esta mañana, cuando he llegado, he encontrado una de las ventanas traseras rota. Así que, ¿está diciendo que alguien entró y escondió un cuerpo en uno de sus ataúdes? Llamé a la policía, pero como no faltaba nada, no os habéis molestado en venir. A lo mejor, si lo hubierais hecho, la Sra. Manks no me la tendría jurada. Según el Hospital del Condado, la doctora Monroe acabó su turno anoche a las :, que es apróximadamente una hora o dos antes de que la asesinaran, o sea que, con un poco de suerte, sus compañeros podrán decirnos a dónde iba. Radios, deja de jugar con su teléfono. No estaba jugando. No jugaba. Las últimas búsquedas de internet de su teléfono fueron después de las : PM de ayer. Estaba buscando un hotel en Katonah, Nueva York. Me pareció que podía ser relevante. También tiene el nuevo programa de Scalextric, así que, tal vez tiene amigos o familia en Katonah. O tal vez estaba planeando una escapada con su amante. Su novio lo descubrió y la mató en un ataque de celos. Sí, no hay más marcas visibles en su cuerpo que un pequeño cardenal detrás de su cuello Radio eso me parece un ataque de celos. Radios Para ti. ¡Sí! Gracias. ¿Ahora recibes el correo aquí? Sólo cuando no quiero que mi hija lo vea. ¿Eres fan de Taylor Swift? Son para Alexis. Me han costado un ojo de la cara, pero a Alexis le va a encantar. Según parece, ella y Ash tienen una canción. ¿Sí? Bueno, nosotros también tenemos una canción. ¿Sí? “Hablas Demasiado”, de Clarence Carter. Hola. He comprobado la historia del director de la funeraria. Alguien forzó la entrada. ¿Conseguiste alguna huella en el féretro o en la ventana? Lo siento. Sin resultados. Pero ahora tenemos algo nuevo. Los registros financieros de la Dra. Monroe, y he encontrado algo extraño. Casi todas las mañanas tomaba café Radio ¿Un médico tomando café? Vaya. Sí que es extraño. Lo es si la cafetería está a manzanas de su apartamento. Puede que esté de camino a su trabajo. No. En dirección opuesta. ¿Un novio en el vecindario? Voy a averigüarlo. Musica Ahora está enfadado conmigo. Beckett. Las encontré en la ropa y pelo de la víctima. Nylon gris. ¿Fibras de una alfombra? Las envié al laboratorio para ver si podían determinar el fabricante. ¿Qué hay de la causa de la muerte? Bueno, ahí es dónde la cosa se pone interesante. El hematoma de la cabeza fue hecho con un objeto romo. Puede haberla noqueado, pero como sospechaba, no es lo que la mató. Encontré una marca de aguja en el lateral de su cuello. Le inyectaron algo con una jeringuilla. ¿Fue envenenada? No exactamente. El asesino insertó la aguja de una jeringa vacía en la arteria carótida de Dra. Monroe, y luego apretó el émbolo, haciendo llegar aire directamente al cerebro, lo que causó una mortal Radio Embolia de aire. Medalla para Radios Y a juzgar por la habilidad con que se le inyectó, yo diría que lo hizo un profesional médico. Como uno de sus compañeros del Hospital del Condado. Parece que alguien le dio cc de muerte. Radios x Anatomy of a Murder www.SUBTITULOS.es DIFUNDE LA PALABRA Sabes, viendo el estado del sistema de salud y lo estresante que puede ser para los familiares y pacientes, me sorprende que no haya más profesionales de la medicina asesinados cada día. Sí, por no mencionar la traición, la lujuria y el saltar de cama en cama. He visto suficientes culebrones de médicos para saber que los médicos son famosos por acostarse entre ellos. Te apuesto a que, mientras hablamos, en este hospital dos médicos están haciéndolo en un cuarto de descanso, y por “haciéndolo” me refiero a Radio Sé lo que significa Radios y sólo es una fantasía. Cuatro de cada cinco médicos prefieren acostarse con alguien de fuera de su profesión. ¿Cuatro de cada cinco? ¿A cuántos les gustan los detectives? A uno que yo sepa. ¿Dices que el chico de la moto es médico? “Hombre”, Radios El hombre de la moto. Bien, ¿pero es médico? Sí, lo es. ¿Doctor en qué especialidad? ¿Urólogo? ¿Proctólogo? No me digas que es ginecólogo. Es cirujano cardíaco. Un cirujano cardíaco. Vaya, eso es Radio impresionante. Sí, lo es. De hecho, ha hecho un bypass de emergencia a alguien esta mañana, salvándole la vida. ¿Qué has hecho tú esta mañana, Radios? Hice gofres. Un paciente podría estar terminal, y sonreír de repente cada vez que la Dra. Monroe entraba en la habitación. Es una gran pérdida para nosotros. ¿Tenía familia? Creo que un hermano en San Diego. ¿Novio? No, que mencionara. Siempre decía que el hospital era su familia. ¿Tenía algún problema con alguno de sus compañeros? Bueno, ayer, justo antes de terminar su turno, la Dra. Monroe tuvo una reunión en privado con una de nuestras enfermeras. ¿Eso es raro? No, pero la enfermera salió de la reunión y parecía alterada. Le pregunté a la Dra. Monroe sobre la reunión, y dijo que era una situación personal que estaba investigando y tratando de resolver. Necesito hablar con esa enfermera. ¿Enfermera McClintock? Por supuesto. Una situación personal con una enfermera Radio ¿Estás pensando lo mismo que yo? Probablemente no. Un triángulo amoroso de hospital. Piénsalo Radio Nuestra difunta Dra. Monroe está cachonda y en celo con su varonil hombre soñado, hasta que lo pilla en la sala de guardia con sus pantalones por los tobillos, tirándose a la traviesa enfermera McClintock. Entonces empieza la inevitable pelea de gatas entre la enfermera y la Dra. Monroe Radio Una pelea de gatas a muerte. Ese es un buen título. “Lucha de gatas a muerte” ¿Cuánta televisión ves? La suficiente para saber que la enfermera McClintock probablemente esté superbuena. Detective. Quería verme. ¿Y usted es? El enfermero McClintock. ¿Quieres revisar tu teoría? No es lo que estaba esperando, pero no, sigo con ella. Hola Greg. Hola, Dra. Akerman. ¿Qué puedo hacer por ustedes? Bueno, estamos aquí por el asesinato de la Dra. Monroe. Sí, es horrible. Según nos han dicho, tuvo una reunión con ella anoche, justo antes de acabar su turno. Sí. La ví. Me encanta cómo su pelo enmarca su cara. ¿Siempre lo lleva así? Para trabajar, sí, pero, ¿sobre la doctora Monroe? Hola, Greg. Hola, Dra. Phelps. Parece usted muy popular por aquí. Pero, por lo que hemos oído, no lo era tanto con la doctora Monroe. ¿Por qué quedaron anoche? Por nada, en realidad.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *